Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Una vez más, Brasil pide ayuda a Israel para afrontar una crisis

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en Brasil, el 28 de diciembre de 2018 [LEO CORREA/AFP/Getty Images].

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha vuelto a hacer que su país parezca débil frente a Israel al pedir ayuda al Estado ocupante para hacer frente a una crisis nacional, en esta ocasión la pandemia de coronavirus. A pesar de los aplausos que está recibiendo Israel por su programa de vacunación (que ignora a los palestinos cuyas vidas controla a través de su ocupación), el gobierno de Benjamín Netanyahu se ha enfrentado a las críticas internas por su gestión de la crisis.

Sin embargo, Brasil tiene escasez de bombonas de oxígeno en el estado de Amazonas, por lo que Bolsonaro ha pedido ayuda al embajador israelí. En declaraciones aJovem Pan Radioel 15 de enero, el presidente brasileño dijo: "Pedí ayuda a Yossi Shelley. Necesitamos recursos de emergencia para combatir el Covid-19, como bombonas de oxígeno; estamos teniendo dificultades para suministrarlas".

Manaos es la capital de Amazonas, y sus hospitales están al límite, sin más camas ni oxígeno para tratar a los pacientes. La empresa que produce cilindros de oxígeno no puede satisfacer la demanda durante la pandemia.

Amazonas sufrió grandes pérdidas en la primera oleada de Covid-19 y está siendo muy afectado por nuevos contagios. El Secretario de Salud local, Marcellus Campelo, ha dicho que el estado necesita tres veces la cantidad de oxígeno que puede producir localmente y ha pedido ayuda. Brasil se enfrenta a una grave crisis sanitaria y política a nivel nacional durante la pandemia, con más de 211.000 muertes por el virus, la segunda cifra más alta del mundo, por detrás de Estados Unidos.

El gobierno de Bolsonaro también ha pedido a Estados Unidos oxígeno para Amazonas. El 14 de enero se envió una solicitud a la embajada de Estados Unidos. La embajada ha reconocido que recibió la petición y está "en contacto con las autoridades brasileñas". El presidente brasileño pidió también a Chile y a otros gobiernos de derecha alineados con él. Hasta ahora, no se ha materializado nada como resultado de sus peticiones.

OPINIÓN: Brasil, BRICS y la defensa del Sur Global

El exministro de Salud y actual diputado federal Alexandre Padilha me dijo que con el club de ultraderecha cada vez más pequeño y la derrota de Trump, además de los problemas internos, Bolsonaro está cada vez más aislado. "Trump le ayudó con un medicamento de cloroquina que no era bueno para los estadounidenses. El indio Narendra Modi le negó el acceso a las vacunas. Ahora está aislado en Sudamérica, y sólo la extrema derecha de Israel permanece para él."

Esta no es la primera vez que Bolsonaro busca ayuda para el aparentemente nuevo mejor amigo de Israel. A principios de 2019, el gobierno israelí envió 130 soldados para ayudar tras la rotura de una presa y las inundaciones en Brumadinho, en el estado de Minas Gerais. El equipo de búsqueda y rescate de las Fuerzas de Defensa de Israel fue desplegado para ayudar en la búsqueda de cientos de personas desaparecidas tras el catastrófico colapso de la presa. El comandante brasileño de las labores de rescate, el teniente coronel Eduardo Ângelo, declaró a los periodistas que el equipo traído desde Israel a Brumadinho no era eficaz en ese tipo de catástrofes, lo que provocó cierto desconcierto diplomático.

OPINIÓN: El gobierno ilegítimo de Honduras y su extraña alianza con Netanyahu

En aquel momento, el ex ministro de Asuntos Exteriores brasileño Celso Amorim comentó: "No puedo especular sobre el objetivo de Israel, pero creo que quiere hacer sentir su presencia aquí en Brasil. Empezaron a mostrar su especial amistad, tal vez con los militares porque el ejército participó en el refuerzo de la presa. Tal vez estos militares entraron en Brasil con objetivos de inteligencia. No puedo decir exactamente cuáles eran sus objetivos porque no lo sé. Sólo puedo decir que su ayuda fue inútil".

Si la "ayuda" anterior de Israel fue "inútil", ¿por qué Bolsonaro insiste en hacer parecer a Brasil como un país débil frente a los israelíes?

"Brasil no es un país débil, ya sea desde el punto de vista de Bolsonaro, de las convicciones de Israel, de la opinión de América o de todos los países del continente", insistió el periodista y activista político Victorios Shams. "Tiene una historia que refuta cualquier afirmación de que es débil".

Shams me dijo que la razón del apoyo de Bolsonaro a Israel es bien conocida. "Es para colocarse al lado de las políticas de Estados Unidos y ganarse la confianza del imperialismo global, con la esperanza de mantenerlo en su posición".

Desde el colapso de una presa y las inundaciones hasta los incendios forestales y otras crisis, Bolsonaro se ha apresurado a pedir el apoyo de uno de sus aliados más cercanos, Netanyahu. Sin embargo, parece que no aprendió nada del hecho de que la ayuda de Israel fue "inútil" en Brumadinho y en los incendios del Amazonas el año pasado.

Entonces, ¿por qué recurre a Israel cada vez que se enfrenta a una crisis? "Si Israel está contento con él", explicó Shams, "entonces Bolsonaro cree que Estados Unidos hará la vista gorda ante sus crímenes".

Así era Estados Unidos bajo el mandato de Trump. ¿Qué pasará ahora con Joe Biden en la Casa Blanca más?

 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaBrasilIsraelOriente MedioRegiónSmall Slides

Eman Abusidu is MEMO’s correspondent in Brazil.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines