Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Dimite el ministro de Defensa israelí Avigdor Lieberman

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman. [Latvian Foreign Ministry/Flickr]

En un gesto del todo inesperado, el ministro de Defensa israelí Avigdor Lieberman acaba de dimitir esta mañana, en señal de desacuerdo con el reciente alto el fuego con Gaza.

“Imagino que todo el mundo ha tratado de adivinarlo, y creo que habéis acertado: estoy aquí para dimitir del cargo de ministro de Defensa,” ha declarado Lieberman en una rueda de prensa.

“¿Por qué ahora?” ha continuado. “Desde mi punto de vista, lo que ocurrió ayer en cuanto al alto el fuego, en combinación con los acuerdos con Hamás, es someterse al terror. Lo que estamos haciendo es comprar tranquilidad a corto plazo, pero el precio a largo plazo para la seguridad [de Israel] será elevado,” ha aseverado Lieberman.

“No es un secreto que en los últimos meses ha habido desacuerdos entre [el primer ministro Benyamín] Netanyahu y yo. Pienso que el trato que permitió la entrada de dinero catarí en Gaza fue un error, y sólo después de que hubiera un comunicado escrito me vi forzado a aceptar su postura,” ha agregado el ya ex ministro.

Leer más: El ministro de Educación israelí pide para Gaza una política de “tirar a matar”

“No voy a enumerar todos nuestras discrepancias,” matizó Lieberman, que explicó que había “intentado permanecer un miembro fiel del gobierno el mayor tiempo posible, y mantener en privado todas las discrepancias, incluso con un coste electoral [para el político ultraderechista]”.

Lieberman anunció la rueda de prensa improvisada tras una reunión de emergencia celebrada hoy por su partido. Fuentes del Ministerio de Defensa confirmaron las conjeturas sobre una posible dimisión poco antes de que dieran comienzo sus declaraciones. El diario Haaretz añadía que “Lieberman no suele acudir a la Knesset los miércoles, lo que vuelve muy inusual su convocatoria de una rueda de prensa”.

Todo apunta a que la dimisión de Lieberman ocasionará una crisis de gobierno, si no directamente el colapso de la coalición que ocupa el Ejecutivo. Sin el partido ultranacionalista Yisrael Beitenu, el Likud sólo contará con una mayoría frágil en la Knesset, de un solo diputado. Tal colapso podría desencadenar unas elecciones anticipadas, tal y como ha pedido el propio Lieberman. “Solicito también que acordemos lo antes posible una fecha para celebrar elecciones. Debemos dejar de someternos al terror y a la falta de claridad en nuestros objetivos (…) Debemos llegar a un acuerdo entre los líderes de los partidos,” concluyó.

Leer más (Opinión): ¿Aliviará el dinero qatarí la crisis de Gaza?

Tal y como mencionó durante su discurso, la dimisión de Lieberman se ha visto desencadenada por el alto el fuego al que se llegó anoche con Hamás. Durante una reunión de gabinete convocada para tratar el acuerdo, Lieberman y varios de sus colegas expresaron su rechazo a la insistencia de Netanyahu en llegar a un acuerdo.

Netanyahu ha declarado hoy que Hamás había “rogado” que se declarase el alto el fuego. “En estos tiempos, liderazgo no es elegir la opción fácil, sino la opción correcta, incluso si es difícil (…) Liderazgo es enfrentarse a las críticas cuando tienes informaciones secretas y complicadas,” afirmó el primer ministro, en una referencia velada a su disputa con el ministro de Defensa.

La destrucción en la Franja de Gaza ha alcanzado esta semana los niveles de 2014. Fuerzas especiales israelíes habían penetrado en el enclave situado para llevar a cabo una “complicada operación” –asesinar a un comandante de Hamás, según denuncia la organización islamista-, que se saldó con las muertes de siete palestinos y un oficial israelí. También fue destruida la sede de la televisión por satélite Al-Aqsa TV, así como los edificios adyacentes.

Leer más: Hamás condena la destrucción de la sede de la cadena Al-Aqsa en Gaza por parte de Israel

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba