Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El poder judicial iraní declara que tratará con firmeza a los manifestantes

Manifestantes iraníes marchan por una calle el 1 de octubre de 2022 en Teherán, Irán [Getty Images]

Los tribunales de Irán tratarán con firmeza a todo aquel que provoque disturbios o cometa delitos durante la oleada de protestas antigubernamentales, según ha declarado el poder judicial el martes, indicando que las autoridades tienen la intención de imponer duras sentencias a los manifestantes condenados, informa Reuters.

Las manifestaciones, uno de los mayores desafíos a los líderes clericales de Irán desde la Revolución Islámica de 1979, ya han persistido durante ocho semanas, a pesar de las duras medidas de seguridad y de las severas advertencias de las fuerzas de seguridad.

Más de 1.000 personas han sido acusadas sólo en la provincia de Teherán en relación con lo que el gobierno llama "disturbios".

"Ahora, el público, incluso los manifestantes que no apoyan los disturbios, exigen al poder judicial y a las instituciones de seguridad que se ocupen de las pocas personas que han causado disturbios de manera firme, disuasoria y legal", dijo el portavoz del poder judicial, Masoud Setayeshi.

LEER: Irán presenta un sistema mejorado de defensa antimisiles de largo alcance

Las manifestaciones antigubernamentales estallaron en septiembre tras la muerte de una mujer kurda, Mahsa Amini, que había sido detenida por la policía de la moralidad por haber incumplido supuestamente el estricto código de vestimenta impuesto por la República Islámica a las mujeres.

El martes, los estudiantes de la Universidad de Ciencia y Cultura de Teherán dirigieron su ira contra la élite de la Guardia Revolucionaria y los gobernantes clericales. "Este año la Guardia Revolucionaria tendrá bajas, abajo todo el régimen", corearon, según una cuenta de Twitter con 330.000 seguidores centrada en los disturbios.

La agencia de noticias activista HRANA dijo que hasta el lunes habían muerto 321 manifestantes en los disturbios, incluidos 50 menores. También murieron 38 miembros de las fuerzas de seguridad, según la agencia.

Los medios de comunicación estatales afirmaron el mes pasado que habían muerto más de 46 miembros de las fuerzas de seguridad, incluidos agentes de policía. Los funcionarios del gobierno no han proporcionado una estimación de un recuento de muertes más amplio

Acusaciones

Los dirigentes iraníes han acusado a sus enemigos, incluido Estados Unidos, de fomentar los disturbios. Los legisladores iraníes de línea dura han instado al poder judicial a "tratar con decisión" a los autores.

"¿Por cuánto tiempo podemos tolerar esto?" dijo Setayeshi.

En las protestas de todo el país han participado personas de todas las clases sociales, y los estudiantes y las mujeres han tenido un papel destacado, agitando y quemando pañuelos.

Dos periodistas iraníes se enfrentan a cargos de colusión contra la seguridad nacional y propaganda contra el Estado, dijo Setayeshi, añadiendo que los dos estaban en prisión bajo una orden de detención temporal y que su caso estaba a punto de finalizar.

Una de las acusadas es Niloofar Hamedi, que trabajaba para el diario pro-reformista Sharq y fue la primera en señalar al mundo que no todo iba bien con Amini con una foto de sus padres abrazándose en un hospital de Teherán.

Crece la furia en Irán por la muerte de una mujer tras ser arrestada por el hiyab - Caricatura [Sabaaneh/Middle East Monitor].

El segundo periodista es Elaheh Mohammadi, que cubrió el funeral de Amini en su ciudad natal kurda de Saqez, donde comenzaron las protestas. Unos 300 periodistas iraníes exigieron el mes pasado su liberación.

Muchos deportistas y artistas también han apoyado las protestas.

Los jugadores de la selección nacional de fútbol playa de Irán no animaron ni celebraron después de derrotar a Brasil para ganar la copa del campeonato, dijo 1500TASVIR, una cuenta activista de Twitter muy seguida.

Según esta cuenta, los jugadores también se negaron a cantar el himno nacional de la República Islámica al comienzo de su partido de semifinales contra Emiratos Árabes Unidos. La federación iraní de fútbol playa, en un comunicado el lunes, dijo que las acciones de los jugadores eran "imprudentes".

En la ciudad iraní de Bushehr, el equipo fue recibido por los aficionados el lunes por la noche, pero no hubo cánticos patrióticos.

 

Categorías
IránNoticiasOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines