Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

ONU: Más de medio millón de personas afectadas por las inundaciones en Sudán

Una mujer vadea a través de un campo sumergido después de las inundaciones traídas por las fuertes lluvias, que tuvieron lugar en Jartum, Sudán, el 3 de agosto de 2020 [Agencia Mahmoud Hjaj/Anadolu].

Según ha informado la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCAH), las inundaciones en el Sudán han causado la muerte de 102 personas, heridas a otras 46 y afectado a más de 550.000 personas en 17 de los 18 estados del país.

“Más de medio millón de personas se ven afectadas por las inundaciones en el Sudán, el mayor número de personas afectadas por las inundaciones registrado en el país en más de dos decenios”, indicó la OCAH.

Añadió: “Unas 102 personas han muerto y otras 46 han resultado heridas, según las últimas cifras del gobierno de Sudán. Hasta ahora, 17 de los 18 estados del Sudán están afectados. El estado de Jartum es el más afectado, con más de 100.000 personas que necesitan asistencia”.

La organización de la ONU continuó: “Más de 500 kilómetros cuadrados de tierra inundada en los estados de Jartum, Al Gezira y Nilo Blanco, y más de 100.000 hogares han sido destruidos o dañados”.

LEER: Soldados de Myanmar confiesan el asesinato y la violación en masa de musulmanes rohingya

Lo advirtió: “La situación podría deteriorarse en los próximos días, ya que se prevén fuertes lluvias en Etiopía y en varias partes del Sudán. Es probable que las lluvias aumenten los niveles de agua del río Nilo Azul, que son los más altos de los últimos 100 años”.

El gobierno sudanés ha declarado el estado de emergencia nacional por tres meses para impulsar los esfuerzos de respuesta, afirmando que el gobierno, los organismos de las Naciones Unidas, las ONG y el ejército sudanés están ayudando a miles de personas en las zonas afectadas.

Según la OCAH: “Hay importantes carencias en el suministro de materiales de refugio, salud y agua y saneamiento higiénico”.

“Los sistemas de drenaje no son fiables, ya que el agua está estancada, y el acceso al agua potable y a los sistemas de saneamiento se ha visto gravemente afectado”, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la situación en el Sudán.

“Se han entregado suministros para garantizar la calidad del agua y las medidas de prevención y control de las infecciones en las zonas afectadas, así como suministros para evitar la propagación de enfermedades transmitidas por vectores como el dengue, la chikungunya y el paludismo”, añadió la OMS.

Categorías
ÁfricaNoticiasOMSOrganizaciones InternacionalesSmall SlidesSudánUNUN-OCHA
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines