Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La ONU hace perder vidas y tiempo a los palestinos

Familiares lloran mientras asisten al funeral de un niño palestino de 7 años, Rayyan Suleiman, el 30 de septiembre de 2022 [Wisam Hashlamoun/Anadolu Agency].

La expansión colonial de Israel ha tomado casi toda Palestina y, sin embargo, la ONU sigue perdiendo el tiempo en decirle a todo el mundo lo que debería ser, y realmente es, cegadoramente obvio. La ocupación israelí de Palestina, según un reciente informe de la Comisión Independiente de Investigación de la ONU, creada en mayo de 2021 y con mandato del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, es ilegal. "La Comisión considera que hay motivos razonables para concluir que la ocupación israelí del territorio palestino es ahora ilegal según el derecho internacional debido a su permanencia y a las acciones emprendidas por Israel para anexionar partes de la tierra de facto y de jure", concluye el informe.

El documento se presentará a la Asamblea General de la ONU el jueves. Señala "dos indicadores que pueden utilizarse para determinar la ilegalidad de la ocupación": su permanencia y las actividades de anexión.

Más asentamientos israelíes en Palestina - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente]

Es de suma importancia la opinión del informe sobre la narrativa de seguridad de Israel. "Aunque Israel tiene algunas preocupaciones legítimas en materia de seguridad, la Comisión considera que un número significativo de las políticas y acciones aplicadas por Israel en Cisjordania no tienen por objeto abordar estas preocupaciones, sino que la seguridad se utiliza a menudo para justificar la expansión territorial de Israel".

Aunque el informe no establece nada nuevo -los palestinos llevan décadas viviendo este tipo de violaciones bien documentadas-, la ONU debería hacer caso al informe y dejar de poner en peligro la vida de los palestinos para proteger la violencia y la expansión colonial de Israel, defendiendo la narrativa de seguridad del Estado de apartheid. La ONU se encarga de legitimar esta narrativa falsa sobre todo en el contexto de Gaza, cuando la empresa colonial de los colonos decide que es un momento oportuno para convertir el enclave en un lugar de pruebas de armas.

Sin embargo, como señala el informe, Israel ha ampliado su narrativa de seguridad para abarcar todos los detalles de la vida de los palestinos, estrangulando así la libertad de movimiento y haciendo que la población colonizada esté perpetuamente insegura. El informe es claro al afirmar que las violaciones de Israel, incluidas su ocupación militar y su anexión, no pueden quedar sin respuesta, pero ¿qué hará la ONU y cómo sorteará las discrepancias que se han señalado tan claramente?

No se puede escapar al hecho de que la inacción de la comunidad internacional ha facilitado la rapidez de las violaciones de Israel, así como la permanencia de su ocupación colonial y militar. De hecho, el hecho de que este informe haya sido necesario para establecer la ocupación ilegal de Palestina por parte de Israel es una prueba más del apoyo incondicional de la ONU a la existencia de Israel. A decir verdad, el informe habría sido innecesario si la ONU no hubiera instigado el proceso colonial a través del Plan de Partición de 1947, y no hubiera defendido posteriormente el establecimiento colonial de Israel, algo en lo que la organización internacional es muy versada.

LEER: Los palestinos necesitan equilibrio en sus alianzas internacionales

El primer ministro israelí, Yair Lapid, ha calificado, como era de esperar, el informe de la ONU de "tendencioso, falso, incitante y descaradamente desequilibrado". Pero eso lo diría él, ¿no?

El informe es claro en cuanto a la necesidad de abordar las ilegalidades y violaciones del derecho internacional por parte de Israel. La ONU se queda en medio, hipócritamente, y hay que llamarle la atención por hacer perder el tiempo a los comisionados independientes, cuyas recomendaciones probablemente serán descartadas o simplemente archivadas para proteger a Israel. Y lo que es más importante, la ONU debe aclarar su papel como facilitadora de la violencia colonial de Israel, para que el pueblo palestino pueda defender su liberación por sí mismo y no siga atado a normas internacionales que, ante todo, normalizan a Israel y sus acciones racistas y coloniales.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

 

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines