Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El príncipe disidente Jalid bin Farhan acusa a Arabia Saudí de haber intentado secuestrarlo

El príncipe saudí exiliado Jalid bin Farhan [Twitter].

El príncipe saudí Jalid bin Farhan Al-Saud ha acusado a las autoridades de su país de haber intentado secuestrarle. Las acusaciones han coincidido temporalmente con la desaparición del periodista Jamal Khashoggi, que fue visto por última vez cuando entraba al Consulado saudí en Estambul hace dos semanas.

El príncipe disidente asegura que hace unas semanas ciertos funcionarios saudíes trataron de atraerle con el fin de secuestrarle y llevarle a Arabia Saudí. “Unos días antes de la desaparición de Khashoggi hablaron con un familiar mío y mencionaron la existencia de un cheque. Le dijeron que querían ayudar al príncipe debido a sus problemas financieros,” reveló Jalid bin Farhan.

“Le dijeron que lo único que yo tenía que hacer era recoger el cheque en la embajada saudí en Egipto,” agregó el príncipe, señalando que de haber seguido las instrucciones hubiera desaparecido igual que Khashoggi.

Leer más: Las acciones saudíes se desploman un 7% por el caso Khashoggi. 33 mil millones de dólares perdidos en dos horas

La Oficina Federal para la Protección de la Constitución ha advertido que se mantiene en contacto con el príncipe Jalid y con su familia dado el actual estado de la situación. Algunas informaciones apuntan a que el año pasado Arabia Saudí pidió a las autoridades alemanas que se plantearan la posibilidad de extraditar al príncipe.

El príncipe Jalid ya había denunciado la semana pasada la desaparición de otros cinco príncipes pertenecientes a la familia real que habían criticado la desaparición de Khashoggi.

De acuerdo con la cadena estadounidense CNN, las autoridades saudíes están preparando un informe que revelará que Khashoggi murió a consecuencia de un interrogatorio fallido y que la operación se había llevado a cabo sin permiso de las autoridades.

El periodista saudí desapareció tras entrar en el consulado saudí en Estambul el pasado 2 de octubre para obtener documentos oficiales. Según fuentes de la policía turca, habría sido asesinado por un equipo saudí desplazado a Estambul específicamente para esta misión.

Leer más: EE.UU. aumenta la presión sobre Arabia Saudí en el caso del periodista desaparecido

Categorías
AlemaniaArabia SauditaEEUUEuropa y RusiaNoticiasOriente MedioRegiónTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines