Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

EE.UU. prepara al heredero del socio en seguridad de Israel, Abbas

El presidente palestino Mahmoud Abbas el 23 de agosto de 2022 [Ali Balıkçı/Anadolu Agency]

El Ministro de Asuntos Civiles de la Autoridad Palestina y Secretario General del Comité Ejecutivo de la OLP, Hussein Al-Sheikh, se dirige a Washington para reunirse con altos funcionarios de la administración Biden, a pesar de que el presidente estadounidense aún no ha lanzado su visión de la paz entre Israel y los palestinos. Según Haaretz, un funcionario israelí que fue informado de la visita dijo que Al-Sheikh se reunirá con el Asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, así como con altos funcionarios del Departamento de Estado y de la CIA.

Al-Sheikh es uno de los ayudantes más cercanos del octogenario presidente de la AP, Mahmoud Abbas, que firmó los Acuerdos de Oslo junto con el difunto primer ministro israelí Yitzhak Rabin a principios de la década de 1990. Los acuerdos se crearon para facilitar la concesión de derechos y principios palestinos en favor de la ocupación israelí.

Debido a la creciente agresión israelí contra los palestinos y al fuerte aumento de los ataques de los colonos judíos ilegales en Cisjordania y Jerusalén ocupadas, los palestinos han empezado a pasar de la resistencia popular a la armada. Esta tendencia ha ido en aumento a pesar de la violenta represión militar israelí.

¿Un pozo de soluciones o de problemas?: por qué es fundamental reformar la ONU

Mientras tanto, los servicios de seguridad de la AP han sido incapaces de contener la resistencia armada, totalmente legítima. Los agentes de seguridad de la AP han allanado los hogares de los activistas palestinos y los han detenido a ellos o a miembros de sus familias; han detenido a periodistas y han reprimido a los medios de comunicación; y han proferido graves amenazas. Nada está funcionando.

En un momento en el que no hay un gobierno israelí capaz de tomar decisiones decisivas, Washington no quiere que la resistencia palestina armada se convierta en una bola de nieve en la Cisjordania ocupada, por lo que está interviniendo.

Mientras Estados Unidos, Israel y la comunidad internacional, que es cómplice de la violencia de Israel contra los palestinos, creen que la continuación de los Acuerdos de Oslo es la mejor manera de mantener la ocupación israelí de Palestina, deben pensar en pasar la misión de una generación a otra. Para no caer en la trampa de la competencia por el Gran Jefe palestino de los Acuerdos, Abbas, Estados Unidos y sus socios quieren asegurarse de que el heredero del proyecto de Oslo esté listo cuando el Jefe muera o sea incapaz de controlar la AP. De ahí la invitación de Washington a Hussein Al-Sheikh.

Acuerdos de Oslo, el 25º aniversario - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente]

Haaretz describió a Al-Sheikh como un "potencial sucesor" de Abbas, quien dijo a los palestinos estadounidenses al margen de la Asamblea General de la ONU la semana pasada que se ha dado cuenta de que "no es que los israelíes no quieran la paz, sino que los estadounidenses no quieren la paz".

"Creo que Estados Unidos está preocupado por la situación en Cisjordania y Jerusalén ocupadas a la luz de la actual escalada israelí. Al mismo tiempo, quiere asegurarse de que la AP pueda desempeñar su papel relacionado con la cooperación en materia de seguridad, reprimiendo la resistencia palestina", explicó el analista político palestino Ismat Mansour. "Estados Unidos convocó a Hussein Al-Sheikh a Washington para absorber la ira de la AP, así como para impulsarla a fin de poder hacer frente a la creciente oposición entre los palestinos en la Cisjordania ocupada".

Añadió que EE.UU. "es incapaz de presionar a Israel para mantener la calma, ya que no hay un gobierno israelí que trabaje con la AP e intente ayudarla a absorber la escalada israelí y a desviar su ira contra el pueblo palestino". Estados Unidos, insistió Mansour, está trabajando para reforzar la posición de Al-Sheikh ya que es el mejor heredero de Mahmoud Abbas a ojos de Estados Unidos e Israel".

El analista político señaló que "Estados Unidos está interesado en impulsar la AP, pero no quiere reanudar el proceso político estancado ni iniciar uno nuevo. Sólo ofrecerá algún apoyo político y financiero".

Para el analista político palestino Mustafa Al-Sawwaf, "Estados Unidos está preparando la sucesión de Abbas. Se espera que abandone la escena política muy pronto, ya sea por su maltrecha salud, por su muerte o por su incapacidad para dirigir la AP". Además, el último capítulo de la misión de la AP está incompleto. "El último capítulo es la plena ocupación de Jerusalén y la judaización de su Ciudad Vieja y de la mezquita de Al-Aqsa. Estados Unidos e Israel quieren completar este capítulo pero no creen que Abbas sea capaz de hacerlo. Así que Hussein Al-Sheikh está siendo preparado como el mejor socio para continuar los Acuerdos de Oslo".

Además, dijo Al-Sawwaf, "la escalada en la Cisjordania ocupada no es real. Está hecha para provocar el caos con el fin de que la sucesión se desarrolle sin problemas, porque hay varios otros funcionarios de la AP y de Fatah que tienen sus ojos puestos en la silla de Abbas y podrían obstruir la misión fácilmente."

LEER: La Asociación UE-Israel expone la dependencia del bloque del Estado de ocupación

El periodista israelí Baruch Yedid me dijo que Al-Sheikh fue designado por el propio Abbas para ocupar su puesto como jefe de la AP, y que por eso Estados Unidos está tratando con él asuntos relacionados. "Está claro que Estados Unidos también entiende que es el sucesor designado por Abbas. Creo que está saliendo como una declaración de intenciones".

Mientras tanto, Estados Unidos está trabajando con Al-Sheikh en un plan para suspender los planes de acudir a la ONU. "EE.UU. quiere que la AP se abstenga de dar pasos unilaterales, como la solicitud de adhesión plena a las Naciones Unidas", afirmó Yedid. "He oído decir a Ramala que están estableciendo un plan de seguridad para controlar todos los territorios y es posible que el viaje esté relacionado con eso".

Yedid añadió que la administración estadounidense está trabajando con la AP debido a la falta de un gobierno israelí efectivo. "Actualmente no hay ningún contacto con Israel, pero es posible que lo haya después de las elecciones generales", añadió.

Parece que Estados Unidos y la AP se están preparando para la etapa posterior a las elecciones, en la que es probable que la arena política israelí esté dominada por políticos de extrema derecha. El mejor funcionario de la AP para mantener la misión de Oslo, según Washington, es Hussein Al-Sheikh.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines