Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La deplorable situación de la nación musulmana

Representantes de los países miembros participan en la 12ª Conferencia de Ministros de Información de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) en Estambul, Turquía, el 22 de octubre de 2022. [İsa Terli - Agencia Anadolu].

2022 ha llegado a su fin, pero los acontecimientos y conflictos que han tenido lugar durante este año siguen sin resolverse, el más importante de los cuales es la guerra ruso-ucraniana que estalló en febrero.

A mí, el estado de nuestra nación islámica me rompe el corazón. De hecho, a todo musulmán le entristece la debilidad y la humillación de que ha sido testigo nuestra pueblo musulmán. La nación se ha extraviado durante décadas y cada vez que intenta retomar el rumbo, se extravía y se dispersa más. Sus enemigos hablan contra ella con hostilidad y llaman terroristas a los musulmanes, combaten al Islam con el pretexto de "luchar contra el terrorismo" y utilizan a los gobernantes árabes que los nombraron en sus países, como puntas de lanza en esta guerra maliciosa.

El nuevo año llega con la amenaza de dividir Yemen en dos; separar el sur del norte como parte de una conspiración de Emiratos Árabes Unidos, que armó y financió a los separatistas, alegando que se había retirado de la coalición liderada por Arabia Saudí. Los Emiratos Árabes Unidos destruyeron Yemen, bombardearon los hogares de los yemeníes mientras se refugiaban en ellos, mataron a miles de yemeníes y destruyeron el país.

2023 será testigo de un empeoramiento de la situación de los palestinos, con un aumento del racismo, los abusos y el asesinato de palestinos, especialmente con la llegada al poder del gobierno de extrema derecha de Netanyahu. No hay ningún signo de esperanza para la creación del Estado palestino que llevan prometiendo desde los Acuerdos de Oslo, mientras el enemigo sionista sigue asaltando la mezquita de Al Aqsa y disparando contra fieles pacíficos. Los colonos sionistas asaltan la mezquita y la profanan, y a pesar de la opresión, la humillación y los abusos a los que son sometidos los palestinos, el mundo "civilizado" permanece inactivo.

¿Debería destacar lo que les ocurre a los musulmanes en Myanmar o a los uigures en China y los diversos tipos de tortura y la opresión sistemática a la que se enfrentan, borrando su linaje y desarraigando su existencia por el criminal régimen fascista racista de China? Es trágico y vergonzoso celebrar una cumbre árabe-china en la tierra de las Dos Mezquitas Sagradas sin mencionar a estas víctimas.

LEER: Netanyahu retoma los planes de anexión suspendidos 

¿O debería hablar de los musulmanes de Cachemira después de que India aboliera el autogobierno de la región musulmana de Cachemira? El primer país que se apresuró a apoyar la decisión de India fue EAU. Los Emiratos calificaron a los musulmanes de Cachemira de terroristas.

Aquí recuerdo lo que ocurrió con Timor y cómo se apoderaron de él y lo separaron del Estado musulmán de Indonesia con el pretexto de que sus habitantes son cristianos. Establecieron un Estado cuya población no supera las 900.000 personas, pero a Cachemira, cuya población musulmana supera los 13 millones de ciudadanos, no le permiten ser un Estado independiente ni anexionarse al Pakistán musulmán, sino que le despojan de su estatuto de autogobierno.

LEER: La esperada cumbre China-Árabe pone de manifiesto la creciente asertividad de Pekín 

¿Qué pasa con lo que está sucediendo en Siria, y las conspiraciones que se planean para dividir y ocupar su tierra por los rusos y los safávidas?

En Libia, los países coloniales están compitiendo para ganar una parte en Libia para su propio interés, utilizan a su agente Haftar para golpear la capital, Trípoli, y matar a su gente pacífica que está defendiendo su país y su dignidad, ¡y hoy planea separar Cirenaica de Libia!

Hoy, Irak es testigo de las victorias iraníes, ya que Teherán nombra presidentes y gobernadores que están directamente afiliados a él hasta el punto de que uno de sus líderes dijo que Irán ocupa las capitales de cinco estados árabes; Irak, Yemen, Siria, Líbano y Bahrein. Sí, Irán o el Estado Safávida, como se llamaba, se apoderó de estos cinco países.

Es un nuevo año, pero nada es nuevo este año.

 El precio de traicionar a Palestina: los marroquíes desafían la normalización con Israel 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

 

Categorías
AfganistánArabia SauditaArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaChinaIndiaIránOriente MedioPakistánRegiónSiria
Show Comments
Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines