Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La resistencia pacífica de los palestinos no debe confundirse con los fracasos diplomáticos de la AP

Grupos de la resistencia palestina asisten al funeral de un joven asesinado por las fuerzas israelíes en la ciudad cisjordana de Yenín el 12 de diciembre de 2022 [Issam Rimawi/Anadolu Agency].

La Autoridad Palestina se ha inmiscuido a menudo en la resistencia anticolonial palestina con el único propósito de conseguir cierta visibilidad mediática, como hace con Jan al Ahmar y las huelgas de hambre colectivas de los presos políticos palestinos, por ejemplo. La Navidad y el Año Nuevo no han sido una excepción para que la AP mancille lo que los palestinos han conseguido en términos de unidad sin los mandos de Ramala.

"Hoy nos enfrentamos a las políticas y acciones de nuestro ocupante con unidad, compromiso con nuestros valores nacionales, firmeza en nuestra tierra y con el mundo del lado de la verdad y la justicia", declaró el líder de la AP, Mahmoud Abbas, en su discurso sin una pizca de verdad, cuando el año llega a su fin. La AP sigue colaborando con Israel, no tiene ningún compromiso con los valores nacionales, ya que su principal preocupación es mantener la coordinación en materia de seguridad con Israel, y el mundo está lejos de ponerse del lado de la verdad y la justicia. Si lo hubiera hecho, la ONU al menos habría declarado a Israel empresa colonial de colonos como primer paso.

Sin embargo, la mayor y más errónea declaración de Abbas es su fusión de la resistencia pacífica de los palestinos con el fracaso de la diplomacia de la AP. "No aceptaremos las prácticas de la ocupación colonial-asentamientos y les haremos frente con la resistencia popular pacífica, en todos los foros y tribunales internacionales", declaró Abbas. La AP no sólo acepta la presencia colonial de los colonos israelíes en Palestina, sino que además no ofrece ninguna protección a los palestinos que participan en cualquier forma de resistencia, ni siquiera la resistencia pacífica a la que le gusta referirse a Abbas.

LEER: La AP y la ONU invalidan la resistencia legítima de los palestinos 

Por no mencionar que Abbas diferencia entre la resistencia pacífica en Gaza y en la Cisjordania ocupada. Abbas podría haber estado a la altura de las circunstancias y haber apoyado la Gran Marcha del Retorno en Gaza. Sin embargo, su apoyo a la resistencia pacífica es secundario frente a la lucha de poder con Hamás y otras facciones o individuos con una fuerte base popular que puedan desafiar su gobierno ilegítimo.

En la Cisjordania ocupada, el apoyo de Abbas a la resistencia pacífica palestina se caracteriza por una retórica vacía o por la represión por parte de los servicios de seguridad de la AP. Las manifestaciones semanales contra la expansión colonial israelí en ciudades y pueblos palestinos no irritarían a Abbas, por la única razón de que tales protestas han pasado a ser normalizadas por la AP en lugar de ser apreciadas y apoyadas por su persistencia frente a las continuas violaciones israelíes. Por el contrario, cualquier palestino que se opusiera pacíficamente a Abbas sería recibido con violencia y posible aniquilación. Después de todo, ¿por qué iba a estar Abbas a favor de que los palestinos se opusieran pacíficamente a la decisión de la AP de cancelar una vez más las elecciones democráticas, por ejemplo?

LEER: ¿Alguien cree realmente lo que dice Mahmoud Abbas? 

Los palestinos están comprometidos con sus circunstancias políticas, sociales y económicas inmediatas, lo que da contexto a su resistencia pacífica. La AP, por otra parte, está muy alejada de la experiencia palestina y sus inútiles esfuerzos diplomáticos no constituyen una resistencia pacífica. Abogar por conferencias internacionales de paz en lugar de pedir a la ONU que tome medidas para descolonizar Palestina es una mera pérdida de tiempo. Lo mismo ocurre con las resoluciones no vinculantes de la AGNU que la AP celebra como victorias temporales, mientras Israel sigue envuelto en su impunidad. La resistencia popular palestina tiene lugar en Palestina contra el colonialismo israelí y la colaboración de la AP, no en instituciones internacionales corruptas que se dedican a encadenar a los palestinos al paradigma humanitario.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides
Show Comments

MEMO Staff Writer

Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines