Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Siria: la historia de dos hermanos refleja las divisiones y las semejanzas en el seno de las milicias rebeldes

Los hermanos conocidos como Abu Eliyas y Abu Yousef han combatido en los extremos opuestos de la insurgencia contra el gobierno del presidente sirio Bashar Al-Assad.

Mientras que el primero pertenece a una milicia que otrora recibiera el respaldo de la CIA, el otro es un yihadista miembro de un movimiento que está en la lista internacional de organizaciones terroristas.

A pesar de sus diferencias ideológicas, ambos comparten un solo techo en el bastión rebelde de Idlib, y han combatido del mismo lado contra las fuerzas del régimen sirio.

“Lo importante es que luchamos contra el mismo enemigo,” explica Abu Eliyas, de 40 años y miembro de Failaq Al-Sham, una milicia respaldada por Turquía. “En casa, intercambiamos información y conocimientos militares, y debatimos sobre la situación en Siria”.

Su hermano menor Abu Yousef, de 27 años, milita en la organización yihadista Tahrir Al-Sham, previamente conocida por el nombre de Jabhat Al-Nusra. Para él, “los puntos de acuerdo son muchos más que los de divergencia”. “Pertenecemos a una misma religión, a un mismo país, y tenemos un mismo objetivo,” señala.

Leer más: Al Assad: El alto el fuego en Idlib es “temporal”

Los viajes paralelos que emprendieron cuando comenzó la guerra civil en Siria en 2011 ilustran la dificultad a la hora de diferenciar a los insurgentes radicales de los rebeldes considerados más moderados.

A esta tarea se ha comprometido Turquía en la provincia de Idlib, como parte de un acuerdo con Rusia para detener el avance del ejército sirio.

Idlib es el último bastión de los insurgentes en Siria, y según el acuerdo alcanzado el mes pasado en Sochi, se encuentra de hecho bajo influencia turca.

Los rebeldes considerados “radicales” han de abandonar la nueva zona desmilitarizada en el frente, mientras que Turquía mantiene que los “moderados” pueden permanecer.

Leer más: El OSDH denuncia que el régimen sirio traslada a miembros de Daesh a Idlib

Los grupos respaldados por Turquía, agrupados bajo el paraguas del Frente de Liberación Nacional, se han comprometido a cooperar con Turquía, a pesar de que se han producido algunos conflictos entre los socios.

La parte más complicada es garantizar que los yihadistas respeten el acuerdo. Se calcula que miles de combatientes extranjeros, sin nada que perder, se han acumulado en la zona.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan, por su parte, ha dado a entender que los extremistas de Tahrir Al-Sham están dispuestos a cooperar. En su primera reacción oficial frente al acuerdo de Sochi, la organización terrorista anunció el domingo que celebra los intentos de proteger “el área liberada” de una ofensiva, en lo que parece un gesto de aprobación a la estrategia de Turquía.

Sin embargo, Tahrir Al-Sham también advirtió de los “trucos” de los rusos, y afirmó que no abandonarían “la yihad y la lucha” para derrocar a Assad.

Leer más (Opinión): Por qué el acuerdo de Idlib no funcionará

Las experiencias de los hermanos Abu Yousef y Abu Eliyas demuestran que no es fácil trazar una línea entre “radicales” y “moderados”.

Abu Eliyas es un abogado de profesión. Padre de siete hijos, cuando comenzó la guerra trabajaba como funcionario. Participó en las primeras protestas contra el régimen en su ciudad natal, Deir Al-Zor.

“Fueron días inolvidables. La sensación era nueva para nosotros: estar en Siria y estar saliendo a protestar contra el régimen y la familia de Assad,” rememora. Poco después, Abu Eliyas se unió al Ejército Libre Sirio y empuñó las armas.

Abu Yousef era un estudiante cuando comenzó el conflicto. Cuando el Frente Al-Nusra apareció en Deir El-Zor, el joven no tardó en unirse al grupo, atraído por la religiosidad de sus miembros.

Ambos hermanos lucharon contra el Daesh cuando atacó el este de Siria en 2014. La familia se desplazó hacia el norte después de que su ciudad natal fuera conquistada por el Estado Islámico. Abu Eliyas se unió entonces a Failaq Al-Sham, atraído por las buenas relaciones de este grupo con Turquía.

Leer más: Informe de la ONU: Récord trágico del número de desplazados internos en Siria

Failaq Al-Sham tiene vínculos con la rama siria de los Hermanos Musulmanes, que tras la revuelta de 1980 son considerados un grupo terrorista por el gobierno sirio. La organización también recibió en su momento ayudas a través de un programa de la CIA, que sin embargo fue clausurado por el presidente estadounidense Donald Trump.

Tahrir al-Sham, por otro lado, se ha enfrentado en repetidas ocasiones con otros grupos rebeldes. A pesar de las profundas enemistades entre los yihadistas y otras milicias insurgentes, los dos hermanos siempre se han mantenido apartados de estos problemas.

En los últimos tiempos las tensiones en Idlib se han reducido. En vista de la ofensiva del ejército sirio, en ciernes antes de que Rusia y Turquía alcanzaran un acuerdo el mes pasado, los rebeldes habían formado una “sala de operaciones” conjunta. Tahrir Al-Sham ha ampliado sus contactos con otros grupos rivales y ha comenzado a visitarlos.

Leer más: Rusia acusa a EE.UU. de emplear bombas de fósforo en Siria

Si el acuerdo prospera, el mapa del conflicto sirio podría estabilizarse durante algún tiempo. Aunque Assad aún se muestra determinado a recuperar la provincia, parece imposible que se embarque en semejante ofensiva sin contar con el apoyo ruso.

En un artículo publicado en el Wall Street Journal el mes pasado, Erdogan señaló que los “rebeldes moderados” deberían participar en una “operación antiterrorista internacional” cuyo objetivo fueran “los elementos terroristas y extremistas”.

Para Abu Yousef, se trata de una conspiración para debilitar a los rebeldes a través de las divisiones. “El acuerdo entre Rusia y Turquía es una táctica para poner fin a lo que queda de las zonas controladas por la revolución,” advierte.

A pesar de su fe en Turquía, Abu Eliyas también está preocupado. “La relación de Failaq Al-Sham con Turquía ha brindado muchos beneficios a la región. Pero tememos que los turcos caigan en la trampa de los rusos para desarmar a Tahrir Al-Sham,” remacha.

Leer más (Opinión): El futuro de Siria: ¿acuerdo integral o más conflicto?

Categorías
Europa y RusiaNoticiasOriente MedioRegiónRusiaSiriaTurquía