Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Chomsky sobre el apartheid israelí, los activistas famosos, el BDS y la solución de un solo estado

El lingüista y activista político estadounidense Noam Chomsky en Curitiba, Brasil, el 20 de septiembre de 2018 [HEULER ANDREY/AFP/Getty Images].

Se trata, según el socialista italiano Antonio Gramsci, del "interregno"; el raro y sísmico momento de la historia en el que se producen grandes transiciones, en el que se derrumban imperios y surgen otros, y en el que se producen nuevos conflictos y luchas. El interregno gramsciano, sin embargo, "no es una transición suave", ya que estos cambios profundos suelen encarnar una "crisis", que "consiste precisamente en que lo viejo está muriendo y lo nuevo no puede nacer". El intelectual antifascista escribió en sus famosos Cuadernos de la Cárcel que "en este interregno aparece una gran variedad de síntomas mórbidos".

Incluso antes de la guerra entre Rusia y Ucrania y la posterior profundización de la crisis entre Rusia y la OTAN, el mundo estaba experimentando claramente una especie de interregno: la guerra de Irak, la guerra de Afganistán, la recesión mundial, el aumento de la desigualdad, la desestabilización de Oriente Medio, la "primavera árabe", la crisis de los refugiados, la nueva "lucha por África", el intento de Estados Unidos de debilitar a China, la propia inestabilidad política de Estados Unidos, la guerra contra la democracia y el declive del imperio estadounidense. Sin embargo, los últimos acontecimientos han dado por fin una mayor claridad a estos cambios tan estremecedores, con el movimiento de Rusia en contra de la expansión de la OTAN, y con China y otras economías en ascenso -las naciones BRICS- negándose a seguir la línea estadounidense.

Para reflexionar sobre todos estos cambios, y más, hablamos con el intelectual "más citado" y respetado del mundo, el profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) Noam Chomsky. El objetivo principal de nuestra entrevista era examinar los retos y las oportunidades a los que se enfrenta la lucha palestina durante este "interregno" en curso. Chomsky compartió con nosotros su opinión sobre la guerra en Ucrania y sus verdaderas causas.

La entrevista, sin embargo, se centró en gran medida en Palestina; las opiniones de Chomsky sobre el lenguaje, las tácticas y las soluciones relacionadas con la lucha palestina; y el discurso palestino. A continuación se exponen algunas de las reflexiones de Chomsky sobre estas cuestiones, extraídas de una conversación más larga que puede verse aquí.

Chomsky sobre el apartheid israelí

Chomsky cree que llamar "apartheid" a las políticas israelíes hacia los palestinos es en realidad un "regalo para Israel"; al menos, si por apartheid uno se refiere al apartheid al estilo sudafricano.

"Hace tiempo que sostengo que los Territorios Ocupados son mucho peores que Sudáfrica", explicó el profesor. "Sudáfrica necesitaba a su población negra, dependía de ella. La población negra era el 85% de la población. Era la mano de obra; el país no podía funcionar sin esa población y, en consecuencia, intentaron hacer su situación más o menos tolerable para la comunidad internacional... Esperaban el reconocimiento internacional, que no obtuvieron".

Así que, si los bantustanes eran, en opinión de Chomsky, "más o menos habitables", lo mismo "no ocurre con los palestinos de los Territorios Ocupados. Israel sólo quiere deshacerse de ellos, no los quiere. Y sus políticas durante los últimos 50 años, sin mucha variación, han sido simplemente hacer la vida invivible de alguna manera, para que [el pueblo palestino] se vaya a otra parte".

LEER: Los palestinos han sido divididos temporal y geográficamente, pero ¿quién es el responsable?

Estas políticas represivas se aplican en todo el territorio palestino. "En Gaza, [los israelíes] simplemente los destruyen", dijo Chomsky. "Ahora hay más de dos millones de personas que viven en condiciones horribles, apenas sobrevivibles. Las organizaciones de derecho internacional dicen que es probable que ni siquiera puedan sobrevivir en un par de años... En los Territorios Ocupados, en Cisjordania, las atrocidades [tienen lugar] todos los días".

A diferencia de Sudáfrica, cree Chomsky, Israel no busca la aprobación de la comunidad internacional. "El descaro de las acciones israelíes es bastante sorprendente. Hacen lo que quieren, sabiendo que Estados Unidos los apoyará. Esto es mucho peor que lo que ocurrió en Sudáfrica; no es un esfuerzo para acomodar de alguna manera a la población palestina como mano de obra reprimida, es simplemente para deshacerse de ellos."

Chomsky sobre la nueva unidad palestina

Los acontecimientos de mayo de 2021 y la unidad popular entre los palestinos son "un cambio muy positivo", en opinión de Chomsky. "Por un lado, lo que ha impedido gravemente la lucha palestina es el conflicto entre Hamás y la OLP. Si no se resuelve, es un gran regalo para Israel".

Los palestinos también han conseguido superar la fragmentación territorial: "La división entre las fronteras legales" que separan a Israel de "la zona ampliada de la gran Palestina" fue siempre un obstáculo para la unidad palestina. Eso se está superando ahora, ya que la lucha palestina "se está convirtiendo en una misma lucha. Los palestinos están todos juntos en ella".

Señaló que la descripción por parte de B'tselem y Human Rights Watch de toda la región como una región de apartheid - "Aunque no estoy totalmente de acuerdo con ella por las razones que he mencionado, porque creo que no es lo suficientemente dura"- es un paso hacia el reconocimiento de que hay algo "crucialmente en común" entre toda esta zona. "Creo que es un paso positivo. Es sabio y prometedor que los palestinos reconozcan que 'estamos todos juntos en esto', y eso incluye a las comunidades de la diáspora. Sí, es una lucha común".

Chomsky sobre la solución de un Estado y dos Estados

Aunque el apoyo a un Estado ha crecido exponencialmente en los últimos años, hasta el punto de que una reciente encuesta de opinión pública realizada por el Centro de Medios de Comunicación y Comunicación de Jerusalén (JMCC), concluyó que la mayoría de los palestinos de Cisjordania apoyan ahora la solución de un Estado, Chomsky advierte contra los debates que no dan prioridad a la conversación más urgente de la búsqueda colonial de Tel Aviv de un "gran Israel".

"No debemos engañarnos pensando que los acontecimientos se están desarrollando hacia un resultado de un Estado o hacia una confederación, como se está discutiendo ahora por parte de algunos de la izquierda israelí. No se está avanzando en esa dirección, ni siquiera es una opción por ahora. Israel nunca lo aceptará mientras tenga la opción del Gran Israel. Y, además, no hay apoyo para ello en la comunidad internacional; ninguno. Ni siquiera los estados africanos. Dos estados, bueno, podemos hablar de ello, pero hay que reconocer que tenemos que luchar contra la opción viva de un gran Israel".

LEER: Es hora de apoyar a Gaza la inflación golpea duramente al territorio asediado

De hecho, según Chomsky, "gran parte del debate sobre este tema me parece fuera de lugar. Es sobre todo un debate entre dos estados y un estado que elimina la opción más importante, la opción viva, la que se persigue, es decir, el gran Israel. Establecer un gran Israel, en el que Israel se apodera de lo que quiere en Cisjordania, aplasta Gaza y se anexiona -ilegalmente- los Altos del Golán sirios... sólo toma lo que quiere, evita las concentraciones de población palestina, por lo que no las incorpora. No quieren a los palestinos por lo que se llama el estado judío democrático, la pretensión de un estado judío democrático en el que el estado es el estado soberano del pueblo judío. Por lo tanto, es 'mi' estado, pero no el estado de algún aldeano palestino".

Para mantener esa pretensión, añadió Chomsky, hay que mantener una gran mayoría judía, entonces se puede fingir de alguna manera que no es represiva. "Pero la política es [hacia] un Israel más grande, en el que no tendrás ningún 'problema demográfico'. Las principales concentraciones de palestinos están excluidas en otras áreas; básicamente están siendo expulsados."

Chomsky sobre el BDS y la solidaridad internacional

También preguntamos al profesor Chomsky sobre la creciente solidaridad con los palestinos en la escena internacional y en las redes sociales, y el apoyo a la lucha palestina por parte de muchas personalidades y celebridades conocidas.

"No creo que las celebridades de la corriente principal signifiquen tanto. Lo que importa es lo que ocurre entre la población general en Estados Unidos. En Israel, por desgracia, la población se está moviendo hacia la derecha. Es uno de los pocos países que conozco, quizá el único, en el que los jóvenes son más reaccionarios que los mayores. Estados Unidos va en la dirección contraria. Los jóvenes son más críticos con Israel y apoyan cada vez más los derechos de los palestinos".

Al hablar del movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), Chomsky reconoció el importante papel que desempeña el movimiento popular mundial, aunque señaló que "tiene un historial desigual". El movimiento debería ser "más flexible [y] más reflexivo" sobre los efectos de las acciones. "El trabajo de base está ahí", concluyó. "Es necesario pensar cuidadosamente en cómo llevarlo adelante".

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEntrevistasIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines