Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los niños palestinos se enfrentan a un "sufrimiento exponencial" bajo el apartheid de Israel

Manifestación para protestar contra el desalojo de familias palestinas de sus hogares y asentamientos ilegales en el barrio de Sheikh Jarrah, en Jerusalén Este, el 11 de febrero de 2022 [Mostafa Alkharouf/Anadolu Agency].

Hace cuarenta años, el brutal ataque de Israel contra los palestinos dio lugar a una resolución internacional histórica que pedía la protección de los niños durante la guerra. El 19 de agosto de 1982, en su sesión especial de emergencia sobre la cuestión de Palestina, la Asamblea General de la ONU, "consternada por el gran número de niños inocentes palestinos y libaneses víctimas de los actos de agresión de Israel", acordó conmemorar el 4 de junio de cada año como el Día Internacional de los Niños Inocentes Víctimas de la Agresión.

Este día afirma el compromiso de la ONU de proteger los derechos de los niños. Su labor está guiada por el tratado internacional de derechos humanos más rápido y ampliamente ratificado de la historia. Adoptada en 1997, la Convención supuso el inicio de un nuevo consenso entre los Estados miembros sobre la necesidad de que la comunidad internacional preste una atención específica, promueva y coordine sus esfuerzos para abordar las vulnerabilidades y violaciones a las que se enfrentan los niños en situaciones de conflicto. Sin embargo, cuatro décadas después de que la agresión israelí despertara la atención mundial y la preocupación general por la protección de los niños, el Estado del apartheid sigue siendo uno de los principales infractores de la Convención sobre los Derechos del Niño.

Los ataques de Israel a los niños palestinos se han convertido en una característica rutinaria de su brutal ocupación militar. Hace sólo dos días, las fuerzas de ocupación mataron a tiros a un joven palestino de 15 años, Zaid Ghuneim, en la aldea de Al-Khader, al sur de la ciudad ocupada de Cisjordania, Belén. Ghuneim fue alcanzado por disparos en la espalda y el cuello y fue trasladado al hospital en estado crítico, donde se le declaró muerto. Testigos presenciales informaron de que los soldados israelíes dispararon a Ghuneim y lo mataron a sangre fría.

Una semana antes, los soldados israelíes utilizaron a una joven palestina de 16 años, Ahed Mohammad Rida Mereb, como escudo humano, colocándola delante de uno de sus vehículos militares desplegados en la ciudad ocupada de Cisjordania, Jenin. En ese momento hubo un intercambio de disparos. Según Defensa de los Niños Internacional - Palestina (DCIP), las fuerzas de ocupación ordenaron a Mereb que permaneciera fuera del vehículo militar durante unas dos horas mientras ellos se refugiaban dentro.

LEER: Israel es un Estado de apartheid, jurídica, política y moralmente", concluye una conferencia histórica

Mereb no es el único niño palestino utilizado como escudo humano por las fuerzas israelíes. Los soldados de la ocupación emboscaron y detuvieron a un palestino de tan solo siete años durante una manifestación semanal en Kafr Qaddum y lo utilizaron como escudo humano a finales de 2016. Un vídeo captado por la organización de derechos B'Tselem mostraba a Muamen Murad Mahmoud Shteiwi siendo capturado y retenido frente a los soldados como protección.

El asesinato de Ghuneim por parte de Israel y el uso de Mereb como escudo humano son solo dos ejemplos del creciente número de ataques contra niños palestinos en la Cisjordania ocupada este año. En los tres primeros meses de 2022, de los 24 palestinos asesinados por las fuerzas israelíes, cinco eran menores de 18 años: Mohammad Abu Salah, de 17 años, de Al-Yamoun, en Yenín; Mohammad Salah, de 14 años, de Al-Khadder, en Belén; Shadi Najem, de 18 años, del campo de refugiados de Yenín; Nader Rayan, de 17 años, del campo de refugiados de Balata, en Nablús; y Sanad Abu Attiya, de 17 años, del campo de refugiados de Yenín. Otros 40 niños fueron hospitalizados debido a las heridas infligidas por las fuerzas israelíes. El más joven era un bebé de seis meses.

Leer: Soldados israelíes lanzan una granada de aturdimiento a un palestino de 11 años con necesidades especiales

El número de niños palestinos detenidos por Israel en 2022 también es alarmante. Los datos de la Sociedad de Prisioneros Palestinos sitúan el número de prisioneros y detenidos palestinos en las cárceles israelíes en unos 4.400 a finales de febrero de este año, entre los que se encuentran 160 niños. En otras palabras, casi el cuatro por ciento de todos los prisioneros palestinos detenidos por Israel son niños. Mientras están detenidos, los niños suelen ser objeto de abusos e incluso de tortura, en violación de la Convención sobre los Derechos del Niño.

En su informe anual de 2021, el DCIP destacó la deprimente situación de los niños palestinos. En un año en el que se produjo una intensa agresión militar israelí contra la Franja de Gaza, las autoridades de ocupación israelíes, las fuerzas armadas y los colonos ilegales tomaron como objetivo a los niños palestinos con agresiones, fuerza excesiva, detenciones arbitrarias, expulsiones y demoliciones de viviendas, todo ello llevado a cabo con impunidad. Sesenta niños palestinos murieron durante el asalto militar israelí a la franja asediada en mayo de 2021, denominado "Operación Guardián de los Muros". Otros 685 resultaron heridos durante la ofensiva militar.

Incluso cuando los palestinos no están sometidos a los bombardeos diarios de las tropas israelíes, sus hijos pueden sufrir terribles heridas, como fue el caso de Izz Al-Din Nadal. El joven de 14 años perdió el ojo derecho tras recibir un disparo de una bala de acero recubierta de goma disparada por las fuerzas de ocupación israelíes. El chico fue llevado a un hospital de Hebrón para recibir tratamiento de urgencia antes de ser trasladado al Hospital Oftalmológico San Juan de Jerusalén para ser operado.

La persecución y la detención de niños palestinos ha sido una política israelí constante - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente].

Los abusos de Israel contra los niños palestinos han aumentado como consecuencia de la expansión de los asentamientos ilegales en la Cisjordania ocupada. Veinticuatro niños palestinos de entre dos y 17 años resultaron heridos en ataques de colonos ilegales el año pasado, según el informe del DCIP. Entre ellos estaba Tareq Z, de 15 años, que fue secuestrado y agredido.

Los malos tratos y la tortura sistemática de niños palestinos se han documentado ampliamente en los últimos años, y Amnistía Internacional ha constatado que las fuerzas israelíes han "torturado y maltratado de otro modo a los detenidos palestinos, incluidos los niños, especialmente durante la detención y el interrogatorio". Estos malos tratos incluían "golpes con porras, bofetadas, estrangulamiento, encadenamiento prolongado, posiciones de estrés, privación del sueño y amenazas".

Teniendo en cuenta que la ONU adoptó un día internacional para concienciar sobre la difícil situación de los niños en situaciones de conflicto tras la agresión de Israel en el Líbano, resulta difícil creer que la preocupación por los malos tratos del Estado del apartheid a los niños palestinos siga siendo una preocupación importante 40 años después. Esto es una muestra más de la impunidad de la que goza Israel.

"Indudablemente, la falta de voluntad de la comunidad internacional para hacer cumplir el derecho internacional cuando se trata de Israel no ha hecho más que alimentar y envalentonar su anarquía y la cultura de la impunidad en el Gobierno y las fuerzas de ocupación", decía un informe presentado en 2020 al Consejo de Seguridad de la ONU sobre el sufrimiento de los niños. Describe que la ocupación israelí ha "causado un sufrimiento exponencialmente creciente a generaciones de niños palestinos que viven bajo la ocupación israelí".

LEER: Los asesinatos selectivos de Israel deberían ser parte de la denuncia de su violencia

El informe de la ONU continúa diciendo: "Reiteramos que, según los criterios establecidos y la exhaustiva documentación de que dispone el Consejo de Seguridad, la perpetración de tales violaciones y crímenes justifica que Israel, su ejército y sus colonos sean incluidos en la lista de partes que cometen graves violaciones contra los niños".

En los dos últimos años, B'Tselem, Human Rights Watch y Amnistía Internacional han puesto de manifiesto el carácter de apartheid del Estado de Israel. El apartheid es un crimen similar a un crimen contra la humanidad.

En el Día Internacional de los Niños Inocentes Víctimas de la Agresión 2022, si la comunidad internacional quiere conservar algún grado de credibilidad a la hora de aplicar las leyes y convenciones que Israel trata con tanto desprecio, entonces la conclusión de Potgieter debe tomarse en serio y actuar en consecuencia: "La protección de los niños palestinos empieza y termina con la exigencia de responsabilidades a Israel".

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines