Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El ejército egipcio acaba con 52 combatientes en el Sinaí.

Soldados egipcios en el Sinaí / Imagen de archivo.

Las tropas y las fuerzas de seguridad egipcias han neutralizado un mínimo de 52 supuestos militantes en los últimos días, anunció el ejército en un comunicado emitido ayer, en el contexto de una operación para terminar con el Daesh.

Con estas muertes, el número de supuestos combatientes eliminados asciende a más de 300. El ejército egipcio, con el respaldo de la policía y de otras fuerzas de seguridad, lanzó la operación en febrero como parte de una campaña para erradicar a los insurgentes responsables de la ola de violencia en la región desértica.

El comunicado del Ministerio de Defensa indica que las fuerzas de seguridad también destruyeron 15 vehículos cargados con armas y municiones que trataban de cruzar la frontera occidental, así como otros 17 en la zona militar del sur.

Leer más: Egipto pospone el juicio de los 300 acusados de intentar matar a Sisi

Según el comunicado del domingo, 13 “takfiríes extremadamente peligrosos” murieron en una operación de las fuerzas de seguridad en la ciudad de Al-Arish, la capital provincial del Norte del Sinaí. Egipto emplea el término “takfirí” para referirse a combatientes extremistas que con frecuencia acusan a sus víctimas de ser infieles.

Los otros 39 combatientes fueron eliminados en varias operaciones militares por el Sinaí septentrional y central, señalaba el comunicado sin entrar en detalles.

El ejército egipcio sostiene que cientos de combatientes han sido eliminados como parte de esta operación, ordenada por el presidente Abdel Fattah Al-Sisi después de que un ataque contra una mezquita, el noviembre pasado, acabara con las vidas de cientos de fieles.

Leer más: La frontera entre Egipto e Israel: nuevo frente en la guerra contra Daesh

Según el recuento de la agencia de noticias Reuters, la operación ha dejado por lo menos 313 combatientes muertos. Como mínimo 35 militares han perdido la vida desde febrero.

La derrota de los combatientes y el restablecimiento de la seguridad después de años de tensiones constituyen algunas de las promesas de Sisi, que fue reelegido en Marzo con una amplia mayoría al no existir ninguna oposición real.

Los detractores de Sisi critican que su durante su presidencia se está reprimiendo la disidencia, pero sus seguidores defienden que tales medidas son necesarias para estabilizar Egipto.

Leer más: Egipto busca alianza con diferentes tribus para luchar contra el malestar en el Sinaí

Categorías
ÁfricaEgiptoNoticiasRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines