Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Marruecos suspende su participación en la guerra liderada por los saudíes en Yemen

Marruecos ha retirado a su embajador en Arabia Saudí y también ha retirado a su ejército de la coalición liderada por Arabia Saudí en Yemen, confirmaron los funcionarios del gobierno anoche.

Hablando en la página web de noticias progubernamental, Le360, el embajador Mustapha Mansouri dijo que si bien Marruecos y Arabia Saudí están vinculados por unas antiguas y fuertes relaciones, actualmente se encuentran en una “crisis pasajera”. Citó la reciente transmisión por el canal de televisión saudí Al-Arabiya de un documental que discrepó de la posición marroquí sobre el tema del Sahara Occidental.

Arabia Saudí y otros países del Golfo han apoyado tradicionalmente la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, una ex colonia española que también es reclamada por el Frente Polisario respaldado por Argelia. Sin embargo, el último documental apoyó las afirmaciones de que Marruecos lo invadió después de que los colonizadores españoles se fueran en 1975.

El informe de Al-Arabiya se produce pocas semanas después de que Al Jazeera, propiedad de Qatar, emitiera una entrevista con el Ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, donde expresó su preocupación por la crisis humanitaria en Yemen, y reveló que Marruecos ya no participa en operaciones militares o reuniones ministeriales sobre el conflicto.

Marruecos ha “cambiado la forma y el contenido de su participación en la coalición árabe después de una evaluación de los acontecimientos en el terreno”, dijo Bourita.

Una coalición liderada por Arabia Saudí, que incluía a Marruecos, ha estado participando en una campaña en Yemen desde 2015, después de que los hutíes invadieron gran parte del país y tomaron la capital, Saná. Con el apoyo de Estados Unidos, la coalición lanzó una campaña aérea devastadora destinada a reducir las ganancias de los hutíes.

Leer: Sahrawis protest against Algeria over civilian kidnapping

La violencia ha devastado la infraestructura de Yemen, incluidos sus sistemas de salud y saneamiento. Los combates han matado a miles de civiles, llevando a unos 85.000 niños al borde de la inanición, lo que la ONU ha descrito como uno de los peores desastres humanitarios de los tiempos modernos.

La presión pública por parte de Arabia Saudí y sus aliados para detener la campaña también ha fortalecido los llamados que Marruecos parece haber considerado.

Las tensiones en las relaciones marroquí-saudíes se han estado gestando silenciosamente desde el ascenso al poder del príncipe heredero Mohammed Bin Salman, según los analistas políticos de Marruecos.

Arabia Saudí, junto con los Emiratos Árabes Unidos, no votó por la candidatura de Marruecos para la Copa del Mundo 2026, después de que el reino norteafricano tomara una posición neutral en el bloqueo de Qatar por varios países del Golfo en 2017.

El príncipe heredero saudí tampoco fue recibido en Marruecos a finales del año pasado durante una gira por el norte de África, y Bourita declaró que la visita no se realizó debido a un problema de tiempo.

Marruecos tampoco expresó su apoyo a Arabia Saudí tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, cometido por agentes saudíes en el consulado saudí en Estambul el año pasado; un incidente que dañó la reputación de Riad a nivel internacional.

Leer: Saudi-led coalition attacks drone storage site east of Sanaa

Categorías
ÁfricaArabia SauditaMarruecosNoticiasOriente MedioYemen