Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Palestina y su pueblo pagarán el precio de la deslealtad de la AP

Mahmoud Abbas durante un discurso en Ramallah

Todavía no sabemos cómo es el llamado acuerdo del siglo del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. En la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU el pasado martes, la embajadora de EEUU en la organización internacional, Nikki Haley, sólo hizo alusión a “detalles reflexivo” y al reconocimiento de que “las realidades en el terreno en Oriente Medio han cambiado de manera importante.”

Esto bastó para que Europa hiciera una advertencia; “la UE está totalmente convencida de que una solución de dos Estados basada en las fronteras de 1967 y con Jerusalén como la capital de ambas partes… es la única manera viable y realista de poner fin al conflicto y llegar a una paz justa y duradera.” Rusia siguió su ejemplo, y su representante permanente en la ONU insistió en que “ningún plan será viable si la base reconocida internacionalmente para el asentamiento de Oriente Medio no se tiene en cuenta, y es crucial basarse en una solución de dos Estados.”

El presidente de los EEUU, Donald Trump en un encuentro con su homólog israelí, Benjamin Netanyahu

El plan de Trump no será viable, pero tampoco el paradigma de los dos Estados. Es poco realista, y la insistencia internacional en la hipótesis ha contribuido a la colonización israelí del territorio palestino. Sin embargo, la “solución de dos Estados” es invocada constantemente por la Autoridad Palestina, sin consulta alguna al pueblo palestino, cuyos derechos seguirán amenazados se imponga el acuerdo de Trump o el compromiso de los dos Estados.

En ambos casos, los actores políticos se beneficiarán a expensas del pueblo de Palestina. Hasta el momento, el debate se ha centrado en quién se adueñará de la narrativa de las negociaciones, y los palestinos no aparecen en esta ecuación. Se ha convertido en una pelea entre el plan de Trump y la hipótesis aceptada internacionalmente de los dos Estados, y, lo más importante, ha quedado desasociada de los palestinos, que perderán en cualquier caso. El esfuerzo constante por articular lo que implica Palestina y lo que los palestinos quieren está haciendo el vínculo entre Palestina y los palestinos más débil que nunca.

El hecho de que la AP ya no toma la liberación como una prioridad demuestra que el gobierno legitimado por la comunidad internacional no es en absoluto leal a las demandas palestinas. Si la liberación se considera un objetivo inalcanzable, es importante observar de nuevo el proceso que ha devaluado lo que habría garantizado los derechos del pueblo palestino en favor de propuestas intencionalmente elusivas y resoluciones que han contribuido directamente a la colonización permanente de Israel en Palestina.

LEER MÁS: Dimite el secretario de Defensa de EE.UU. tras la decisión de Trump de retirarse de Siria

La UE nunca insistiría en la imposición de los dos Estados si su resultado garantizara a los palestinos sus derechos. Del mismo modo, el acuerdo del siglo de Trump supondrá otro desastre alternativo. ¿Por qué está la AP dispuesta a rechazar la propuesta de Trump – con razón – y, sin embargo, comprometerse ciegamente al obsoleto proyecto de la UE? Es posible excluir ambas posibilidades, por la simple razón de que ninguna garantiza la posesión de la Palestina histórica a los palestinos. Sin embargo, la negativa de la AP a comprometerse con el pueblo palestino, mucho menos cumplir sus demandas, refleja la insignificancia de su existencia, sino fuera por el hecho de que crea una ilusión de poder tomado de entidades que exigen su subyugación.

Mientras tanto, es posible que los palestinos permanezcan jugando su rol incongruente durante otro largo periodo. Esperan, mientras que EEUU y la UE se meten en otra batalla diplomática con la AP, defendiendo firmemente el derecho a reclamar más pérdidas políticas. Por desgracia, es Palestina y su pueblo los que pagarán el precio de la deslealtad de la AP a ambos.

 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen a su autora y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosIsraelOriente MedioPalestinaRegión

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba