Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Aliviará el dinero qatarí la crisis de Gaza?

Los palestinos sostienen banderas de Qatar y Palestina durante una manifestación en apoyo de Qatar, en Khan Yunis, Gaza, el 14 de junio de 2017 [Ali Jadallah / Agencia Anadolu]

Varios oficiales de Israel, Fatah y la Autoridad Palestina han intercambiado ataques verbales respecto a los esfuerzos de Qatar por aliviar la crisis en la Franja de Gaza al pagar 15 millones de dólares por los salarios de los funcionarios públicos. Algunos oficiales israelíes afirman que esto es un impulso para la organización “terrorista” Hamas, que gobierna de facto el enclave costero, mientras que Fatah y la AP han declarado que este gesto refuerza la división interna de Palestina.

Casi todos los compañeros de gabinete del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, estuvieron de acuerdo en permitir la transferencia del dinero a Gaza. Netanyahu defendió esta decisión, afirmando que era necesario para evitar una catástrofe humanitaria en el territorio sitiado. La mayoría de los altos cargos militares de Israel coincidieron, aunque, según declaró a Channel 20 el ministro de Educación, Naftali Bennet, el ministro ultraderechista de Defensa, Avigdor Lieberman, aparentemente rechazó la decisión. Según Haaretz, Netanyahu desafió a los que se opusieran a esta decisión, afirmando que sabía como asumir el coste.

“Oigo pedir una guerra a gente que nunca ha estado en una batalla,” dijo el parlamentario Yoav Galant en respuesta a las objeciones de Lieberman a la transferencia del dinero. “¿Tenemos que poner en peligro a nuestros soldados para conseguir ciertos objetivos? ¿Qué hay de malo en conseguirlos evitando la guerra? Debemos explorar todas las demás opciones.”

Leer: Qatar inaugura la Ciudad de la Justicia en Gaza

    “Cuando Israel necesite entrar en batalla con Gaza,” añadió el parlamentario Yoav Kish, “querrá destruir a Hamas. La pregunta es: ¿y después? ¿Quién controlará la Franja de Gaza y se encargará de sus ciudadanos?” De esto mismo se hizo eco el mayor general jubilado Amos Gilad, director del Buró de Asuntos Político-Militares del Ministerio de Defensa. “Es fácil decir ‘vamos a expulsar a Hamas’,” dijo en Army Radio, “pero, ¿quién se hará responsable de Gaza? ¿Cuánto tiempo estaremos allí? La guerra no es la solución.”

Sin embargo, Kish cree que otra ofensiva contra Hamás es sólo cuestión de tiempo. “Está claro que nos dirigimos a ello,” insistió. “El problema de como gestionar la situación de dos millones de personas en Gaza tras expulsar a Hamás es lo que pospone el enfrentamiento.”

Al respecto, el doctor Saleh Al-Naami, especialista en Estudios Israelíes, afirma a MEMO que todo lo sucedido es sólo una cuestión de entendimiento. “Si se llega a alcanzar un acuerdo, durará mucho tiempo, porque tanto Israel como Hamás están interesados en la tranquilidad, independientemente de sus diferentes objetivos para ello.”

Por su parte, Fatah y la AP acusaron a Hamás de reforzar la ecuación de “sangre por dinero” tras aceptar el pago por parte de Qatar de los salarios de los funcionarios públicos y una donación de 10 millones de dólares mensuales para combustible para la única planta eléctrica de Gaza durante seis meses. El ministro de Medio Ambiente israelí, Zeev Elkin, acusó al presidente de la AP, Mahmoud Abbas, de causar la tensión en Gaza al frenar las conversaciones de paz con Israel y congelar los salarios de los funcionarios públicos.

“Este dinero no va dirigido a la financiación de actividades de Hamás,” dijo en la Radio 102 FM de Tel Aviv. “Es dinero dirigido a los sueldos de los funcionarios públicos, de un modo ordenado y organizado.” Según Reuters, afirmó que Abbas dejó de pagar los salarios para “inflamar Gaza, porque no ha tenido éxito en otros frentes… Los qataríes llegaron y dijeron: ‘Si Abbas no paga esto, nosotros estamos dispuestos con tal de calmar la situación en Gaza’. ¿Qué importa quién lo pague?”

Leer: Una misión médica de Qatar lleva a cabo 68 intervenciones quirúrgicas en Gaza

    Hamás continúa intentando que se levante el bloqueo israelí, que lleva ya 12 años en pie, para aliviar la presión impuesta sobre los palestinos en Gaza, que han sufrido tres grandes ofensivas de Israel desde 2009 y varias incursiones que han provocado miles de víctimas y han destruido la infraestructura del territorio. Israel, explicó Al-Naami, también quiere tranquilidad en Gaza. “Esto le hará ganar tiempo para abordar la situación en Irán, Siria y Líbano, mientras que no quiere arruinar la ola actual de normalización con los Estados árabes.”

En lo que concierne a la AP, el especialista en Estudios Israelíes cree que no tiene posibilidad de elegir. “Si Israel toma una decisión, la impone sobre la AP y todas sus instituciones. El Secretario de la OLP, Saeb Erekat, dejó esto claro cuando dijo que Israel había advertido a la AP que no tratara de interrumpir la actual tregua en el conflicto con Hamás en Gaza.” Abbas, señaló Al-Naami, también fue presionado por el presidente egipcio, Abdel Fattah Al-Sisi, para que no se opusiera a los entendimientos entre Hamás e Israel. “Por lo tanto, la tregua durará siempre y cuando Hamás e Israel lo consientan.” Concluyó que otras opciones se pondrían en juego si alguna de las dos partes cambiara de opinión.

 

    Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen a su autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónBlogsBlogs- PolíticaIsraelOriente MedioPalestinaQatarRegión