Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La asistencia humanitaria está excesivamente politizada, pero no a favor de los palestinos

Un joven reparte comida distribuida por ACNUR en un campo de refugiados en Gaza [Ali Jadallah/Anadolu Agency]

El proyecto humanitario de 2019 para los palestinos en los territorios ocupados asignará 350 millones de dólares para la intervención de ayuda humanitaria, según el ministro de Desarrollo Social de Ramalá, Ibrahim Al-Shaer, y el enviado de la ONU, Jamie McGoldrick. El pueblo de Palestina sigue sin tener accesos a sus derechos humanos y civiles legítimos, manteniendo el estatus impuesto de una dependencia casi total de la asistencia.

A pesar de las décadas de ayuda humanitaria que han recibido desde 1948, los palestinos todavía no se han recuperado de la depravación inmediata de necesidades básicas que creó la Nakba. Esta paradoja se podría haber resuelto si sus derechos se hubiesen garantizado con el mismo entusiasmo. De hecho, si los derechos humanos son verdaderamente universales, ¿dónde está el impedimento internacional que impide que se conviertan en una realidad para los palestinos?

LEER MÁS: El PMA reduce las ayudas a los palestinos debido a la escasez de fondos

Parece que los derechos humanos son oportunidades oficiales para el avance personal en la ONU. ¿No es eso un medio de politización de la ayuda humanitaria? Según la agencia de noticias Ma’an, Al-Shaer “reafirmó el peligro del politizar la ayuda humanitaria, ya que eso pone en peligro a los derechos humanos.” El contexto de estas declaraciones era el déficit de financiación, que se deriva de la motivación política maquiavélica subyacente y perjudicial para los palestinos.

Es pertinente reconocer al menos que la asistencia humanitaria es gestionada por actores políticos. Ya no se puede hablar de despolitizar la ayuda humanitaria, por el simple hecho de que sólo se espera dicho requisito de los palestinos. Si las políticas coloniales determinaron la expulsión palestina – es decir, si la ONU fue cómplice en el proceso y está ahora determinando los parámetros en los que se administrará la ayuda humanitaria -, ¿por qué no deberían los palestinos politizar su situación el contexto de la asistencia? La eliminación de los derechos políticos de los palestinos por los fines de la ayuda humanitaria hace imperativa la inclusión de estos derechos.

LEER MÁS: ¿Existe un complot para despoblar los campamentos de refugiados palestinos en Líbano?

La ayuda humanitaria ya no satisface las necesidades temporales de los palestinos. Sin embargo, las agencias y oficiales de la ONU siguen exponiendo esta teoría difusa, lo que resulta en que ninguna cantidad de ayuda financiera vaya a compensar jamás el ciclo perpetuo de las violaciones contra los derechos humanos infligidas a la población mediante decisiones políticas tomadas por otros.

Durante la presentación del proyecto humanitario, McGoldrick afirmó que la Franja de Gaza requiere el 77% de los fondos, “debido al gran número de víctimas palestinas durante las manifestaciones” del enclave. Si se hubiese dicho específicamente que estas “víctimas palestinas” son en realidad las víctimas de la violencia colonial de Israel en la frontera nominal de Gaza ante la participación política en las protestas de la Gran Marcha del Retorno, ¿cambiaría de pronto la narrativa de la ayuda humanitaria debido al reconocimiento de los derechos políticos de los palestinos?

Lo que esperan los gobiernos e instituciones internacionales de los palestinos sólo ha sido posible al retirar a la gente de sus propias narrativas y categorizándola como una población plagada de necesidades. El resultado final es que las mismas instituciones que apoyan a Israel son ahora las únicas responsables de brindar ayuda humanitaria a los palestinos.

LEER MÁS:Más de 560 palestinos han muerto por torturas en las cárceles sirias

La no politización de la ayuda humanitaria sólo es conveniente para estos organismos. De este modo, los esfuerzos políticos de los donantes pueden separarse de su colaboración en las violaciones de los derechos humanos, mientras que los palestinos completan el círculo esperando la ayuda de las instituciones que gestionan su ausencia en el panorama político.

Además, la ONU todavía insiste en que el regreso de la Autoridad Palestina a Gaza sería la panacea para esta “situación humanitaria catastrófica” en el enclave. Dado que la AP ha empeorado las condiciones humanitarias en Gaza al imponer sanciones propias por la única razón política de forzar a Hamas a ceder el control, ¿qué significaría su hipotético regreso para el pueblo palestino? ¿No se daría una purga vengativa en Gaza que resultaría en la necesidad de aún más ayuda humanitaria como compensación por la pérdida al derecho a la representación política? La ayuda humanitaria está excesivamente politizada, no importa desde dónde se mire, pero no en favor de la Palestina ocupada.

La imagen puede contener: texto

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen a su autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
Artículos de OpiniónOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y Análisis

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba