Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Votación en Israel: quinto asalto en la lucha por la supervivencia de Netanyahu

El líder de la oposición y presidente del partido Likud, Binyamin Netanyahu, asiste a una conferencia organizada por la cámara de industria antes de las elecciones generales, el 19 de octubre de 2022 en Tel Aviv, Israel [Eyad Tawil/Anadolu Agency].

El 1 de noviembre, Israel celebra unas quintas elecciones sin precedentes en menos de cuatro años, en las que el ex primer ministro, Benjamin Netanyahu, compite por volver, informa Reuters.

Atrapado en un ciclo electoral desde 2019, el mismo año en que Netanyahu fue acusado de corrupción por cargos que niega, los votantes esperan romper el bloqueo entre el político más dominante de su generación y sus numerosos rivales.

¿Ganará Netanyahu?

No está claro. Los sondeos no muestran una victoria aplastante de Netanyahu ni de su principal rival, el primer ministro centrista Yair Lapid.

Netanyahu no está preparado para dimitir - Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente].

El partido derechista Likud de Netanyahu, aunque se ha estancado en las encuestas, se prevé que sea el más grande del Parlamento. Junto con las facciones ultraderechistas y ultrarreligiosas aliadas que le apoyan para ser primer ministro, el belicoso Netanyahu, de 73 años, parece estar a punto de conseguir una mayoría parlamentaria.

Sin embargo, en las últimas cuatro votaciones, Netanyahu no ha conseguido cerrar la coalición de derechas que buscaba.

¿Quién más está en la carrera?

Lapid, de 58 años, es un antiguo presentador de televisión y ministro de Economía que entró en política al amparo de un movimiento de protesta socioeconómica hace una década. Su partido "Hay un futuro", segundo en las encuestas, ha mostrado cierto impulso ascendente. Pero su campo de partidos aliados, que abarca desde la derecha hasta la izquierda, es más pequeño que el bloque de Netanyahu.

El ministro de Defensa, Benny Gantz, encabeza el partido de centro-derecha "Unidad Nacional", que se prevé que obtenga muchos menos escaños que los partidos de Netanyahu y Lapid. Pero eso no ha impedido que el antiguo jefe militar, Gantz, de 63 años, se proclame el único candidato que puede romper el bloqueo de Netanyahu formando nuevas alianzas y encabezando un gobierno amplio que saque a Israel de cuatro años de crisis constitucional sin precedentes.

¿Quién más importa?

Itamar Ben-Gvir. Un legislador ultranacionalista, que puede ser el hacedor de reyes de Netanyahu y poner a prueba las relaciones exteriores de Israel, si es nombrado ministro. Condenado en 2007 por incitación al racismo y apoyo a un grupo que figura en las listas negras de terroristas de Israel y Estados Unidos, Ben-Gvir, de 46 años, dice que desde entonces ha madurado. Se prevé que una candidatura conjunta del partido de extrema derecha "Poder Judío" de Ben-Gvir y otras facciones quede en tercer lugar, y su creciente popularidad ha causado cierta alarma en el país y en el extranjero.

La minoría árabe de Israel, cuyo voto puede inclinar las elecciones. Alrededor de una quinta parte de la población y subrepresentada en el Parlamento, muchos miembros de la comunidad se identifican con o como palestinos. Llevan mucho tiempo lamentando la discriminación y el trato como ciudadanos de segunda clase. Una baja participación podría eliminar un obstáculo para Netanyahu y darle una clara victoria. Una alta participación podría ayudar a Lapid, cuya coalición saliente incluía un partido árabe por primera vez en la historia de Israel.

¿Por qué otras elecciones?

Lapid y su socio de coalición, Naftali Bennett, pusieron fin al reinado récord de 12 años consecutivos de Netanyahu en junio de 2021, al reunir una improbable

A pocas semanas de las elecciones, Israel bombardea Gaza - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente].

grupo de partidos de derecha, liberales y árabes, que fue frágil desde el principio. En menos de un año de gobierno, la coalición perdió su exigua mayoría debido a las deserciones. En lugar de esperar a que la oposición los expulsara, el gobierno disolvió el parlamento, desencadenando unas elecciones.

¿De qué se trata esta ronda? De Netanyahu. Aunque su acusación de soborno, fraude y abuso de confianza ha unido a sus rivales en su contra, su fiel base de partidarios se ha mantenido inamovible, clamando por el regreso de un líder considerado fuerte y con experiencia con influencia internacional. Los críticos de Netanyahu detestan la idea de que un hombre al que ven como corrupto y destructivo vuelva a la presidencia, donde temen que doblegue el sistema legal israelí para evitar la condena.

LEER: La inutilidad de la guerra

Netanyahu ha estado pregonando sus credenciales económicas y de seguridad. Pero con las escasas perspectivas de que las conversaciones de paz con los palestinos se reanuden en breve, y las conversaciones nucleares de las potencias mundiales con Irán se tambalean, la seguridad y la diplomacia han quedado en gran medida relegadas. Según las encuestas, el aumento del coste de la vida es una de las principales preocupaciones de los israelíes, pero con poca diferencia en la política de los candidatos, es poco probable que estas cuestiones influyan en los votantes.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines