Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La AP es un obstáculo para la libertad de los palestinos

El presidente palestino Mahmoud Abbas pronuncia un discurso mientras asiste a la reunión de la Junta Consultiva del Movimiento de Liberación Nacional de Palestina (FATAH) en Ramallah, Cisjordania, el 9 de diciembre de 2018. [Issam Rimawi/Anadolu Agency]

El pasado fin de semana, 24 activistas palestinos que exigían responsabilidades por la muerte de su compañero de campaña Nizar Banat fueron arrestados, detenidos y brutalmente golpeados bajo custodia por miembros de los servicios de seguridad de la Autoridad Palestina. Los activistas se habían reunido para una manifestación pacífica en la ciudad ocupada de Cisjordania, Ramallah; las violentas detenciones se produjeron repentinamente cuando estaban a punto de iniciar una vigilia en la plaza Manara. Entre los detenidos había dos mujeres.

Los abusos fueron presenciados y condenados en todo el mundo, y la AP fue el centro de una tormenta en las redes sociales en la que participaron varios demócratas progresistas de Estados Unidos. Conocidos como "El Escuadrón", son famosos por su postura muy crítica con Israel, pero no obstante acusaron a la AP de abusos de los derechos humanos y de autoritarismo. La AP intentó justificar las detenciones alegando que la manifestación se celebró sin permiso.

"Vergüenza para la Autoridad Palestina", tuiteó la congresista Cori Bush. "Suprimir la disidencia y criminalizar la protesta sólo profundiza la violencia del sistema de apartheid de Israel".

La congresista estadounidense de origen palestino Rashida Tlaib dirigió su enfado directamente al presidente de la AP, Mahmud Abás. "Querido Presidente Mahmoud Abbas... Así NO es como usted protege y sirve al pueblo palestino. Debería avergonzarse por suprimir las voces palestinas que intentan buscar la liberación no sólo del gobierno israelí del apartheid, sino [también] de su liderazgo corrupto."

Ilhan Omar, por su parte, también se pronunció contra la AP. Exigió la liberación inmediata de los detenidos.

Por otro lado, varios manifestantes más se apostaron frente a la sede judicial el domingo, mientras se celebraba una vista de los detenidos un día antes. Llevaban carteles que decían: "Juntos seguiremos... ninguna opresión ni detención nos aterrorizará".

Tras el revuelo en las redes sociales, la fiscalía de la AP liberó a la mayoría de los manifestantes al día siguiente, pero ocho de ellos permanecieron detenidos otras 48 horas. Entre los detenidos se encontraban figuras destacadas como el arquitecto Khaldun Bishara, el cineasta Mohammad Al-Attar, el activista de derechos humanos Fadi Quran, el periodista Omar Nazzal, el escritor Zakaria Mohammed y dos ex presos políticos detenidos por Israel, Maher Al-Akhras y Khader Adnan.

Nizar Banat era un activista de 43 años que criticaba duramente a la AP y a Abbas. Su familia ha afirmado que fue golpeado cuando le obligaron a salir de su casa y ha acusado a la AP de intentar encubrir los detalles.

Desde que comenzaron las protestas por la muerte de Banat, la respuesta de los organismos de seguridad de la AP ha sido extrema. Irónicamente, ha sido muy parecida a la de las fuerzas de ocupación israelíes.

Furiosos por la opresión sufrida bajo la detención de la AP, muchos de los detenidos tomaron las redes sociales para compartir sus experiencias. "Las condiciones de detención son humillantes y de hacinamiento", escribió Bishara en Facebook. "Ni siquiera las ovejas podrían soportarlo". Señaló que varios de los detenidos se pusieron en huelga de hambre después de que un agente de seguridad de la AP insultara y agrediera físicamente a Khader Adnan.

LEER: Ilhan Omar vota a favor de un proyecto de ley para mantener la ayuda incondicional de EE.UU. a Israel

Israel secuestra y detiene a cientos de palestinos cada año, incluidos niños. A principios de este año se publicaron unas terribles imágenes que mostraban a 55 presos palestinos encadenados mientras los agentes israelíes les daban patadas y les golpeaban en una prisión del Néguev.

Además, un niño palestino de 12 años fue secuestrado por un soldado israelí encubierto el mes pasado en la ciudad ocupada de Jerusalén, Issawiya. En mayo, Mohammed Saadi, de 13 años, fue secuestrado, con los ojos vendados y amenazado con una pistola en la cabeza por cinco soldados israelíes en su ciudad natal de Umm Al-Fahm. Eso es en Israel, no en la Cisjordania ocupada. Ni siquiera los ciudadanos israelíes están a salvo si son palestinos.

A pesar de que Mahmoud Abbas ha criticado repetidamente a Israel por sus violaciones de las leyes internacionales y humanitarias, los palestinos se enfrentan actualmente a una violencia y opresión similares a manos de la AP.

"Está claro que vivimos bajo un sistema corrupto que libra una guerra contra cualquiera que lo critique", dijo Ammar Banat, un primo de Nizar, en el New York Times. "Basta con decir que no sólo vivimos bajo una ocupación israelí, sino también palestina".

Palestina ya ha soportado décadas de ocupación y opresión israelí. Los obstáculos resultantes han sido y siguen siendo considerables. La Autoridad Palestina es ahora otro obstáculo a superar en la lucha por la libertad.

LEER: La retórica de Bennett no puede ocultar el expolio de tierras de Israel

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines