Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Vídeo publicado de soldados israelíes golpeando a palestinos detenidos

Se puede ver a los soldados golpear a los dos palestinos en la cabeza en la parte trasera de un camión del ejército

 

Un vídeo, que muestra a soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel riéndose mientras golpean a un padre y su hijo palestinos detenidos, ha sido publicado por un tribunal militar israelí. El Tribunal Militar de Jaffa, que la semana pasada condenó a tres soldados por amenazas y agresión grave, publicó ayer el video, levantando el secreto de sumario impuesto por las FDI, informó el Times of Israel.

Aunque las caras de ambos soldados y sus víctimas han sido pixeladas para ocultar su identidad, se puede ver a los soldados golpear a los dos palestinos en la cabeza, en la parte trasera de un camión del ejército. Se puede ver a los dos palestinos sentados en el suelo del vehículo con los ojos vendados, mientras los soldados se ríen y bromean a la cámara. “Es tu fiesta, saluda”, le dicen los soldados al padre y al hijo, mientras los obligan a saludar a la cámara. Los palestinos gritan de dolor al ser golpeados repetidamente.

El video sirvió como prueba concluyente en el juicio de los soldados, que llegó a su término el domingo. Tres de los soldados investigados por el incidente fueron condenados a 190 días de prisión, fueron degradados al rango de soldado tras “expresar su remordimiento” por sus acciones y llegaron a un acuerdo con el fiscal. Sin embargo, se espera que los soldados sean tratados con indulgencia y se les permitirá ir a casa para la festividad de la Pascua Judía en abril, además de tener tres meses de libertad condicional.

Leer: Israel journalist facing trial for calling soldiers who beat Palestinians ‘animals’

Los soldados condenados fueron arrestados en enero tras conocerse que habían golpeado a dos palestinos detenidos cerca de la ciudad cisjordana de Ramala. La pareja, que luego se supo que fue un padre de 50 años y su hijo de 15 años, fueron arrestados durante una persecución por ser el presunto autor de un ataque contra soldados israelíes cerca del puesto fronterizo ilegal de Givat Assaf en diciembre, que llegó durante una semana de mayor tensión y represión israelí en la ocupada Cisjordania.

Se sospecha que los soldados golpeaban al padre y al hijo en venganza por el ataque de diciembre, ya que ambos grupos de soldados pertenecen a la misma unidad: el ultraortodoxo Netzah Yehuda Batallion de la Brigada Kfir, que está posicionado en la ciudad de Jenin, en el norte de Cisjordania.

Los detalles de la brutal paliza surgieron durante los procesos judiciales de febrero, cuando el chico de 15 años le dijo al tribunal: “Estaba acostado boca arriba, con las manos esposadas detrás de la espalda y una venda en los ojos. Cuatro soldados me patearon – usaron sus manos, pies y los cañones de sus rifles M16 – en la cara, el pecho, el abdomen, las piernas y los testículos […] No pude abrir mi ojo izquierdo y mi boca estaba llena de sangre”.

Los soldados israelíes también obligaron al niño a ver cómo golpeaban a su padre hasta el punto de perder el conocimiento, y el adolescente recordó: “Los vi rompiendo las costillas de mi padre al golpearlo en el pecho con los cañones de sus armas. Mis manos estaban atadas detrás de mi espalda, no pude hacer nada”.

Un informe posterior de Haaretz agregó que “las lesiones de un detenido fueron tan graves que los investigadores no pudieron interrogarlo inmediatamente después del incidente”. El diario israelí no especificó si esto se refería al padre o al hijo.

El Batallón Netzah Yehuda tiene un historial de violencia de derechas contra los palestinos. En 2016, un soldado de Netzah Yehuda fue condenado a nueve meses de prisión por torturar a un sospechoso palestino con descargas eléctricas, durante las cuales le vendaron los ojos, le esposaron y colocaron electrodos a su víctima.

En 2015, un soldado del mismo batallón fue condenado a 21 días en una prisión militar por celebrar en una boda el asesinato del palestino Ali Dawabsheh, de 18 meses de edad. En un video del incidente, se podía ver a los invitados de la boda bailando con armas y apuñalando una foto de Ali. Se pensaba que el soldado tenía vínculos con Amiram Ben-Uliel, el colono israelí extremista que se cree que llevó a cabo el ataque con bombas incendiarias que mató a Ali y sus padres, dejando a su hermano Ahmed, de sólo cinco años, huérfano.

Leer: Dos niños palestinos mueren en un incendio después de que Israel cierre el paso a los bomberos

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegiónVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba