Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Embajada del Reino Unido en Israel: El Arzobispo de Canterbury preocupado por el posible traslado a Jerusalén

Arzobispo de Canterbury, Justin Welby [Wikipedia]

Los líderes de la Iglesia en el Reino Unido han expresado conjuntamente su alarma por el "impacto potencial" si el gobierno británico traslada su embajada de Tel Aviv a Jerusalén.

En una inusual intervención, un portavoz dijo a Middle East Eye que Justin Welby, el arzobispo de Canterbury, está "preocupado" por el traslado, que fue planteado por la primera ministra británica Liz Truss en una reunión con su homólogo israelí Yair Lapid el mes pasado.

El portavoz dijo a Middle East Eye: "El arzobispo está preocupado por el impacto potencial de trasladar la embajada británica en Israel de Tel Aviv a Jerusalén antes de que se haya alcanzado un acuerdo negociado entre palestinos e israelíes".

El portavoz añadió que Welby "está en contacto con los líderes cristianos de Tierra Santa y sigue rezando por la paz de Jerusalén."

Un traslado de la embajada a Jerusalén invertiría la posición británica de siempre. El Reino Unido ha mantenido durante mucho tiempo su embajada en Tel Aviv como parte de una política de larga data de que el estatus final de la ciudad debe decidirse tras las negociaciones.

Si se traslada la embajada británica, Truss seguiría los pasos del ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien, desafiando el derecho internacional, trasladó la embajada de Estados Unidos a Jerusalén, una medida tomada como un reconocimiento formal de la soberanía de Israel sobre la ciudad.

LEER: Los parlamentarios pro-israelíes afirman que el Reino Unido "ya posee el terreno para la embajada en Jerusalén"

Los conservadores discuten el traslado

La declaración significa que las iglesias anglicana y católica están ahora hombro con hombro en su alarma ante la posibilidad de que el Reino Unido traslade su embajada a una ciudad sagrada considerada por judíos, cristianos y musulmanes.

El Arzobispo de Canterbury hizo pública su preocupación horas después de que el católico de más alto rango de Gran Bretaña escribiera a Truss advirtiéndole contra el traslado.

El cardenal Vincent Nichols, arzobispo de Westminster, dijo: "Ese traslado de la embajada del Reino Unido sería gravemente perjudicial para cualquier posibilidad de paz duradera en la región y para la reputación internacional del Reino Unido".

El cardenal añadió que el papa Francisco y los líderes de las iglesias de Israel y Palestina habían "pedido durante mucho tiempo que se mantuviera el statu quo internacional sobre Jerusalén, de acuerdo con las resoluciones pertinentes de la ONU".

Middle East Eye entiende que es probable que otras iglesias del Reino Unido se opongan a la medida. También se espera que los líderes eclesiásticos de todas las confesiones de Jerusalén denuncien la propuesta de Truss.

Hace cuatro años, las 13 confesiones cristianas de Jerusalén se unieron para condenar el anuncio de Trump de que la embajada de Estados Unidos se trasladaría a la ciudad.

En una declaración conjunta afirmaron: "Estamos seguros de que tales pasos producirán un aumento del odio, el conflicto, la violencia y el sufrimiento en Jerusalén y Tierra Santa, alejándonos del objetivo de la unidad y profundizando en la división destructiva."

El Consejo Musulmán de Gran Bretaña también ha escrito a Truss, diciendo que la medida representaría la "legitimación de la ocupación israelí de Jerusalén Este". Advirtió que la medida dañaría "la reputación internacional de Gran Bretaña".

Los partidos Laborista, Liberal Demócrata y Nacional Escocés han declarado a Middle East Eye que se oponen al traslado y que harán campaña en contra.

El plan fue sugerido por primera vez por Truss en una carta dirigida a los Amigos Conservadores de Israel (CFI), un grupo de presión pro-israelí, durante la campaña de liderazgo conservador a principios de este año, cuando su predecesor Boris Johnson dejó de ser líder tory.

En la Conferencia del Partido Conservador celebrada esta semana en Birmingham, el CFI pidió que se diera el paso. Jake Berry, presidente del Partido Conservador, prometió su "compromiso inquebrantable... para construir relaciones sólidas con el Estado de Israel y apoyarlo en su lucha para garantizar que siga siendo seguro, y que la capital en Jerusalén sea la sede de nuestra nueva embajada".

El martes, el MEE publicó una nota informativa, distribuida por el CFI a los parlamentarios conservadores afiliados, en la que se afirmaba que el gobierno del Reino Unido ya poseía terrenos en el oeste de Jerusalén que habían sido destinados a albergar una nueva embajada.

La nota informativa afirmaba que el traslado de la embajada de Tel Aviv a Jerusalén sería "una medida burocrática que reconoce la realidad sobre el terreno".

Este artículo se publicó por primera vez en Middle East Eye.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEuropa y RusiaIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReino UnidoSmall Slides

Peter Oborne ganó el premio al mejor comentario/blogging en 2017 y fue nombrado freelance del año en 2016 en los Online Media Awards por los artículos que escribió para Middle East Eye. También fue columnista del año 2013 en los British Press Awards. Dimitió como columnista político jefe del Daily Telegraph en 2015. Entre sus libros se encuentran El triunfo de la clase política, El auge de la mentira política y Por qué Occidente se equivoca sobre el Irán nuclear.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines