Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Nueve años en el régimen de detención de inmigrantes de Australia, Mehdi Ali lucha contra los pensamientos suicidas

El refugiado iraní Mehdi Ali habla contra el brutal sistema de inmigración de Australia, 21 de enero de 2022

Mehdi Ali solo tenía 15 años cuando emprendió el peligroso viaje a Australia en barco en 2013, huyendo de la persecución en Irán, como miembros de la minoría árabe ahwazi.

"Desde entonces, durante nueve años, he estado detenido en circunstancias crueles en centros de detención en tierra y en el mar", dijo Mehdi.

Al cumplir un año más de languidecer en el brutal sistema de inmigración australiano, el refugiado iraní pasó su 24 cumpleaños la semana pasada en el Park Hotel de Melbourne, que alberga a otros 30 solicitantes de asilo, detenidos indefinidamente por el gobierno australiano, una práctica prohibida por el derecho internacional.

Sin embargo, no fue hasta que el mejor tenista del mundo sin vacunar fue detenido en el mismo hotel cuando la atención de los medios de comunicación del mundo se centró finalmente y criticó las pésimas condiciones en las que el gobierno australiano obliga a vivir a la gente.

La estrella serbia del tenis, Novak Djokovic, fue despojado de su visado por los agentes de control fronterizo que dijeron que no cumplía los requisitos de entrada de Covid-19, antes de ser enviado al Park Hotel, donde sus padres han calificado el alojamiento de "terrible" y afirman que su hijo está siendo tratado como un prisionero.

"No es justo, no es humano", se quejó la madre de Novak Djokovic. "Su alojamiento es terrible. Es un pequeño hotel para inmigrantes, si es que es un hotel; con bichos, todo está sucio, la comida es terrible."

LEER: La principal misión de Israel es perjudicar a Irán, declara el primer ministro

El presidente serbio, Aleksandar Vucic, dijo que su gobierno había pedido que el deportista fuera trasladado del "infame hotel". Djokovic fue liberado al cabo de cuatro días.

Mientras tanto, Mehdi, detenido desde hace nueve años, sigue sin saber cuánto tiempo más estará retenido ni a dónde podría ir después.

"Es decepcionante que haya tenido que ser una celebridad famosa la que se encuentre en la misma situación que nosotros, los refugiados, para que el mundo se dé cuenta por fin. La gente sólo se está enterando de nosotros ahora porque los medios de comunicación no han hecho un gran trabajo en los últimos nueve años", señaló Mehdi.Pero realmente espero que ahora que los medios de comunicación están prestando atención, no sea una ola temporal, especialmente los medios de comunicación de Australia. Realmente espero que los medios de comunicación se enfrenten al gobierno y espero que el propio Djokovic hable de nosotros, porque tiene una gran plataforma.

Describió cómo pasa la mayor parte del día intentando "matar el tiempo en estricto confinamiento" leyendo libros o tocando música o durmiendo. Dijo que solo tiene una ventana para ver lo poco que puede de la vida en el exterior y que es lo que "me impide la libertad".

Guardian Australian informó que, de los 3.127 que solicitaron asilo en Australia entre 2013 y diciembre de 2014, todos fueron enviados al extranjero, y más de la mitad seguían detenidos en diciembre de 2020.

Su detención también ha costado a los contribuyentes australianos más de 13.000 millones de dólares australianos (9.350 millones de dólares).

LEER: La ONU y Arabia Saudí abordan el fin de la guerra en Yemen

A pesar de que las solicitudes de protección de Mehdi fueron reconocidas formalmente hace más de media década, en 2014, mientras estaba detenido en Nauru, la isla del Pacífico donde cientos de solicitantes de asilo que intentaban entrar en Australia han sido retenidos en sombríos campos de detención, fue trasladado al Park Hotel.

El traslado se produjo dos meses después de que se le diagnosticara un trastorno de estrés postraumático por los abusos y maltratos de los que fue víctima y testigo en Nauru, apodado "cárceles insulares."

Ha visto a amigos quemarse a lo bonzo, así como ser golpeados y maltratados, encarcelados sin motivo.

"Sufro graves problemas de salud mental; todos lo estamos", dijo Mehdi. "La calidad de la comida es realmente mala y cada persona tiene su propia habitación sin acceso al aire fresco, no podemos soportarlo. Nos hemos quedado sin métodos de supervivencia. Estamos sufriendo traumas, estrés postraumático e incluso tenemos pensamientos suicidas".

"Me arrepiento de haber venido aquí. Quiero irme. A veces, desearía haber muerto en el océano".

Los defensores de los refugiados protestan regularmente frente al hotel, casi siempre en pequeño número y sin que los transeúntes se den cuenta.

Sin embargo, la repentina llegada del atleta Djokovic ha animado a los manifestantes, que pretenden llamar la atención mundial sobre los solicitantes de asilo y el trato que reciben en Australia.

LEER: Un legado de poder en Egipto necesitó que Al-Sisi hijo peregrinara a Tel Aviv

Los activistas de los refugiados, incluido Mehdi, se han apresurado a aprovechar la atención de los medios de comunicación al documentar en las redes sociales las duras condiciones del hotel y las continuas luchas con el sistema de inmigración australiano.

Es una forma de protesta, afirmó, con la petición de que la comunidad internacional haga lo mismo, hasta que se cambie la situación de su detención indefinida.

"Alza nuestras voces hablando de nosotros y compartiendo nuestras historias. Habla con tu diputado local y reza por nosotros. No dejes que esto se apague", añadió.

Hasta entonces, su espera, y la de otros 30 refugiados, continúa.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaAustraliaIránOriente MedioRegiónReportajes y Análisis

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines