Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

180 Migrantes mueren frente a las costas de Mauritania y Senegal

La policía española vigila a los inmigrantes en el puerto de Algeciras, en España, el 31 de julio de 2018 [Agencia Ignacio Marín/Anadolu]

Más de 180 refugiados han muerto frente a las costas de Mauritania y Senegal en los recientes intentos fallidos de migración, dijeron ayer las autoridades locales.

Al menos 140 migrantes se ahogaron después de que una embarcación que transportaba más de 200 refugiados se hundiera frente a la costa de Senegal, anunció ayer el organismo de las Naciones Unidas para la migración.

Personal naval de Senegal y España, así como pescadores locales, rescataron a 59 de los que estaban a bordo, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Los rescatadores también lograron recuperar los restos de 20 migrantes que se habían ahogado.

Mientras tanto, 43 refugiados murieron frente a las costas de Mauritania después de que su barco, que transportaba a 80 personas, tuviera problemas a principios de esta semana.

Los refugiados partieron del Senegal con destino a las Islas Canarias hace dos semanas, según informó la Agencia de Noticias de Mauritania.

El informe añadió que: "El barco se enfrentó a muchas dificultades mientras navegaba en aguas internacionales, lo que causó la pérdida de docenas de los que estaban a bordo debido a la pérdida de suministros y a las perturbaciones climáticas durante el viaje".

LEER: Arabia Saudita planea abolir el sistema de kafala

Otros 37 individuos fueron rescatados del barco asediado cerca de la costa mauritana y fueron llevados a la ciudad norteña de Nouadhibou.

La ciudad se ha convertido en un punto de atracción para los migrantes africanos que tratan de cruzar a Europa debido a su proximidad a las Islas Canarias, una región autónoma española.

La OIM estimó que aproximadamente 11.000 migrantes del África occidental han llegado a las Islas Canarias este año, lo que supone un aumento con respecto a las 2.557 llegadas en el mismo período del año pasado.

A la luz del creciente número de intentos de migración, Bakary Doumbia, jefe de la misión de la OIM para el Senegal, dijo: "Hacemos un llamamiento a la unidad entre los gobiernos, los asociados y la comunidad internacional para desmantelar las redes de tráfico y contrabando que se aprovechan de los jóvenes desesperados...".

"También es importante que aboguemos por la mejora de los canales legales para socavar el modelo comercial de los traficantes y evitar la pérdida de vidas".

La OIM dijo que sólo en septiembre, el 26% de los barcos que salían de África occidental con destino a las Islas Canarias habían naufragado o habían sufrido algún otro incidente.

La semana pasada naufragaron al menos otros cuatro barcos que intentaban llegar a Europa desde el Mediterráneo central y otro en el Canal de la Mancha.

A principios de esta semana, una familia de cuatro kurdos iraníes, incluidos dos niños de nueve y seis años, murieron en el Canal de la Mancha cuando su barco zozobró. Su hijo de 15 meses, Artin, sigue desaparecido.

Categorías
ÁfricaEspañaMauritaniaNoticiasOIMOrganizaciones InternacionalesSenegal

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines