Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel no pierde de vista la reconciliación en el Golfo

El Príncipe Heredero de Arabia Saudí Mohammed bin Salman (derecha) da la bienvenida al Jeque Tamim bin Hamad al-Thani (izquierda) en vísperas de la 41ª Cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo que se celebrará en Al-Ula (Arabia Saudí) el 5 de enero de 2021 [Consejo Real de Arabia Saudí/Agencia Anadolu].

En el momento en que se anunció la reconciliación del Golfo, surgieron varias posiciones israelíes. Los partidos políticos, militares y de seguridad cercanos a los círculos de toma de decisiones en Tel Aviv divergían en su evaluación de la reconciliación entre diferentes enfoques e interpretaciones.

Algunos israelíes creen que la reconciliación del Golfo podría crear un escudo político en la región que podría amenazar a Irán y ejercer presión sobre los palestinos por un lado, y completar el proceso de normalización con Israel por otro.

Los israelíes ven que existe una conexión entre el proceso de reconciliación del Golfo destinado a resolver la crisis de 2017 y las filtraciones sobre una posible reconciliación entre Turquía, el aliado más importante de Qatar, y varios países de la región, en particular Egipto, Israel y Arabia Saudí.

La ruptura árabe con Qatar se intensifica - viñeta [Sabaaneh/MiddleEastMonitor]

Los círculos israelíes vieron la crisis del Golfo como parte de una gran lucha para liderar el mundo musulmán. Por lo tanto, no consideraron los acontecimientos que tuvieron lugar en la región del Golfo entre 2017 y 2021 como una mera crisis normal entre países vecinos, sino más bien como un conflicto con repercusiones mundiales que se extienden desde Malasia, pasando por Pakistán, hasta Libia.

Muchos señalaron que los recientes acontecimientos se habían visto tal vez estimulados por la firme voluntad de la administración del Presidente saliente Donald Trump de llegar a un acuerdo por el que Qatar normalizara las relaciones con Israel a cambio de instar a la Arabia Saudita a poner fin al bloqueo. Esto también, a pocos meses de la tan esperada Copa Mundial de la FIFA de 2022 que se celebrará en Qatar, que muchos esperan que dé un nuevo impulso a Doha para negociar una salida a la crisis. Esa medida también podría alentar a Arabia Saudita a adoptar medidas similares.

LEER: ¿Han fracasado los islamistas en política?

Las relaciones entre Qatar e Israel se remontan a la década de 1990 y fueron más amistosas que los vínculos de Tel Aviv con Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos en ese momento. Sin embargo, desde entonces, muchas cosas han cambiado por varias razones, entre ellas la alianza militar de Qatar con Turquía y su apoyo a Hamas.

La atención de Israel se ha centrado en el mensaje de felicitación de Hamas al Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) por el progreso de los esfuerzos de reconciliación, expresando su esperanza de que la crisis del Golfo llegue a su fin para restablecer la unidad y la solidaridad, lo que contribuiría a la unidad de la posición árabe.

Hamas también pidió que se iniciara un diálogo regional amplio para poner fin a los diversos factores y facetas de las diferencias entre todos los países árabes y musulmanes de la región, con la esperanza de que 2021 sea el año en que se logre la unidad nacional palestina y la unidad de los componentes de las naciones árabes y musulmanas.

Los círculos israelíes creen que Qatar es el país que más se ha beneficiado de los recientes acontecimientos entre sus vecinos del Golfo, al desempeñar más de un papel al mismo tiempo. Doha parecerá abierta a establecer relaciones con Israel, manteniendo estrechas relaciones con los grupos de presión pro-Tel Aviv en Washington, pero al mismo tiempo mantendrá estrechos vínculos con los movimientos islámicos, y no hay pruebas de que haya abandonado este enfoque.

LEER: El ministro de Asuntos Exteriores de Qatar envía un mensaje a Turquía e Irán: "El acuerdo del Golfo no afectará a nuestras relaciones"

En cuanto a las relaciones regionales de Israel, Tel Aviv considera que Qatar es un actor clave capaz de ayudar a moderar la gravedad de la controversia con Turquía, y de convertirse en un actor más activo en los esfuerzos por establecer una tregua con Hamas en Gaza.

Al mismo tiempo, los círculos israelíes no dudaron en expresar su decepción por haber concluido la reconciliación del Golfo sin obligar a Qatar a comprometerse a varias condiciones, en particular a cortar los vínculos con el Irán y Turquía y a retirar su apoyo a Hamas y Hezbollah, debido a que Doha rechazó esas exigencias y acusó a los países del bloqueo de intentar socavar su soberanía. Sin embargo, los indicios sobre el terreno dicen que tres años después del asedio y el boicot, Qatar superó el bloqueo gracias a sus vínculos con Turquía e Irán, al tiempo que logró establecer buenas relaciones con los Estados Unidos; creando una ecuación equilibrada y muy rara en las relaciones internacionales.

Un creciente número de países en la región MENA están normalizando sus lazos con Israel - Viñeta [Sabaaneh/MiddleEastMonitor]

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
Arabia SauditaArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioQatarRegiónReportajes y Análisis

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines