Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

EE.UU. aumenta la presión sobre Arabia Saudí en el caso del periodista desaparecido

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump [Wikipedia]

El presidente estadounidense Donald Trump incrementó el miércoles la presión para que Arabia Saudí aclare el paradero del periodista desaparecido Jamal Khashoggi. Trump manifestó que estaba dispuesto a llegar hasta el fondo de lo que denominó “una situación muy seria”.

El mismo día, un diario turco pro-gubernamental publicó fotos que supuestamente identifican a los 15 saudíes –presuntamente, un equipo de los servicios secretos- que llegaron a Estambul poco antes de la desaparición de Khashoggi el pasado 2 de octubre.

La novia turca de Khashoggi, Hatice Cengiz, le acompañó ese día al Consulado saudí, donde él debía obtener unos documentos necesarios para su boda. El periodista no volvió a salir del edificio, y la policía turca maneja la hipótesis de que fue asesinado en su interior.

Leer más: “En menos tiempo del que se tarda en parpadear, en Arabia Saudí puedes caer en desgracia”

En declaraciones realizadas en el Despacho Oval, Trump reveló a la prensa que había sacado el tema de Khashoggi “al más alto nivel” en sus comunicaciones con Arabia Saudí, y que lo había hecho en repetidas ocasiones.

Ante la pregunta de si estaba pidiendo información a los saudíes, Trump contestó: “Lo estamos pidiendo todo. Queremos saber qué está pasando. Es una situación muy seria para nosotros y para la Casa Blanca (…) Queremos llegar al fondo del asunto”.

Él y su mujer, Melania, se disponen a inviter a Cengiz a la Casa Blanca. “Le vieron entrar y no le vieron salir. Vamos a analizar el asunto muy seriamente. Es algo terrible,” dijo Trump. “Es una situación muy mala. No podemos permitir que esto ocurra a periodistas, a nadie. No podemos permitir que esto ocurra”.

Leer más (Opinión): La purga saudí parece ser un objetivo propio de Mohammad Bin Salman

Aumentando la presión sobre Trump, un grupo de senadores estadounidenses de varios partidos inició el miércoles una investigación sobre la desaparición de Khashoggi, empleando para ello una ley de derechos humanos.

Le pidieron a Trump que determinase si “un ciudadano extranjero es responsable de una ejecución extrajudicial, de tortura o de otra severa violación de los derechos humanos internacionalmente reconocidos”. El Gobierno estadounidense dispone de tres meses para dar una respuesta y decidir si se imponen o no sanciones sobre quien sea hallado responsable.

Por otro lado, el antiguo secretario estadounidense de energía, Ernest Moniz, reveló ayer que renunciaba a su cargo en el consejo de planificación de la mega-ciudad saudí NEOM hasta que se sepa más sobre la desaparición de Khashoggi.

Leer más: Arabia Saudí impone prohibiciones de viaje y arresta a un importante empresario

Categorías
Arabia SauditaEEUUEuropa y RusiaNoticiasOriente MedioRegiónTurquía