Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La 3ª Feria de Arte de Ramala apoya la prosperidad del arte palestino

La tercera edición de Ramallah Art Fair en la galería Zawyeh de Ramala [Instagram/ramallah_artfair].

Durante las próximas semanas, la 3ª Feria de Arte de Ramala creará un puente entre el mundo del arte local y el internacional para nutrir a los artistas palestinos y a su base de coleccionistas. La feria se clausurará el 23 de febrero.

Ésta se está convirtiendo en la época favorita del año para los amantes del arte palestino, sobre todo gracias a la feria, que se inauguró el 12 de diciembre. Se trata de una enorme muestra colectiva, que se ha ampliado en sentido físico y en línea año tras año.

La feria se celebra en la galería Zawyeh de Ziad Anani, en Ramala. En línea, se ha diseñado para traspasar las fronteras geográficas y permitir al público de toda Palestina y de otros lugares ver las obras expuestas.

La tercera edición de Ramallah Art Fair en la galería Zawyeh de Ramala [Instagram/ramallah_artfair].

"Ramala y Palestina están al margen del mundo del arte", me dijo Yusef Hussein, de la galería. Dirige las operaciones sobre el terreno de la feria. Esta marginalidad, dijo, se debe sobre todo a las dificultades para introducir personas y mercancías en el país. Galerías, artistas y visitantes pueden tener dificultades para conseguir un visado. Y las obras de arte tienen que pasar primero por Israel, lo que a menudo implica retrasos, elevados impuestos y, a veces, incluso que algunas se pierdan.

Consciente de estas limitaciones, la Feria de Arte de Ramala pretende apoyar a los jóvenes artistas palestinos y estrechar sus lazos con el mundo del arte internacional. En los últimos años ha aumentado la presencia palestina en eventos artísticos internacionales en Europa y Oriente Medio. Sin embargo, es mucho más raro ver a artistas internacionales exponiendo en Palestina.

LEER: Cultura de la esperanza: 2022 y los márgenes de la victoria en Palestina 

"Queremos que los artistas locales conversen con los internacionales y vean sus obras", explica Hussein. "Es una manera de comparar las distintas formas de producir arte, cómo enfocan otros artistas sus propios conceptos, métodos, técnicas y paleta de colores, e incluso los aspectos comerciales de su obra. Todo ello es muy saludable para el panorama artístico de Palestina".

Por eso, a diferencia de años anteriores, la feria presenta un nutrido grupo de artistas árabes e internacionales que exponen en Palestina por primera vez; proceden de Irak, Líbano, Siria, Noruega, España y Alemania. Esto se debe en parte a la red de contactos de la Galería Zawyeh, así como a las solicitudes directas y espontáneas de los artistas.

"Aunque procedan de distintos países, todos estos artistas tienen algún tipo de relación con Palestina", señala Hussein. "Puede que hayan realizado talleres en la región, o que sean cercanos a la causa palestina. Algunos artistas han donado todo su porcentaje a los niños de Gaza. Otros pueden ser de países vecinos, como Irak y Siria".

Comparada con la 1ª y 2ª Ferias de Arte de Ramala, ésta es más diversa en cuanto a técnicas y soportes, incluyendo pintura, fotografía y escultura. "En la primera feria sólo participaron 26 artistas; el año pasado fueron 32; este año tenemos 40. Esto ha aumentado obviamente el número de obras expuestas, que suman más de 200".

Añadió que la mayor accesibilidad fue la motivación para llevar la feria a Internet. "Para el componente virtual, incorporamos

La tercera edición de Ramallah Art Fair en la galería Zawyeh de Ramala [Instagram/ramallah_artfair].

tecnología que ya se utilizó con anterioridad -y con éxito- para otras exposiciones en Zawyeh. La idea era vivir una experiencia lo más parecida posible a una visita personal".

Otro de los objetivos de la Galería Zawyeh es desarrollar colecciones dentro de Palestina. Un problema particular para coleccionar obras de artistas palestinos es que los grandes museos y coleccionistas de arte suelen estar en el extranjero, por lo que las obras que se compran tienden a llevarse fuera del país. "Por eso intentamos que el arte sea accesible a los compradores palestinos, no sólo a los coleccionistas internacionales".

Accesibilidad significa también disponer de obras originales a precios razonables para dirigirse a los jóvenes amantes del arte y no sólo a los grandes coleccionistas que podrían ser la clientela habitual de la Galería Zawyeh. Al mismo tiempo, los coleccionistas locales se informan sobre las nuevas tendencias. "Es comparativamente raro que los palestinos estén expuestos al arte internacional, y los que viajan suelen interesarse sólo por el arte conceptual o la fotografía".

Es inevitable que en una feria que se celebra en Palestina la política entre en escena de un modo u otro. A veces hay sutiles temas políticos en las obras expuestas. Otras veces, los artistas abordan directamente la ocupación. Sin embargo, la mayoría de las obras parecen ser políticas en un sentido más amplio, utilizando simbolismos y alusiones que pueden referirse a Palestina, pero que también son aplicables a otros lugares, según la percepción de los espectadores.

LEER: La deplorable situación de la nación musulmana 

"El artista español García de Marina, por ejemplo, tiene varias piezas que son políticas, pero no están relacionadas directamente con la política palestina", dijo Hussein. "Aborda el tema del control a través del simbolismo de las piezas de ajedrez en sus fotografías conceptuales".

La artista alemana Ulrika Eller-Rueter, por su parte, presenta una serie de obras que representan gotas de agua agrandadas que la artista ha recogido de muchos países diferentes. Con ello evoca el concepto de fronteras, así como las diferencias y similitudes entre las personas a través de algo tan básico como el agua.

Pero la obra que más ha llamado la atención de los visitantes es Gaza en Beirut, del artista libanés Dia Mrad. Esta serie fotográfica conecta la explosión de 2020 en Beirut y la situación en Gaza, como señaló Hussein: "En esta obra la artista conecta los dos países. A los palestinos les encanta la comida y la música libanesas, pero a pesar de las muchas conexiones entre nuestras dos culturas, rara vez hay colaboraciones entre artistas libaneses y palestinos. Por eso a los visitantes les entusiasma ver a un artista libanés participar con una obra que intenta conectar directamente con nosotros".

La 3ª Feria de Arte de Ramala ya está teniendo un efecto dominó positivo en la escena artística palestina, animando a otras galerías de la zona a iniciar grandes exposiciones. "Es toda una vibración lo que está ocurriendo y eso es genial", concluyó Hussein. "Creo que será una plataforma importante para que los artistas evolucionen en los próximos años. Es muy saludable para el arte palestino".

La tercera edición de Ramallah Art Fair en la galería Zawyeh de Ramala [Instagram/ramallah_artfair].

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides
Show Comments
Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines