Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un largo rastro de asesinatos en Irán alimenta las hostilidades con Israel

Un recorte de un soldado israelí se ve detrás de las señales que señalan las distancias a diferentes ciudades en un puesto del ejército en el Monte Bental en los Altos del Golán anexados por Israel, el 28 de noviembre de 2020 [JALAA MAREY/AFP vía Getty Images].

Irán declaró esta semana que pronto juzgará a los que, según dijo, eran tres agentes vinculados al Mossad, detenidos en abril, en medio de las crecientes tensiones entre la República Islámica y su archienemigo, Israel, que lleva años librando una guerra en la sombra en Oriente Medio.

Un fiscal dijo que los tres detenidos planeaban asesinar a científicos nucleares.

Irán acusa desde hace tiempo a Israel, al que la República Islámica se niega a reconocer, de sabotear instalaciones nucleares y asesinar a científicos para desbaratar su programa nuclear.

Occidente e Israel temen que el programa iraní tenga como objetivo la fabricación de armas, algo que Irán niega.

Israel, que se cree que posee armas nucleares, considera que el programa nuclear iraní es una amenaza existencial.

He aquí algunos detalles de los atentados contra científicos y otras personalidades iraníes en los últimos años:

Guardia Revolucionaria, Coronel Sayad Khodai

El 22 de mayo, dos personas a bordo de una motocicleta abrieron fuego contra el coronel de la Guardia Revolucionaria Khodai en Teherán. Aunque Khodai no estaba implicado en el programa nuclear iraní, Israel le acusó de planear atentados contra sus ciudadanos en todo el mundo.

Su muerte fue la última de una serie de ataques que, según funcionarios iraníes, son israelíes. Israel no comenta este tipo de incidentes.

La agencia de noticias semioficial ISNA informó de que miembros de una red de servicios de inteligencia israelíes fueron detenidos por los guardias. Teherán culpó a Israel y prometió venganza.

Científico nuclear, Mohsen Fakhrizadeh

El principal científico nuclear iraní, Mohsen Fakhrizadeh, fue asesinado en una emboscada cerca de Teherán en noviembre de 2020. Un alto comandante de la Guardia Revolucionaria dijo que el asesinato se llevó a cabo a distancia con inteligencia artificial y una ametralladora equipada con un "sistema inteligente controlado por satélite."

Poco después de su muerte, Irán señaló a Israel, con el Ministro de Asuntos Exteriores alegando "serios indicios de (un) papel israelí".

Israel no confirmó ni negó su responsabilidad.

Los servicios de inteligencia occidentales e israelíes habían descrito a Fakhrizadeh durante años como el misterioso líder de un programa encubierto de bombas atómicas interrumpido en 2003, que Israel y Estados Unidos acusan a Teherán de intentar restaurar. Irán afirma que su programa nuclear es únicamente para usos civiles.

Científico nuclear, Mostafa Ahmadi-Roshan

Ahmadi-Roshan, licenciado en ingeniería química de 32 años, murió por una bomba colocada en su coche por un motorista en Teherán en enero de 2012. Otro pasajero murió en el hospital y un peatón resultó herido.

Irán dijo que la víctima supervisaba un departamento de la instalación subterránea de enriquecimiento de uranio de Natanz. Irán culpó a Israel y a Estados Unidos del atentado.

El científico Darioush Rezai

Rezai, de 35 años, fue asesinado a tiros por hombres armados en el este de Teherán el 23 de julio de 2011. El profesor universitario era doctor en física. El viceministro del Interior, Safarali Baratlou, dijo que no estaba vinculado al programa nuclear iraní, después de que los primeros informes de algunos medios de comunicación dijeran que sí lo estaba.

Massoud Alimohammadi

Alimohammadi, físico de partículas elementales, murió en enero de 2010 al explotar una bomba oculta en una motocicleta.

Fuentes occidentales dijeron que el profesor trabajaba estrechamente con Fakhrizadeh y Fereydoun Abbassi-Davani, ambos sujetos a sanciones de la ONU por su trabajo en el presunto desarrollo de armas nucleares.

Una lista de las publicaciones de Alimohammadi en el sitio web de la Universidad de Teherán sugería que su especialización era la física teórica de partículas, no la energía nuclear, dijo un profesor de física occidental.

Un iraní se declaró culpable del asesinato de Alimohammadi. Los fiscales dijeron que el hombre había viajado a Israel para recibir formación de la agencia de inteligencia Mossad, y que le pagaron 120.000 dólares.

Científico nuclear, Majid Shahriyari El científico nuclear Majid Shahriyari murió y su esposa resultó herida en la explosión de un coche bomba en Teherán el 29 de noviembre de 2010, en lo que los funcionarios iraníes calificaron de atentado patrocinado por Israel o Estados Unidos.

El jefe de la Agencia de Energía Atómica de Irán, Ali Akbar Salehi, dijo que Shahriyari tenía un papel en uno de los mayores proyectos nucleares del país, pero no dio más detalles, informó la agencia oficial de noticias, IRNA.

Fereydoun Abbasi-Davani

Abbasi-Davani y su esposa resultaron heridos en la explosión de un coche bomba el mismo día en que murió Shahriyari.

Abbasi-Davani, que era director del departamento de física de la Universidad Imam Hossein, había sido objeto de sanciones de la ONU por lo que, según funcionarios occidentales, era su participación en presuntas investigaciones sobre armas nucleares.

El Ministro de Inteligencia de la época, Heydar Moslehi, declaró posteriormente: "Este acto terrorista fue llevado a cabo por servicios de inteligencia como la CIA, el Mossad y el MI6".

LEER: ¿Podrá la visita de Biden tranquilizar a los aliados y evitar otra guerra en Oriente Medio?

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIránOriente MedioRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines