Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los asesinatos selectivos de Israel deberían ser parte de la denuncia de su violencia

Familiares y amigos de la reportera de al-Jazeera Shireen Abu Akleh, Anton Abu Akleh, asisten a una vigilia con velas frente a la Iglesia de la Natividad en la ciudad bíblica de Belén, en Cisjordania, el 16 de mayo de 2022 [HAZEM BADER/AFP vía Getty Images].

Las relaciones públicas y la diplomacia de Israel pueden estar tropezando con algunos escollos, ya que el medio de comunicación estadounidense CNN señaló explícitamente la responsabilidad de Israel en el asesinato de la periodista palestino-estadounidense Shireen Abu Akleh. Durante una reciente conversación telefónica con el Secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, el Ministro de Asuntos Exteriores israelí, Yair Lapid, planteó sus objeciones a la "investigación sesgada de su muerte [de Abu Akleh] por parte de la Autoridad Palestina, así como a la llamada "investigación" de la CNN".

El detallado informe de la CNN publicado recientemente sobre Abu Akleh es especialmente incriminatorio. "Nuevas pruebas sugieren que Shireen Abu Akleh fue asesinada en un ataque selectivo de las fuerzas israelíes", dice en parte el titular del artículo. Un veterano del ejército británico y consultor de seguridad, que fue uno de los analistas con los que contactó la CNN, declaró explícitamente: "La agrupación relativamente estrecha de las balas indica que Shireen fue apuntada intencionadamente con disparos dirigidos y no fue víctima de un fuego aleatorio o perdido".

En abril, sólo dos semanas antes del asesinato de Abu Akleh, la Federación Internacional de Periodistas (FIP), el Sindicato de Periodistas Palestinos (SPP) y el Centro Internacional de Justicia para los Palestinos (CIJP) presentaron una denuncia formal ante la Corte Penal Internacional (CPI) por los ataques de Israel contra periodistas palestinos, así como por los bombardeos de locales de medios de comunicación.

"Cualquier afirmación de que las FDI atacan intencionadamente a periodistas o a personas no implicadas [en el terrorismo] es una burda y descarada mentira", declaró el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, en relación con el asesinato de Abu Akleh.

LEER: El Estado delincuente de Israel tiene licencia para matar

Los asesinatos selectivos publicados por Israel han estado relacionados en su mayoría con líderes palestinos de organizaciones de resistencia. A principios de este mes, los medios de comunicación israelíes informaron de que los asesinatos selectivos de líderes de Hamás estaban de nuevo en la agenda. La única precaución mostrada fue la de evitar los objetivos de los líderes de Hamás que viven en Gaza o en la Cisjordania ocupada, centrándose en los líderes de la resistencia que viven en el extranjero.

Sin embargo, aunque los asesinatos selectivos de líderes de la resistencia palestina han cobrado más importancia en los medios de comunicación, también debido a que estos asesinatos se producen en todo el mundo, la política de Israel abarca más que a los palestinos que participan en la resistencia anticolonial. Todos los palestinos son objetivos de las fuerzas israelíes. La intención de matar a los palestinos, como se ha visto en innumerables ocasiones y de forma más destacada durante la Gran Marcha del Retorno, por no mencionar los ataques deliberados contra casas de civiles en Gaza, acabando con familias enteras, incluidos niños, se discute menos en términos de asesinatos selectivos y se generaliza en daños colaterales.

La referencia directa de la CNN a los asesinatos selectivos de Israel debería convertirse en una referencia habitual. Israel ha normalizado los ataques deliberados contra civiles palestinos, pero los medios de comunicación dominantes han adoptado en su mayor parte la narrativa de seguridad de Israel al difundir las noticias. No hay repercusiones para Israel si los asesinatos selectivos se denominan simplemente muertes.

Una estrategia deliberada para denominar las violaciones de Israel con la terminología adecuada marca la diferencia. Contrarresta las negativas de los funcionarios israelíes a los asesinatos selectivos, al tiempo que expone la política de disparar a matar del gobierno israelí hacia los palestinos. Una mayor referencia a los crímenes de guerra israelíes es un comienzo, pero la mención de la política asesina de Israel dentro del contexto colonial histórico y actual es igualmente necesaria para retratar la violencia inherente a la supuesta narrativa de seguridad de Israel.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines