Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Por qué se prohibió la entrada a los estadios de Qatar a los aficionados al fútbol ingleses vestidos de cruzados?

Impiden la entrada al estadio de fútbol de Qatar a aficionados ingleses vestidos de cruzados [@ashrafhamaad/Twitter]

La seguridad qatarí detuvo a dos aficionados británicos al fútbol y les pidió que no entraran en el estadio Al Bayt para ver el partido entre el equipo de Estados Unidos y la selección de su país porque iban vestidos como cruzados, diciéndoles que esa indumentaria es ofensiva.

The Times of London informó de que el organismo rector del fútbol, la FIFA, había pedido a los aficionados ingleses que se deshicieran de la indumentaria de los caballeros medievales, los escudos y las espadas, o que se perdieran el partido y la oportunidad de apoyar a la selección británica.

Un funcionario de la FIFA dijo que se estaba esforzando mucho "para crear un entorno libre de discriminación, para promover la diversidad en toda la organización y en todas sus actividades y eventos".

Los medios de comunicación occidentales y su ataque contra el Mundial de Fútbol de Qatar - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente].

Citado por Times of London, el funcionario de la FIFA argumentó: "Los trajes de los cruzados en el contexto árabe pueden ser ofensivos para los musulmanes. Por ello, los colegas de la lucha contra la discriminación pidieron a los aficionados que se pusieran las cosas al revés o cambiaran de vestimenta".

El Ministerio de Asuntos Exteriores británico aconsejó a sus aficionados al fútbol que prestaran atención a sus acciones cuando viajaran a Qatar, diciéndoles: "Las leyes y costumbres qataríes son muy diferentes a las del Reino Unido. Sean conscientes de sus acciones para asegurarse de que no ofenden". Sin embargo, los dos británicos se presentaron disfrazados de cruzados.

Aunque Qatar quería hacer de la Copa Mundial de la FIFA 2022 un acontecimiento de coexistencia y tolerancia, los disfraces de cruzados que llevaban los aficionados británicos al fútbol trajeron malos recuerdos históricos a los árabes y musulmanes, que los han seguido con entusiasmo por todo el mundo.

Los árabes y los musulmanes no ven las Cruzadas, que empezaron en 1095, como cualquier otra guerra, sino como intentos teológicamente motivados de erradicar el Islam, los musulmanes y la cultura y civilización islámicas. Las Cruzadas, una serie de guerras y campañas europeas, comenzaron cuando el Papa Urbano II se levantó en Clermont (Francia) el 27 de noviembre de 1095 y movilizó a los cristianos para que ayudaran a los bizantinos y ocuparan la ciudad musulmana de Jerusalén.

LEER: Los marginados de la Copa Mundial de la FIFA en Qatar 

Cuando los cruzados ocuparon Jerusalén en 1099, masacraron a un gran número de habitantes -musulmanes y judíos-. El famoso historiador musulmán Ibn Al Athir informó de que testigos presenciales afirmaron que los cruzados habían matado a más de 70.000 personas cuando usurparon la ciudad santa. Otros historiadores elevaron la cifra a 100.000.

Después, los cruzados convirtieron la mezquita de Al Aqsa de Jerusalén, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes en la tierra, en un establo de caballos y un vertedero. Esto ocurrió tras varias masacres cometidas por los cruzados durante su camino hacia Jerusalén. Las Cruzadas continuaron durante siglos, con altibajos, pero los musulmanes, por voluntad de Dios, sobrevivieron.

Los árabes y los musulmanes han tratado de coexistir con los europeos, que son los nietos de los cruzados, a pesar de las masacres que cometieron durante la ocupación de sus países en la historia reciente. Sin embargo, de vez en cuando, los europeos insisten en recordar a árabes y musulmanes su pasado negro, relacionado con ellos.

A veces, no es un individuo o una persona normal quien lo hace, sino un jefe de Estado. Tras los atentados del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas estadounidenses, el ex presidente de Estados Unidos, George W. Bush, utilizó el término "cruzada" al anunciar su supuesta "guerra contra el terror". Dijo: "Esta cruzada, esta guerra contra el terrorismo va a llevar un tiempo, y el pueblo estadounidense debe ser paciente".

Las guerras estadounidenses en Irak y Afganistán, y las decenas de miles de muertos durante estas guerras, empujaron a muchos de los árabes y musulmanes a relacionarlas con las Cruzadas. Sin embargo, Bush ha hablado de las Cruzadas y del incentivo teológico que hay detrás de las guerras estadounidenses contra los países musulmanes.

"El presidente Bush cree que Dios le llamó a la presidencia", escribió Bruce Lincoln sobre él. El New York Times dijo: "Realmente cree que está en una misión de Dios". También informó que dijo: "Confío en que Dios habla a través de mí... Llevo la palabra de Dios". Le dijo a un amigo suyo que Dios "quería que Estados Unidos liderara una cruzada liberadora en Oriente Medio y creía que esta llamada de la historia había llegado al país adecuado."

El ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció formalmente en 2017 a Jerusalén como capital de Israel y trasladó allí la embajada de Estados Unidos, basándose en enseñanzas bíblicas que fueron incentivos para muchos de los cruzados. Los cristianos evangélicos de hoy creen que Jerusalén tiene que estar bajo control judío para el regreso de Cristo.

El autor indio, Sameer Arshad Khatlani, escribió a My Pluralist: "Las Cruzadas han dado forma a la visión ciega de Occidente sobre el Islam y a las políticas adversas hacia el mundo musulmán. Las distorsiones occidentales del profeta Mahoma, que han sido una fuente importante de fricción entre ambas partes, se remontan a las Cruzadas".

Khatlani dijo que los rifles de asalto y las escopetas automáticas que Brenton Tarrant utilizó para matar a los fieles en las mezquitas de la ciudad neozelandesa de Christchurch en marzo de 2019 estaban pintados con referencias a los cruzados.

LEER: No permitiremos que nos roben lo que queda de nuestros instintos básicos 

También dijo que Anders Behring Breivik, que afirmó que había una toma de posesión islámica marxista en Europa y mató a 77 personas en Noruega en 2011, pensaba que formaba parte de una Cruzada, lo que subraya un peligro claro y presente de daño que tales ideas siguen planteando.

El apoyo europeo a la ocupación israelí de Palestina, incluida la ciudad santa musulmana de Jerusalén, y los intentos de judaizar la mezquita de Al Aqsa han sido vistos por muchos árabes y musulmanes como una extensión de las Cruzadas.

En estos eventos deportivos internacionales destinados a difundir la tolerancia y la coexistencia, deben prohibirse a toda costa las cosas que remuevan el pasado negro y provoquen controversias entre las distintas naciones. Sobre esto, Khatlani subrayó: "La ignorancia no puede ser una excusa".

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónOriente MedioSmall Slides
Show Comments
Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines