Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Una princesa de Dubai gana 554 millones de libras al jeque en un litigio en el Reino Unido

La princesa, hermanastra del rey de Jordania, y sus hijos necesitarán una seguridad de por vida, según el juez Philip Moore. También dictaminó que el jeque debe hacer un pago único de 333 millones de dólares a su ex esposa para compensar sus pérdidas financieras y pagar los caballos de carreras, las joyas y otras deudas de Haya.

El gobernante de Dubai, el jeque Mohammed bin Rashid al-Maktoum, ha sido condenado por el Tribunal Superior de Londres a aportar una cifra récord de más de 554 millones de libras (733 millones de dólares) para resolver una batalla por la custodia de sus dos hijos con su ex esposa, informa Reuters.

La mayor parte de la enorme indemnización a la princesa Haya bint Al-Hussein, hermanastra del rey Abdullah de Jordania, y a los dos hijos de la pareja, es para garantizar su seguridad de por vida, sobre todo para hacer frente al "grave riesgo" que supone para ellos el propio jeque, dijo el juez, Philip Moor.

El juez dijo: "Ella no pide una indemnización para sí misma más que para la seguridad" y para compensar las posesiones que perdió como resultado de la ruptura matrimonial.

Ordenó a Mohammed que hiciera un pago único de 251,5 millones de libras en un plazo de tres meses a Haya para el mantenimiento de sus mansiones británicas, para cubrir el dinero que ella dijo que se le debía por las joyas y los caballos de carreras, y para sus futuros gastos de seguridad.

Al jeque, que es vicepresidente y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos, también se le pidió que aportara 3 millones de libras para la educación de Jalila, de 14 años, y Zayed, de 9, y 9,6 millones de libras en concepto de atrasos. También se le pidió que pagara 11,2 millones de libras al año para la manutención de los niños y para su seguridad cuando sean adultos.

Estos pagos se garantizarán mediante una garantía de 290 millones de libras en poder del banco HSBC. La suma final, a pesar de que algunos abogados londinenses creen que es la mayor indemnización pública jamás ordenada por un tribunal de familia inglés, es menos de la mitad de los 1.400 millones de libras que Haya había solicitado inicialmente.

LEER: La guerra por Israel en los campus británicos

Durante casi siete horas de testimonio, Haya, de 47 años, dijo que un gran pago único permitiría una ruptura limpia y eliminaría el control del jeque sobre ella y sus hijos.

"Quiero ser libre y quiero que ellos sean libres", dijo al tribunal.

Tras la sentencia, un portavoz del jeque dijo que "siempre se ha asegurado de que sus hijos estén atendidos" y pidió a los medios de comunicación que respetaran su privacidad. Un abogado de Haya no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

El acuerdo es el último desarrollo en una saga legal que comenzó cuando la princesa huyó a Gran Bretaña en abril de 2019, temiendo por su seguridad después de que comenzara un romance con uno de sus guardaespaldas, y un mes después de haber pedido el divorcio al jeque.

Ese mismo año, el tribunal londinense dictaminó que Mohammed había llevado a cabo una campaña de amenazas e intimidaciones que la hicieron temer por su vida, y que también había secuestrado y maltratado anteriormente a dos de sus hijas de otro matrimonio.

A principios de este año, el presidente de la División de Familia de Inglaterra y Gales, un juez de alto rango, también determinó que Mohammed había ordenado hackear los teléfonos de Haya y de sus abogados, uno de los cuales es un legislador parlamentario, utilizando el sofisticado software de seguridad estatal "Pegasus".

LEER: Un ministro británico asegura que el BDS será ilegalizado

Haya no había pedido ningún acuerdo de divorcio. No ofreció ninguna explicación, pero sus abogados dijeron que habría tenido derecho a pedir miles de millones como ex esposa de uno de los hombres más ricos del mundo.

"Las reclamaciones financieras de la madre, y la magnitud de la ayuda que se solicita, no tienen precedentes", dijo el abogado del jeque, Nigel Dyer, al tribunal durante las audiencias, de las que no se pudo informar hasta el martes.

Dijo que sus demandas eran excesivas y que en realidad estaba reclamando para sí misma bajo la apariencia de sus hijos. También acusó a la princesa de hacer un mal uso de los fondos de los niños, diciendo que había pagado 6,7 millones de libras a chantajistas, que formaban parte de su equipo de seguridad, para mantener en secreto una aventura.

El tribunal no escuchó a los presuntos chantajistas. Haya dijo que utilizó dinero de las cuentas de los niños porque estaba asustada.

Categorías
DubáiEmiratos Árabes UnidosNoticiasOriente MedioReino UnidoSmall SlidesVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines