Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Recordando la masacre de la Mezquita Ibrahimi en Hebrón

Este lugar ha sido venerado a lo largo de la historia por musulmanes y judíos, al ser considerado el sepulcro de los profetas Abraham, Isaac y Jacob.

 

¿Qué pasó?: El colono extremista israelí Baruch Goldstein atacó a fieles palestinos en la mezquita Ibrahimi de Hebrón, matando a 29 personas e hiriendo a otras 150.

Lugar: Hebrón, Cisjordania ocupada

Cuándo: 25 de febrero de 1994

¿Qué ocurrió?

La mezquita Ibrahimi de Hebrón, considerada el lugar de enterramiento de los profetas Abraham, Isaac y Jacob, es venerada por el Islam y el judaísmo. En 1994, el mes sagrado islámico del Ramadán y la fiesta judía de Purim coincidieron, lo que provocó que colonos judíos ilegales y musulmanes palestinos trataran de acceder al lugar religioso al mismo tiempo. La noche del 24 de febrero, testigos presenciales describieron un desacuerdo entre colonos judíos y palestinos, cuando ambos grupos de fieles intentaban entrar en la mezquita. Aunque no hubo violencia, la situación se describió como "tensa".

Al día siguiente -alrededor de las 04:30- los fieles musulmanes acudieron a la mezquita para la oración diaria del Fajr (amanecer). Uno de los palestinos que acudió a la mezquita esa mañana, Hosni Issa Al-Rajabeh, recordó los acontecimientos del día en una entrevista con Al Jazeera. Al-Rajabeh describió cómo acudió a la mezquita Ibrahimi con su mujer y sus hijos: "Cuando llegamos, un colono nos saludó y nos dio la bienvenida a la mezquita, lo cual fue muy extraño". Entonces, según recordó Al-Rajabeh: "El imán comenzó a leer el versículo Sajdah [del Corán]. Leyó durante cuatro minutos, y cuando las primeras personas se arrodillaron, oí disparos y se cortó la luz".

Ahora se sabe que el tiroteo que mató a 29 personas e hirió a otras 150 fue llevado a cabo por el colono extremista israelí Baruch Goldstein. Goldstein nació en Brooklyn, Nueva York, y emigró a Israel en 1983. Vivía en el asentamiento ilegal de Kiryat Arba, a las afueras de Hebrón, en la Cisjordania ocupada.

LEER: Netanyahu instó a Biden a mantener las sanciones de Trump a la CPI

Goldstein era partidario del rabino extremista Meir Kahane, un judío ortodoxo estadounidense conocido por su ideología ultranacionalista y por fundar el partido Kach en 1971. Kach abogaba por la expulsión por la fuerza de los palestinos de Israel y de los territorios palestinos ocupados (TPO). También se opuso con vehemencia a cualquier concesión territorial por parte de Israel en el marco de los acuerdos de paz internacionales, y organizó una sentada en el asentamiento de Yamit, en la península del Sinaí ocupada por Israel, para impedir que la región fuera devuelta a Egipto en virtud de los Acuerdos de Camp David de 1979. Tras ser elegido para la Knesset en 1984, Kahane y su partido Kach fueron declarados racistas por el gobierno israelí y se les prohibió participar en la política en el futuro, por considerarlos incitadores.

Inspirándose en la ideología de Kahane, Goldstein había generado su propia historia de actividad extremista. En 1981, escribió una carta al director del New York Times, en la que afirmaba: "La dura realidad es que si Israel quiere evitar el tipo de problemas que se dan hoy en Irlanda del Norte, debe actuar con decisión para eliminar la minoría árabe de sus fronteras".

Los familiares de los palestinos asesinados por un judío extremista en la mezquita Ibrahimi de Hebrón en 1994 celebran una vigilia con velas en la ciudad de Hebrón, al sur de Cisjordania, el 25 de febrero de 2009, para conmemorar el 15º aniversario desde que el fanático judío Baruch Goldstein abriera fuego contra los fieles, matando a 29 personas e hiriendo a otras 150 antes de ser asesinado él mismo [Hazem Bader/AFP/Getty Images].

En octubre de 1993 -tras una serie de alteraciones por las que ya era conocido por las autoridades israelíes- Goldstein vertió ácido en las alfombras de oración de la mezquita de Ibrahimi, haciendo grandes agujeros en ellas. También agredió a seis fieles palestinos, según el Institute for Middle East Understanding (IMEU). Ese mismo mes, añade el IMEU, las autoridades musulmanas escribieron al entonces Primer Ministro israelí, Isaac Rabin, advirtiéndole de los "peligros" que representaba Goldstein. Al parecer, la oficina de Rabin no respondió y las autoridades israelíes no tomaron ninguna medida.

No se sabe qué provocó que Goldstein llevara a cabo su masacre de fieles palestinos ese día, en ese momento. Es posible que estuviera en la mezquita de Ibrahimi la noche anterior al ataque, cuando las tensiones entre los colonos israelíes y la comunidad palestina eran elevadas. No obstante, entró en la mezquita con un rifle Galil -un arma de asalto similar al AK-47- mientras llevaba un uniforme del ejército israelí. Tras perpetrar la masacre, Goldstein intentó huir, pero fue atrapado y golpeado hasta la muerte por la multitud. Como resultado, el caso nunca llegó a juicio. Su tumba en Kiryat Arba se ha convertido en un santuario para los colonos extremistas.

LEER: Israel "demolió 89 estructuras de propiedad palestina en dos semanas", según la ONU

¿Qué ocurrió después?

Los políticos israelíes se apresuraron a condenar el ataque, y el Primer Ministro Rabin dijo: "Vosotros [los colonos ilegales] no formáis parte de la comunidad de Israel [...] Le decimos a este horrible hombre [Goldstein] y a los que son como él: sois una vergüenza para el sionismo y una vergüenza para el judaísmo". Benjamín Netanyahu -que en ese momento era jefe del partido Likud, que ejercía la oposición del país- tachó las acciones de Goldstein de "crimen despreciable" y expresó su "condena inequívoca".

En junio de 1994, Israel abrió una comisión de investigación que se conoció como la "Comisión Shamgar" en honor al entonces presidente del Tribunal Supremo, Meir Shamgar. La comisión concluyó que las pruebas contra Goldstein eran absolutas y que sus acciones fueron premeditadas, calificándolas como "un acto vil y asesino en el que se mató a personas inocentes que se inclinaban en oración hacia su creador". Goldstein "aprovechó al máximo" el "prestigio y la confianza" que se había forjado mientras servía como oficial de la reserva del ejército israelí, afirmó la comisión, y añadió que "su aparición en la [mezquita de Ibrahimi], de uniforme, con las insignias de su rango, creó una impresión destinada a eliminar todos los obstáculos de su camino".

La comisión también señaló que Goldstein actuó solo, en contra de los relatos de múltiples testigos presenciales. Al-Rajabeh, por ejemplo, declaró a Al Jazeera que "vio a dos hombres más en la parte trasera de la mezquita. Uno se movía entre los dos, que estaban disparando". La comisión, sin embargo, concluyó que "no se le presentaron pruebas creíbles de que [Goldstein] recibiera ayuda, mientras llevaba a cabo el asesinato o antes de ese momento, de otro individuo que actuara como cómplice".

Shamgar recomendó que, para evitar otro ataque de este tipo en el futuro, "se adopten disposiciones destinadas a crear una separación completa entre los fieles musulmanes [sic] y los judíos". Esto es lo que ocurrió; desde entonces, la mezquita de Ibrahimi está dividida en dos secciones, una para los judíos y otra para los musulmanes.

ONU: La demolición por parte de Israel de viviendas palestinas en Humsa "plantea un riesgo real de traslado forzoso"

También se pusieron en marcha otras medidas en todo Hebrón para garantizar la completa separación de las dos comunidades. La calle Al-Shuhada, que antes era el centro comercial de la ciudad, fue cerrada a los palestinos. Los vendedores palestinos se vieron obligados a cerrar sus tiendas, y muchos de ellos consideran que la calle, antes próspera, es una ciudad fantasma.

En 1997, el "Protocolo sobre el Redespliegue en Hebrón" -que formaba parte del Acuerdo Interino firmado en el marco de los Acuerdos de Oslo- dividió la ciudad en dos zonas denominadas H1 y H2. La H1 fue entregada a la Autoridad Palestina (AP), mientras que la H2 quedó bajo control israelí. También se fundó la Presencia Internacional Temporal en Hebrón (TIPH) para supervisar la situación en Hebrón, que seguiría operando bajo los auspicios de las Naciones Unidas, renovando su mandato cada seis meses.

Veinticinco años después, la masacre de Goldstein sigue considerándose el detonante de la situación en Hebrón, que sigue deteriorándose año tras año. La naturaleza brutal de su ataque conmocionó a la opinión pública israelí y a la comunidad internacional y, junto con el asesinato de Isaac Rabin en noviembre de 1995 por otro colono de extrema derecha, contribuyó a sembrar la desilusión con el proceso de paz de Oslo.

Para los palestinos, la masacre fue un indicio del peligro que supone el proyecto de asentamientos ilegales de Israel. Desde entonces, la vida cotidiana de los palestinos en Hebrón, especialmente en la Ciudad Vieja, se ha vuelto insoportable, ya que la calle Al-Shuhada permanece cerrada y la violencia de los colonos contra los palestinos es un hecho habitual. En octubre, Israel anunció que invertiría 6 millones de dólares para ampliar un asentamiento ilegal cerca de la calle Al-Shuhada, que al parecer incluiría 31 unidades de asentamiento, una guardería y otras instalaciones públicas para uso exclusivo de los judíos.

El movimiento Kahane, que inspiró el ataque de Goldstein, sigue inspirando hoy la violencia de los colonos contra los palestinos. En diciembre, aparecieron por toda Cisjordania ocupada carteles en los que se representaba al presidente de la AP, Mahmud Abbas, como un objetivo de asesinato. Se cree que la campaña fue llevada a cabo por Derech Chaim, un grupo de colonos israelíes extremistas con un historial de incitación. La organización está dirigida por el rabino derechista Yitzchak Ginsburgh, conocido por haber justificado las acciones de Goldstein en la mezquita de Ibrahimi hace hoy 25 años.

LEER: ¿Podría Israel invadir La Haya?

 

Categorías
En ese díaEn ese díaOriente MedioSmall SlidesVideos y Fotos Historias

Estudiante en la Universidad SOAS de Londres, Stead se centra en la historia, la cultura y la política de Israel-Palestina como especialidad y en el oriente en sentido más amplio. Ha viajado por la región y estudiado árabe en Jerusalén y Ammán, además trabaja en forma independiente para una serie de revistas y de blogs.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines