Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Irlanda muestra el camino sobre la anexión de facto de Palestina por parte de Israel

Personas agitando banderas de Palestina protestan en Belfast el 5 de febrero de 2019 en Belfast, Irlanda del Norte [Clodagh Kilcoyne - WPA Pool/Getty Images].

En lo que respecta a Palestina, la República de Irlanda sigue liderando las violaciones del derecho internacional por parte de Israel. Una reciente moción del Sinn Fein en la que se denunciaba la anexión de facto de territorio palestino por parte de Israel obtuvo la aprobación unánime del Oireachtas, el parlamento irlandés. De este modo, Irlanda se convirtió en el primer Estado europeo en utilizar una terminología políticamente correcta para referirse a la última apropiación de tierras por parte de Israel. Las enmiendas a la moción, que incluían la expulsión del embajador de Israel en Irlanda y la petición de imponer sanciones a Israel, no obtuvieron suficiente apoyo.

Israel, por supuesto, no se dejó impresionar. "Esta posición refleja una política descaradamente unilateral y simplista", declaró su Ministerio de Asuntos Exteriores. Describió la moción del Sinn Fein como "una victoria para las facciones extremistas palestinas".

Es la confianza de Israel en las observaciones simplistas la que finalmente se ha visto amenazada. Durante décadas, la UE ha repetido como un loro las declaraciones generalizadas de la ONU sobre Palestina. Incluso cuando el "acuerdo del siglo" amenazó con desestabilizar la zona de confort que disfrutaban los diplomáticos de la UE que impulsaban el compromiso de los dos Estados, no hubo ningún esfuerzo real por señalar los siguientes pasos de Israel en el proceso de colonización.

Irlanda no ha adoptado un enfoque simplista. Ha decidido decir las cosas como son en lo que respecta a esos pasos. La desposesión se ha convertido en sinónimo del enfoque humanitario adoptado por la comunidad internacional, que ha disociado hábil e hipócritamente a los palestinos desplazados de las tierras robadas. Una vez eliminado el vínculo entre la expansión de los asentamientos y el desplazamiento forzoso, Israel no ha sufrido ninguna presión política para cambiar de rumbo.

LEER: ¿Podría una fuerza internacional proteger realmente a los palestinos?

Una pancarta de protesta contra Israel que dice Free Palestine el 11 de septiembre de 2018 en Belfast, Irlanda del Norte. [James Williamson - AMA/Getty Images]

Antes de la votación en Dublín, el Ministro de Asuntos Exteriores irlandés, Simon Coveney, señaló: "La escala, el ritmo y la naturaleza estratégica de las acciones de Israel sobre la expansión de los asentamientos y la intención que hay detrás nos han llevado a un punto en el que tenemos que ser honestos sobre lo que está ocurriendo realmente sobre el terreno... Es una anexión de facto".

La moción irlandesa sienta un precedente para la UE, que sigue empeñada en preservar sus lazos con Israel a pesar de sus ocasionales y muy leves reproches al Estado ocupante. La medida de Dublín está muy lejos de la retórica segura que los funcionarios de la UE han vertido en relación con la limpieza étnica que se está llevando a cabo en Sheikh Jarrah, por ejemplo, que simplificó el acaparamiento de tierras colonial y la anexión de facto como pasos "que exacerban las tensiones y socavan la viabilidad de la solución de dos estados". ¿Qué tal un tirón de orejas? Al minimizar el despojo forzoso de la población ocupada por parte del Estado ocupante como "enfrentamientos", la UE promovió su rechazo a la exactitud de los hechos para pasar por alto la política de la anexión de facto de Israel. Esto es exactamente lo que necesita Israel, y por eso el Estado colono-colonial necesita ahora desacreditar la exactitud política de Irlanda en un intento de evitar que su postura gane fuerza a nivel internacional.

Lo que Irlanda ha hecho es lo que los palestinos necesitan en términos de solidaridad internacionalista. Olvídense del intento de la Autoridad Palestina de disputar un poco de protagonismo señalando que la honestidad de Irlanda "es una verdad que los palestinos han estado articulando durante décadas". En efecto, los palestinos han hablado insistentemente de su pérdida territorial, a diferencia de sus dirigentes, que sólo hablan de colonización y anexión cuando les conviene. Si la AP apoya tanto la postura de Irlanda, tiene que emular su enfoque decisivo, en lugar de seguir arrastrándose por las declaraciones anodinas de la UE y la inacción que ayuda y fomenta el robo de tierras palestinas por parte de Israel.

Israel: Los ciudadanos palestinos denuncian que las detenciones están destinadas a silenciarlos

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEuropa y RusiaIrlandaIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y Análisis

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines