Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Está Netanyahu haciendo promesas creíbles a los votantes árabes israelíes?

Benjamin Netanyahu durante un acto de campaña en Tel Aviv, Israel, el 30 de octubre de 2022 [Mostafa Alkharouf/Anadolu Agency].

Mientras Israel se dirige hoy a las urnas, el líder de la oposición y ex primer ministro Benjamín Netanyahu espera que los ciudadanos árabes del Estado de ocupación se dirijan a los colegios electorales "en tropel" para votar por él como resultado de sus promesas de campaña electoral.

Está muy lejos de las elecciones generales de 2015, cuando Netanyahu afirmó que los israelíes árabes se dirigían "en masa a los colegios electorales", como si eso fuera una amenaza para el Estado. Durante la última campaña electoral, sin embargo, se ha esforzado por conseguir que los ciudadanos árabes de Israel salgan a votar. Esperemos que "en masa".

En vísperas de las elecciones de 2021, Netanyahu creó cuentas de TikTok y Facebook en árabe para dirigirse a las comunidades árabes de Israel. En septiembre, anunció que había creado nuevas cuentas en árabe en Twitter e Instagram. Parecía muy interesado en acercarse a los árabes israelíes como único político judío israelí que tiene cuentas en árabe en las redes sociales.

En estas quintas elecciones generales en menos de cuatro años, los votantes israelíes van a elegir si llevan al líder del Likud, Netanyahu, de nuevo a la mesa principal como primer ministro, a pesar de su procesamiento por cargos de corrupción, o mantienen al partido del actual primer ministro, Yair Lapid, en el poder.

Cualquier partido en Israel necesita obtener al menos el 3,25% de los votos emitidos para entrar en la Knesset (parlamento). Cualquier partido o bloque parlamentario necesita 61 escaños de los 120 de la Knesset para formar gobierno.

La mayoría de los sondeos recientes muestran que el bloque de derechas de Netanyahu aún necesita al menos dos o tres escaños más para asegurarse esa mayoría simple de 61 escaños que le permita volver al poder. Cada voto cuenta; de ahí que se haya centrado en atraer a los votantes árabes.

A principios del mes pasado, la MK árabe Aida Touma-Suleiman dijo durante una comparecencia de campaña en Jaffa que la "participación [de los ciudadanos árabes] decidirá esta batalla". Jeff Barak, antiguo redactor jefe del Jerusalem Post, declaró en septiembre a i24 News English que los votantes árabes son ahora importantes en las elecciones israelíes.

Votación en Israel: quinto asalto en la lucha por la supervivencia de Netanyahu

Los árabes israelíes constituyen más del 20% de la población del Estado de ocupación, pero han sufrido discriminación desde la creación de Israel en 1948. Han sido

han sido tratados como ciudadanos de segunda clase y han perdido sus derechos individuales uno a uno casi año tras año.

La participación de los votantes árabes en Israel ha fluctuado de unas elecciones a otras, en función de las promesas que les han hecho los candidatos. En las elecciones de 2020, el 64,8% de

Netanyahu no está preparado para dimitir - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente].

Los votantes árabes acudieron a las urnas, pero esa cifra se redujo al 44,6% el año pasado. Los primeros sondeos sugerían que la participación esta vez no superaría el 40%, aunque los más recientes sugieren que la participación árabe podría superar el 50% o incluso el 60%. No obstante, sigue existiendo desconfianza y falta de creencia en el cumplimiento de las promesas hechas tanto por los candidatos árabes como por los judíos.

Netanyahu visitó zonas predominantemente árabes en el norte de Israel y se sentó con beduinos a tomar café árabe amargo; fue un llamamiento muy claro al voto árabe. Sin embargo, algunos

analistas creen que una baja participación árabe facilitará que el bloque de Netanyahu se asegure la mayoría de 61 escaños que necesita para formar gobierno. "La baja participación árabe significa que la derecha en Israel probablemente lo esté haciendo mejor", explicó Barak.

Lapid no está de acuerdo. Ha hecho un llamamiento a los ciudadanos árabes para que voten a los partidos árabes si no quieren votar por él.

De hecho, es probable que ni Netanyahu ni Lapid consigan la mayoría de los votos árabes, porque ninguno ha hecho nada para ganárselos. Durante los mandatos de ambos primeros ministros, los árabes israelíes siguieron sufriendo discriminación. La mayoría de los árabes creen que todos los políticos judíos israelíes son mentirosos y hacen falsas afirmaciones de apoyo a la comunidad que se evaporan inmediatamente después de que se cierren los colegios electorales. La realidad parece ser que las promesas sólo se convierten en acciones de apoyo a los judíos en Israel, no a los árabes.

De hecho, estos últimos vieron cómo el anterior gobierno de coalición de Netanyahu, que incluía un partido árabe, resultó no ser diferente de los gobiernos sin participación árabe. También vieron cómo se modificaba la llamada Ley Básica bajo la mirada de Netanyahu, una medida que los hizo aún más inferiores dentro del Estado "judío".

Hace sólo dos semanas, vieron a un MK judío blandiendo una pistola en el barrio Sheikh Jarrah de Jerusalén ocupado; quería disparar a cualquier árabe que le tirara una piedra mientras invadía sus casas. Esto ocurrió bajo el mandato de Lapid, pero éste no hizo nada al respecto de este atropello.

LEER: Israel teme un enfrentamiento con Rusia si arma a Ucrania

Por lo tanto, no sólo Netanyahu no tiene credibilidad y no se puede confiar en él, sino también otros líderes y partidos israelíes. En la política israelí, las promesas electorales no conllevan ninguna garantía cuando se dirigen a los votantes árabes; los políticos y gobiernos de derecha, izquierda y centro son todos iguales en este sentido, incluso cuando las coaliciones tienen participación árabe.

Creo que Netanyahu formará el próximo gobierno, pero no serán los votos árabes los que lo lleven a ese punto. Serán los partidos judíos de extrema derecha y sus partidarios. Las promesas que está haciendo para atraer el voto árabe no tienen ninguna credibilidad.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónElecciones de IsraelIsraelOriente MedioRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines