Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Has visto Wadjda (La bicicleta verde)?

Una niña desea, por encima de todo, una bicicleta verde

¿Cuál es el impedimento para conseguirla? Las pesadas ataduras sociales de Arabia Saudí: es una niña, las niñas no montan en bicicleta.

Haifaa al-Mansour se convirtió con su ópera prima “Wadjda” (La bicicleta verde) en la primera directora de cine saudí. Pero no sólo eso, logró además cierto éxito de crítica a nivel internacional, con diversos premios en circuitos de cine independiente.

¿A qué se debe su éxito? Independientemente de su calidad cinematográfica, de su ágil narrativa, sencilla pero punzante, Wadjda nos enamora con su rebeldía e inconformismo. Es una mujer y es una niña, lo que equivale a ser casi nada en una sociedad teocrática dominada por los hombres, su honra, por momentos, vale más que su felicidad.

La película nos desvela poco a poco el terrible efecto que tiene la influencia del wahabismo sobre el día a día de la sociedad saudí, sobre las pequeñas cosas que, en perspectiva, son las más grandes.

Tensiones en la familia, en la escuela, en la calle. Tensiones en el alma.

Una niña pedalea sobre el peso de la tradición y las conveniencias sociales. Un pedaleo hacia la libertad, contagiando a su paso a los que la rodean. Wadjda triunfó por su honestidad y belleza a la hora de contar las tragedias de una familia saudí contemporánea.

No es de extrañar que se haya convertido en un pequeño símbolo de lucha y desobediencia. A veces, montar en bicicleta, puede ser subversivo y provocador, aunque no se trate más que de una niña que busca echar carreras con su amigo Abdullah.

Categorías
ReseñasReseñas- Películas y documentales