Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Egipto busca alianza con diferentes tribus para luchar contra el malestar en el Sinaí

Las ambulancias llegan a la escena de una bomba que explotó en una mezquita del Sinaí, Egipto el 24 de noviembre de 2017 [alex_thugdup / Twitter]

 

El ataque que mató a más de 300 personas en el norte del Sinaí ha llevado a los funcionarios egipcios a renovar los esfuerzos para alistar a las tribus locales cuyo apoyo será fundamental en los intentos de derrotar a Daesh, según dijeron fuentes militares y de seguridad.

Blandiendo una bandera de Daesh, hombres enmascarados con uniformes de estilo militar atentaron el viernes contra los fieles de una mezquita de la aldea, en el que ha sido el peor derramamiento de sangre de la historia moderna de Egipto.

Fue un retroceso dramático para los militares, que han estado luchando contra grupos militantes en la península del Sinaí durante años con ataques aéreos, asaltos terrestres y arrestos masivos, mientras que cientos de policías y soldados han sido asesinados.

Al carecer de suficientes habilidades de contrainsurgencia, el ejército comenzó a reclutar a miembros de la tribu hace tres años, con la esperanza de que su dominio del inhóspito terreno del Sinaí proporcionara información sobre los militantes y sus rutas de contrabando de armas.

Esa campaña ha producido resultados limitados y el último derramamiento de sangre presionará al ejército para asegurar una mejor cooperación con los líderes tribales a pesar de que este año han tenido algunas victorias contra Daesh.

Ningún grupo se ha atribuido la responsabilidad del asalto del viernes.

Sisi pide resultados rápidos

Hoy, el presidente Abdel Fattah Al-Sisi ordenó a los militares asegurar el Sinaí en los próximos tres meses. "Podéis usar toda la fuerza bruta necesaria", dijo.

Las tribus en el Sinaí prometieron unirse y unir fuerzas con el ejército después de que otros beduinos murieran en la carnicería del viernes.

Pero tales declaraciones de las tribus del Sinaí, que acusan al gobierno de El Cairo de tratarlas como a ciudadanos de segunda clase, en el pasado produjeron resultados limitados. Además, los miembros de la tribu siguen divididos por disputas y otros problemas locales.

"El ejército egipcio tiene armas más que suficientes. El mayor problema cuando se trata de hacer algo en el Sinaí es asegurarse de que tengan una buena inteligencia ", dijo HA Hellyer, un experto en Egipto y compañero no residente en el Atlantic Council.

"Si va a ser un conjunto de estrategias antiterroristas y contrainsurgentes, se requerirá la participación de las tribus en un nivel muy significativo".

Tres fuentes de seguridad y militares dijeron que en los últimos dos días se habían celebrado conversaciones entre funcionarios de seguridad y líderes tribales en el norte y el centro de Sinaí.

Esos oficiales de seguridad dijeron que se necesitaba una mayor coordinación y cooperación para derrotar a los militantes. Las tribus se dividieron en cinco grupos y los funcionarios de seguridad se sentaron por separado con cada grupo.

Les pedimos que nos ayuden a controlar a los militantes en las áreas donde viven, cultivan y se mudan, porque cada tribu conoce mejor a su propia gente dijo una de las fuentes.

"Hay muchas cosas que los hacen cooperar con nosotros y varían de cada tribu a la siguiente. Es por eso que nos sentamos por separado con cada tribu. Una tribu necesita servicios, y hay cooperación económica en proyectos con otra tribu ".

Un portavoz del ejército dijo que no había hecho ninguna declaración sobre asuntos tribales en el Sinaí y que no podía hacer ningún comentario.

Leer: Después del tiroteo de Al-Wahat, Egipto declara el estado de emergencia

Mustafa Al-Aqili, del Consejo Supremo de Tribus Árabes, dijo que las grandes pérdidas en el ataque de la mezquita podrían alentar a ambas partes a trabajar más estrechamente. Pero recalcó que librar la guerra contra los radicales era responsabilidad de los militares.

Leer: Otro atentado terrorista refleja la debilidad de nuestro sistema de seguridad global

"La gente del Sinaí se hizo más fuerte después de ese ataque y están apoyando más al ejército", dijo. "Están dispuestos a unirse a la lucha. Pero ese es el trabajo del ejército ".

Una fuente de seguridad en El-Arish, la ciudad principal del norte del Sinaí, dijo que los lazos han mejorado.

"Los beduinos están cooperando con nosotros y han aumentado su cooperación", dijo.

Incentivos para todos

Reunir a las tribus del Sinaí entre ellas y ponerlas del lado de los militares no será fácil. El gobierno, con problemas de liquidez, tendría que crear empleos e invertir en escuelas e infraestructura. Para calmar a los residentes que actualmente están enfurecidos, las autoridades anunciaron poco después del ataque 10 millones de dólares de inversión en fondos extraordinarios.

"No tenemos ninguna relación con la política o con cualquier otra cosa, y no cooperamos con el ejército o los grupos armados", dijo Mansur Eid, quien perdió a su hijo en el ataque del viernes. "Simplemente vivimos aquí en la pobreza".

Egipto puede enfrentarse a un desafío mayor si los militantes de Daesh derrotados en Irak, Siria y Libia se unen a sus camaradas del Sinaí. La ayuda de las tribus sería aún más importante.

Al-Sisi ha dicho que los combatientes que regresan de Irak y Siria pueden buscar refugio en Libia y atacar a Egipto desde allí.

En su discurso más reciente, publicado en septiembre, el líder del Estado Islámico, Abu Bakr Al-Baghdadi, instó a los seguidores del grupo terrorista del norte de Sinaí a seguir luchando después de que el grupo fuera derrotado en Mosul.

Los líderes tribales dicen que hay alrededor de 800 yihadistas, en su mayoría egipcios, con algunos palestinos y otros extranjeros, en el norte de Sinaí. Pero incluso un pequeño número de combatientes se ha demostrado capaz de inflingir muchas bajas con atentados suicidas tanto en Egipto como en otros lugares.

 

 

Categorías
ÁfricaEgiptoNoticiasRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines