Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Más allá de la retórica, ¿dónde está el apoyo europeo a Palestina?

Vista general de la sala durante La votación en la Asamblea General de las Naciones Unidas de un proyecto de resolución por el que se reconoce que Rusia debe ser responsable de la reparación en Ucrania de los daños sufridos en Nueva York, Estados Unidos [Lokman Vural Elibol/Anadolu Agency].

En consonancia con la declaración política de su nuevo gobierno, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha rechazado la votación en la Asamblea General de la ONU de una resolución sobre "las prácticas israelíes y las actividades de asentamiento que afectan a los derechos del pueblo palestino y otros árabes de los territorios ocupados". Según Netanyahu, "la nación judía no es un ocupante en su propia tierra y su propia capital eterna, Jerusalén".

Los hechos contradicen la afirmación de Netanyahu, pero muchos países han preferido hacer la vista gorda a sus mitos sionistas. Así, aunque la resolución puede considerarse una victoria simbólica más, Israel sigue ganando enteros en cuanto a su capacidad de actuar con impunidad.

No sólo votaron a favor de la resolución menos países que en la votación preliminar de noviembre, sino que además varios países europeos se abstuvieron o votaron en contra, enviando un claro mensaje de su hipocresía a los palestinos. La votación fue mucho más honesta que la retórica, dado que no todos los países europeos reconocen a Palestina. Para un continente que profesa su apoyo a los derechos palestinos, la votación demostró lo contrario y reflejó la actitud predominante que obliga al pueblo palestino a permanecer atado a un proyecto humanitario, alimentado por los crímenes de guerra y las violaciones de derechos humanos de Israel.

No se puede contar con el apoyo de Europa a Palestina. A pesar de toda la retórica sobre la democracia, los países europeos exhiben su parcialidad hacia la expansión colonial de los colonos israelíes, como se puso de manifiesto en la Asamblea General de la ONU. Dado que la Corte Internacional de Justicia podría declarar a Israel Estado de apartheid mediante una sentencia vinculante, está claro que varios países europeos han preferido no pronunciarse, asegurándose así de que la sentencia no tenga ninguna repercusión significativa sobre Israel.

LEER: El precio de traicionar a Palestina: los marroquíes desafían la normalización con Israel 

No obstante, el representante palestino ante la ONU, Riyad Mansour, celebró la votación. "Confiamos en que, independientemente de su voto de hoy, si creen en el derecho internacional y en la paz, mantendrán el dictamen de la Corte Internacional de Justicia cuando se emita y se enfrentarán a este gobierno israelí ahora mismo porque la libertad, la justicia y la paz prevalecerán", afirmó.

Es posible que Israel esté preocupado por un próximo dictamen de la CIJ. Sin embargo, si la Autoridad Palestina no hubiera estado tan envuelta en la corrupción y la colaboración con el colonialismo de los colonos, se habría dado cuenta de que hay mucho que reflexionar sobre la discrepancia entre el apoyo retórico que los países europeos expresan hacia Palestina y su viraje tangible hacia la violencia colonial de Israel. ¿Qué país europeo va a plantar cara al gobierno israelí, si la principal preocupación de Europa es su posición diplomática con Israel?

Mansour no puede limitarse a desestimar la votación de la ONU, como hizo al afirmar "independientemente de su voto de hoy". A menos que los países europeos modifiquen su diplomacia, el voto de la Asamblea General de la ONU refleja su posición política. Los palestinos no necesitan más tópicos que generalicen y menoscaben las violaciones de sus derechos legítimos, y menos aún por parte de ningún representante palestino. Si la AP fuera menos cómplice del colonialismo de los colonos, al menos podría haber presionado con convicción respecto a los derechos políticos del pueblo palestino. La AP sabe que se enfrenta a una ocupación colonial permanente, al igual que el resto del mundo. Todo lo que no sea exponer los hechos es traición al pueblo palestino.

LEER: Israel nunca fue una democracia, ¿por qué lamenta Occidente el fin de un Estado "liberal"? 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall SlidesUN
Show Comments

MEMO Staff Writer

Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines