Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La comunidad internacional se burla de los derechos humanos

El Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo y el Embajador de los Estados Unidos en Israel, David Friedman, visitaron los Túneles del Muro Occidental en la Ciudad Vieja de Jerusalén el 21 de marzo de 2019 [JIM YOUNG / AFP / Getty Images ]

Mientras los palestinos conmemoraban su Nakba aún en curso y el trauma perpetuo infligido por el colonialismo de los colonos sionistas, Estados Unidos e Israel se alabaron mutuamente en el primer aniversario del reconocimiento unilateral de Donald Trump de Jerusalén como capital de Israel y el traslado de la Embajada de los Estados Unidos desde Tel Aviv con las palabras del embajador de los Estados Unidos en Israel, David Friedman, “creamos un nuevo santuario en la antigua ciudad de Jerusalén y estamos orgullosos de ello”.

El año pasado, cuando EE.UU e Israel organizaron una ceremonia para conmemorar esa particular colaboración al violar el derecho internacional y los derechos de los palestinos, los francotiradores de las Fuerzas de Defensa de Israel estaban ocupados a unos pocos kilómetros de distancia matando e hiriendo gravemente a los refugiados que se manifestaban por su derecho legítimo a regresar a la histórica Palestina.

Mientras tanto, la comunidad internacional sigue demostrando su desdén por los derechos de los palestinos. No tiene sentido “rechazar” las transgresiones unilaterales si no se toman medidas para evitar que vuelvan a ocurrir. Esto no quiere decir que la ONU y la UE, por ejemplo, hayan tomado una postura ineficaz. Por el contrario, ambas organizaciones básicamente respaldan y prestan apoyo a la colonización aún en curso de Palestina por parte del estado sionista de Israel.

Leer: Después de 71 años, Abu Ibrahim sigue teniendo la esperanza de volver a casa

 La inacción de la comunidad internacional sobre Jerusalén permitió a Israel y los Estados Unidos emprender otras medidas que aniquilan los derechos políticos palestinos. Rechazar las decisiones tomadas por el presidente estadounidense Trump a favor de Israel no ha creado ningún factor disuasivo. La única entidad que escucha y cita los rechazos internacionales de la complicidad entre Estados Unidos e Israel ha sido la Autoridad Palestina, un organismo que carece tanto de autoridad real que sigue arrastrándose en la arena internacional en un intento por salvar su estado y, por decirlo de alguna manera, sigue cosechando más fallos que logros en el proceso.

The Nakba Anniversary [Cartoon/Arabi21]

El aniversario de la Nakba [Viñeta / Arabi21]

Para el pueblo palestino, Jerusalén no es negociable, como debería ser. Por otro lado, la Autoridad Palestina ha explotado a Jerusalén para conservar su visibilidad diplomática dentro de la comunidad internacional. Los lemas que circulan por las calles, que la Autoridad Palestina se apropió temporalmente para reclamar su posición en las protestas que hubieran ocurrido con o sin su aprobación, no han sido respaldados por la acción política del liderazgo. Además de las conferencias internacionales sobre Jerusalén y, más recientemente, la presentación de una acusación a la Corte Penal Internacional por la reubicación de su embajada en los Estados Unidos, la Autoridad Palestina se ha adherido al mismo marco adoptado por la comunidad internacional; Rechazo retórico de acciones que faciliten la colonización de lo que queda de Palestina.

En particular, el Ministro de Relaciones Exteriores de la Autoridad Palestina, Riyad Al-Maliki, citó el aniversario para reclamar supuestamente la “protección” de los derechos de los palestinos. Sin embargo, la constante dependencia de los aniversarios para promover iniciativas inútiles, como buscar un recurso en la CPI, es una prueba de cómo la Autoridad Palestina y la comunidad internacional priorizan la pretensión por encima de la acción política. Como resultado, Israel ha podido obtener una impunidad adicional mientras la comunidad internacional, con la aprobación de la Autoridad Palestina, persiste en la fragmentación de Palestina y brinda oportunidades para definirse a expensas del pueblo palestino.

Un año después de que la Embajada de los Estados Unidos se trasladase a Jerusalén, los palestinos en la frontera nominal de Gaza no han comprometido su resolución y el derecho a su tierra en la histórica Palestina. El pueblo palestino tiene un concepto más universal de los derechos humanos de lo que la comunidad internacional jamás tendrá. De hecho, este último se burla de tales derechos al manejar apenas su obsesión por convertirlos en un sistema de escasa compensación para las víctimas de abusos y generosas recompensas para los perpetradores.

Leer: On Nakba Day, Amnesty International slams Israel’s refusal to allow Palestinian return 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónBlogsBlogs- PolíticaEEUUIsraelOrganizaciones InternacionalesOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y AnálisisUS

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba