Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los llamamientos a la demolición de Jan Al Ahmar hablan de violencia colonial y privilegios

Palestinians arrive to show solidarity with Khan al-Ahmar villagers who at the risk of forced eviction, in the rural area of East Jerusalem on January 23, 2023. [Issam Rimawi - Anadolu Agency]

El ex embajador israelí ante la ONU, Danny Danon, ha declarado en una reunión de la facción del Likud que la "construcción ilegal palestina" en Cisjordania ocupada es "rampante". No estaba siendo sincero.

"El viernes pasado dejamos claro que apoyar los asentamientos no está reñido con respetar la ley", afirmó. "El ministro de Defensa recibió nuestro respaldo. Esperamos que la ministra de Defensa actúe con la misma determinación ante la rampante construcción ilegal palestina en Cisjordania. No toleraremos más la discriminación contra los colonos".

Los asentamientos y colonos israelíes son, por supuesto, ilegales según el derecho internacional, algo que Danon es experto en pasar por alto cuando hace afirmaciones tan escandalosas.

Mientras el gobierno israelí se prepara para presentar su respuesta al Tribunal Supremo sobre la inminente demolición del pueblo beduino palestino de Khan Al-Ahmar, Danon y el MK del Likud Yuli Edelstein visitaron el pueblo, pidiendo su demolición y acusando al gobierno de aplicación selectiva de la ley sobre la evacuación del puesto de avanzada ilegal de colonos de Or Chaim en la Cisjordania ocupada.

LEER: Los palestinos no mienten: cómo hacer frente a la violencia de la deslegitimación mediática 

En un artículo de opinión, Danon calificó la financiación por la UE de infraestructuras en Jan Al Ahmar de "participación subversiva de entidades internacionales en los asuntos internos de Israel" y acusó al bloque de violar la soberanía de Israel y el derecho internacional. "Es parte de una agenda oculta que pretende deslegitimar la reivindicación histórica de Israel sobre su propia tierra", escribió Danon.

La demolición de Khan Al-Ahmar por las IOF - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente].

Eliminando por completo el contexto colonial de Israel y el hecho de que Jan Al Ahmar está construido en tierra palestina ocupada por Israel, Danon se refirió a la evacuación de Or Chaim y dijo: "La ley es la ley y debe aplicarse a todos los ciudadanos y comunidades, judíos y árabes por igual". Sin embargo, no hay equivalencia entre el colonizador y el colonizado, como bien sabe Danon.

Khan al-Ahmar ha atraído la suficiente atención internacional como para convertirse periódicamente en noticia, y el activismo relacionado ha garantizado que las violaciones de Israel queden totalmente al descubierto. Sin embargo, la aldea también forma parte de un largo proceso colonial que pretende despojar a los palestinos de sus tierras. Su demolición no es un incidente aislado. Hay que tener en cuenta las anteriores expulsiones y destrucción de propiedades, incluida la limpieza étnica a partir de la Nakba de 1948.

LEER: La causa palestina estará en primera línea de la escena política de Brasil 

Israel se beneficia de que la comunidad internacional diferencie la expansión de los asentamientos coloniales. Ha conseguido un barniz de legitimidad para los asentamientos coloniales anteriores a pesar de las atrocidades cometidas por las bandas de terror paramilitares sionistas para establecer el control sobre el territorio palestino. La ley israelí sólo es justificable para sí misma y para la violencia que ha creado. En términos de igualdad y derechos, no hay justificación para la expansión colonial de Israel. Del mismo modo, no hay equivalencia en pedir la demolición de Jan Al Ahmar porque se haya desmantelado un asentamiento ilegal (incluso según la ley israelí). A los palestinos rara vez se les conceden permisos de construcción en lo que queda de sus tierras. El uso que Danon hace de la palabra "rampante" es totalmente deshonesto. De hecho, sus palabras sólo reflejan la violencia colonial y el privilegio de su país al pedir la destrucción de Jan Al Ahmar, por no hablar de atacar una parte integral de la resistencia palestina ante las inminentes órdenes de demolición.

Para que Danon no lo olvide, los residentes de Khan Al-Ahmar se trasladaron a la zona tras ser desplazados por Israel en 1950, dejando al descubierto la mentira de deslegitimar "la reivindicación histórica de Israel sobre su propia tierra". Israel quiere la contigüidad territorial con Jerusalén, no demoliciones basadas en la igualdad de derechos. Borrar el paisaje palestino mediante la expansión de los asentamientos coloniales no borra el hecho de que la población colona-colonial de Israel no puede reclamar legítimamente tierras palestinas, y tampoco puede hacerlo el gobierno israelí. La única afirmación que Israel puede hacer con cierto grado de precisión y honestidad es que colonizó Palestina y pretende finalizar su empresa colonial. Khan Al-Ahmar se interpone en sus planes, al igual que otras ciudades y pueblos palestinos lo hicieron hace décadas. Más de 500 pagaron el precio y fueron totalmente destruidas y borradas del mapa.

LEER: Netanyahu insiste en que el principal problema es Irán, mientras resuenan en sus oídos las advertencias de "guerra civil" 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides
Show Comments

MEMO Staff Writer

Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines