Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Colaborar con los talibanes sin reparos

Patrulla talibán en la ciudad de Herat después de tomar el control en Herat, Afganistán, el 18 de agosto de 2021 cuando los talibanes toman el control de Afganistán después de 20 años [Mir Ahmad Firooz Mashoof/Anadolu Agency].

Los drásticos cambios en Afganistán han sorprendido a la Administración Biden y a casi todo el mundo. Según algunos informes, los propios talibanes no esperaban hacerse con el control del país tan rápidamente. Lo que es más sorprendente es que los talibanes se están absteniendo de vengarse por el trato que recibieron cuando Estados Unidos invadió el país y los expulsó del poder. Estados Unidos tampoco trató con amabilidad a los prisioneros talibanes. Sin embargo, los talibanes no parecen vengarse. Un ejemplo flagrante es el trato que dieron a Ismail Khan, antiguo gobernador de Herat y miembro del gabinete de la Administración Karzai y conocido por su postura antitalibán. Algunos informes sugieren incluso que lo han enviado a negociar un acuerdo de paz con el gobierno de Kabul. Según algunos de los últimos informes, los líderes talibanes se están reuniendo con los antiguos líderes del gobierno, incluido Hamid Karzai, y con otros líderes de las minorías para formar el próximo gobierno.

También es significativo que, a pesar de haber capturado grandes cantidades de armas y municiones, no estén atacando ni interfiriendo en los esfuerzos de evacuación de Estados Unidos. Todo esto parece un gesto de buena voluntad por parte del grupo militante. Por lo tanto, en nuestra opinión, sería prudente comprometerse más seriamente con los talibanes para discutir el futuro del país y asegurar los intereses de Estados Unidos.

¿Por qué debería Estados Unidos hablar con los talibanes? La respuesta es sencilla. Hemos cometido errores: hemos juzgado mal la situación en Afganistán, estábamos en guerra con la verdad y hay mucho en juego. Por lo tanto, tenemos que desarrollar el coraje de enfrentarnos a la realidad.

18 millones de afganos, la mitad del país, necesitan ayuda humanitaria y aproximadamente 3 millones son desplazados internos - Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente].

Las escenas en el aeropuerto de Kabul indican el miedo, el temor y la frustración de las personas que intentan salir del país. Entre ellos hay diplomáticos extranjeros, trabajadores de ONG, voluntarios y los afganos que apoyaron la acción de Estados Unidos durante las dos últimas décadas. Los talibanes parecen estar cumpliendo su promesa de no intervenir en la evacuación de los que quieren salir del país. De hecho, los informes sobre el terreno sugieren que están tratando de mantener el orden en las calles y carreteras hacia el aeropuerto y facilitando el proceso de evaluación. Se espera que las negociaciones sin reservas sean útiles.

En mi opinión, una de las principales razones por las que los talibanes han podido capturar territorios con gran rapidez es que los comandantes de campo talibanes han negociado con sus rivales de forma independiente. Y esto ha sido posible porque los talibanes han declarado que seguirían las directrices del Corán en sus negociaciones. En principio, el Corán permite una considerable independencia a los individuos a la hora de tratar sus circunstancias particulares. Estados Unidos puede aprovechar este mismo enfoque: Mantener los principios coránicos como guía y negociar directamente con los dirigentes talibanes empezando por la imaginaria catástrofe humanitaria inmediata. Sin embargo, los negociadores estadounidenses deben estar familiarizados con los principios universales del Corán.

Aunque los talibanes han demostrado su comportamiento de línea dura y su estrecha comprensión del Islam y de la historia musulmana, también han demostrado su franqueza y sencillez en sus tratos. Puedo sugerir con confianza que no jugarán a ninguna política racista maquiavélica o con tintes de Kautilya. No tengo el privilegio de disponer de información clasificada, pero creo que en 2001 la comunidad internacional podría haber persuadido a los talibanes de que no destruyeran las estatuas de Buda en Bamyan comprometiendo a los líderes musulmanes. Los talibanes parecen haber aprendido de sus errores pasados al tratar la educación de las niñas y el papel de las mujeres en la sociedad.

Por ello, quizá estén asegurando su compromiso con el tema en repetidas ocasiones.

LEER: ¿Qué pueden ofrecer los talibanes a las mujeres de Afganistán?

Para complicar la situación, Estados Unidos ha congelado las reservas del Banco Central Afgano por valor de más de 9.500 millones de dólares. El FMI le ha seguido con la congelación de sus más de 450 millones de dólares que debían ser entregados a principios de la próxima semana. No son buenas señales: De hecho, es posible que los talibanes no necesiten ayuda financiera internacional, al menos de forma inmediata. Según algunos informes de las redes sociales, han encontrado dólares en efectivo junto con armas y municiones abandonadas en varias partes del país. Además, los talibanes son conocidos por su estilo de vida sencillo. Este enfoque de intentar castigar a los talibanes sólo será contraproducente en un momento en el que necesitamos cultivar la confianza con ellos.

China ya ha ofrecido a los talibanes ayuda para la reconstrucción del país tras la retirada de Estados Unidos. Cualquier retraso en emprender una nueva iniciativa en Afganistán puede costarle muy caro a Estados Unidos.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
AfganistánArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaRegiónReportajes y AnálisisSmall SlidesUS

Tras licenciarse en la Universidad de Michigan, Abdullah al-Ahsan ha enseñado historia, civilización comparada y relaciones internacionales en Pakistán, Malasia y Turquía durante casi tres décadas y media. Ahora vive en Chicago.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines