Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La reconciliación del Golfo puede ayudar a resolver muchos problemas regionales

El Emir de Kuwait, el Jeque Nawaf al-Ahmad al-Jaber al-Sabah (2º R) es recibido por el Príncipe Heredero de Arabia Saudita Mohammed bin Salman (R) antes de la 41ª Cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo en AlUla, Arabia Saudita, el 5 de enero de 2021 [Consejo Real de Arabia Saudí/Agencia Anadolu].

Desde cualquier punto de vista, era necesario que los Estados del Golfo reorganizaran sus asuntos, ya que el conflicto los ha dejado exhaustos para obtener un beneficio escaso o nulo. Son esencialmente una familia y cuando se produce un conflicto entre los miembros de una familia, todos salen perjudicados. Sólo sus enemigos se benefician de tal conflicto ya que buscan profundizar las heridas y amplificar las sospechas entre ellos. Los miembros de la familia son llevados a creer que no tienen otra forma de protegerse que caer en el abrazo de los extranjeros, confiar en ellos y creer en sus mentiras y alegaciones. Esta es la base sobre la que se han adoptado muchas políticas regionales e internacionales.

La región del Golfo no sólo se trata de pozos de petróleo, como mucha gente cree. Su gente es parte de una nación y una historia más grande, y cuando esta nación se vio expuesta a riesgos, tuvo un claro papel que desempeñar en la reducción de las amenazas. Por lo tanto, los pueblos del Golfo y su región siempre han sido parte de una lucha estratégica en curso.

El fin de la disputa del Golfo - Viñeta [Sabaaneh/MonitordeOriente]

No cabe duda de que los conflictos que se han producido desde el decenio de 1970 en particular han afectado negativamente a la población y han perjudicado en gran medida los intereses individuales. Amenazaron los cimientos de la existencia colectiva en un conjunto de circunstancias difíciles y complejas, y por eso la reciente cumbre del Golfo fue un paso importante para pasar la página y no mirar atrás, ya que hacerlo sólo profundizaría las heridas, no las curaría.

La disputa en el Golfo desde 2017 ha tenido un impacto en toda la región. Los enemigos se dieron cuenta de ello hace mucho tiempo y trabajaron en ello para debilitar el mundo árabe. Con la reconciliación en marcha, la esperanza es ahora reconstruir la confianza en torno a una visión unida para la región. Todos deben proteger la espalda de los demás, lo cual no es un objetivo imposible cuando hay sinceridad y voluntad política, y el Consejo de Cooperación del Golfo vuelve a ser eficaz.

Si se resuelve el problema del Golfo, entonces hay esperanza para otras cuestiones en la región, en Palestina, por ejemplo, y en Libia. Esta última ha sufrido durante casi un decenio y sigue sin resolverse. Bajo el gobierno de Muammar Gaddafi, las relaciones con los gobernantes del Golfo fueron difíciles, en detrimento de la cooperación y los intereses comunes. Cuando fue derrocado y asesinado, los libios esperaban que marcara el comienzo de una nueva era de construcción del Estado, la democracia y la libertad. Eso no se ha materializado debido a los desacuerdos sobre el reparto de poder y los recursos naturales del país. La destructiva guerra civil está en curso, con el apoyo extranjero de ambos lados, incluyendo milicias y tropas sobre el terreno, cada uno con sus propios objetivos e intereses. Cientos de personas han sido asesinadas y se han malgastado miles de millones de dólares, pero Libia no se acerca a ninguna solución.

LEER: Israel no pierde de vista la reconciliación en el Golfo

La reforma en el Golfo puede ayudar al proceso para restaurar la estabilidad en Libia. La vecina Túnez también se beneficiará, aunque se enfrenta a graves problemas económicos, pero si Libia es estable, decenas de miles de trabajadores tunecinos tendrán trabajo, lo que repercutirá en su economía nacional. Además, la cantidad de reconstrucción que se necesitará en Libia será una bendición para la mano de obra tunecina, así como para los trabajadores de Libia. Cientos de empresas de construcción tunecinas también se beneficiarán. La reconstrucción de la cooperación vital entre Libia y Túnez se extenderá a Argelia, lo que permitirá a los tres gobiernos hacer frente a los disturbios y las actividades terroristas con mayor confianza y fuerza. Ello beneficiará a la región subsahariana, así como a Europa. La estabilidad en Libia significa estabilidad para Túnez porque Libia es el pulmón metafórico del que respiran los tunecinos.

El mundo árabe es una gran zona geográfica, cultural, económica y de seguridad dividida en Estados-nación; cuando uno de ellos está herido, el conjunto siente el dolor. Por lo tanto, la reconciliación del Golfo está destinada a repercutir en varios países y sus complejas cuestiones. Lo importante es que se abran los ojos, que las intenciones sean sinceras y que se reorganicen las prioridades. Cuando eso sucede, todo es posible.

las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
Arabia SauditaArtículosArtículos de OpiniónEmiratos Árabes UnidosLibiaOriente MedioQatarRegiónSmall SlidesTúnez

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines