Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La financiación de EE.UU. para la UNRWA compra su silencio mientras los palestinos se ven privados de sus derechos

Palestinos durante una protesta contra los recortes de la ayuda alimentaria por parte de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Medio (UNRWA), en el exterior del edificio de la UNRWA en Khan Yunis, Gaza, el 20 de enero de 2021. [Mustafa Hassona - Agencia Anadolu]

Una breve pero reveladora declaración de prensa marcó la reunión de la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, con el Comisionado General de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA), Philippe Lazzarini. La neutralidad, un estatus politizado que subraya el enfoque de la agencia ante los acontecimientos políticos, es uno de los principios que determinarán el flujo de la ayuda financiera estadounidense para los refugiados palestinos.

Según Olivia Dalton, portavoz de la misión de Estados Unidos en la ONU, el embajador está "comprometido a trabajar junto con la UNRWA para lograr importantes reformas que fortalezcan la eficacia y eficiencia de la agencia, así como para promover los principios compartidos de la ONU de igualdad, neutralidad, tolerancia y antidiscriminación".

Al aceptar la ayuda de Estados Unidos, cuyo compromiso "férreo" con Israel se enfatiza en cada oportunidad, la UNRWA está ampliando el compromiso que sostiene su propia existencia. No es que tenga otra opción, dado que todos los donantes -y depende casi por completo de las donaciones voluntarias- están preocupados principalmente por mantener sus rentables lazos con la empresa de colonos de Israel.

Sin embargo, Estados Unidos parece dejar claro que espera lealtad de la UNRWA en cuanto a su supuesta neutralidad. La ayuda humanitaria en este caso no es un esfuerzo neutral, sino una respuesta política a las violaciones del derecho internacional que han creado una nación de refugiados. La neutralidad del OOPS es, en realidad, un mito. Sería mucho más honesto decir que la agencia se ha retorcido de esta manera y de la otra desde que comenzó a operar en 1949 y con cada renovación de mandato desde entonces, funcionando como el frente humanitario de la política que ha forzado a los palestinos a la desposesión permanente. La única manera en que puede funcionar es buscando y aceptando ayuda de los países que tienen interés en que Israel triunfe.

LEER: Crece la posibilidad de que se pospongan las elecciones palestinas

Esta dependencia de la financiación externa ha reducido el alcance de la UNRWA. Cada año que pasa, es la financiación la que atrae la atención de los medios de comunicación en lugar de los casi olvidados derechos legítimos de los refugiados palestinos, que son la razón de ser de la UNRWA. Estados Unidos debería tener claro que su promoción de principios neutrales para la UNRWA es una demanda tácita de silencio sobre la difícil situación de los palestinos.

Decisión de EE.UU. de recortar la financiación de la UNRWA - Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente].

Este silencio encaja bien con la narrativa israelí y su presión para eliminar la UNRWA por completo y eliminar el estatus de refugiado de los palestinos expulsados e incapaces de regresar a su tierra natal. Esto hará que el legítimo derecho al retorno quede obsoleto. La perpetuación del estatus de refugiado del pueblo palestino por parte de la UNRWA está ligada directamente a la política que sostiene a la agencia. En ausencia de un debate sobre esto último, las críticas a la UNRWA originadas en la narrativa colonial de los colonos de Israel no pueden ser contrarrestadas por soluciones políticas para los refugiados palestinos a los que la agencia atiende.

Ahora que el ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya no permite la eliminación del estatus de refugiado palestino por parte de Israel, y que su sucesor, Joe Biden, promueve la narrativa humanitaria, a Israel no le resultará difícil presentar argumentos supuestamente humanitarios para desmantelar la UNRWA. Guardar silencio sobre la dinámica que refuerza a la UNRWA mientras mantiene a los refugiados palestinos atados al proyecto humanitario de la ONU es un aspecto de la neutralidad que la administración Biden está promoviendo.

Hay que plantear una pregunta vital: ¿estaría la UNRWA dispuesta a abrirse a una crítica constructiva que busque una solución para los refugiados palestinos apartándose del derecho al retorno? ¿O el afán de financiación ha eclipsado la importancia de este interminable período provisional en el que se cree que ni los derechos ni las opciones políticas se aplican al pueblo de la Palestina ocupada?

LEER: Los delatores de la empresa de armas israelí acusan a Gran Bretaña de intimidación

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y AnálisisSmall Slides

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines