Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Colonos israelíes atacan a familias palestinas de Hebrón

Imagen de colonos israelíes en Cisjordania, 31 de agosto de 2010 [Mamoun Wazwaz / Apaimages]

Un grupo de colonos israelíes atacó el sábado a familias palestinas e intentó ocupar dos casas en Hebrón, al oeste de Cisjordania.

El activista local Aref Jaber le declaró a Ma’an que un grupo de colonos israelíes “atacó” dos casas en la Ciudad Vieja e intentaron ocuparlas de ellas, exigiendo a las familias que abandonaran sus hogares.

Las casas pertenecían a las familias Jaber y Kfeisheh.

Jaber agregó que el mismo grupo de colonos había ocupado previamente una casa perteneciente a la familia Al-Zaatari, cerca de la mezquita de Abraham, en la Ciudad Vieja.

“Estas continuas amenazas de los colonos israelíes tienen el objetivo de aterrorizar a las familias palestinas para obligarlas a abandonar sus hogares”.

Leer: Continúa la oleada de violencia de colonos judíos

Unos 6.500 palestinos y 800 colonos israelíes, notoriamente agresivos viven en la Ciudad Vieja de Hebrón, según un informe de 2016 de la ONG de derechos humanos BADIL.

Los residentes palestinos de la Ciudad Vieja tienen que enfrentarse a diario a una gran presencia militar israelí, con al menos 32 puntos de control permanentes y parciales establecidos en las entradas de muchas calles.

Además, a los palestinos no se les permite el acceso a la calle Al-Shuhada, ya que se han cerrado todas las casas y tiendas de la calle. Sin embargo, los colonos israelíes se mueven libremente por la misma.

La ocupación israelí “expropió” grandes áreas de la mezquita de Abraham y se las regaló a un judío, solo después de la masacre de fieles musulmanes del 25 de febrero de 1994 por parte de un colono. Baruch Goldstein, nacido en Estados Unidos, entró en la mezquita de Abraham en Hebrón armado con un rifle de asalto.

Leer: Soldados israelíes se unen a colonos para atacar a palestinos

Goldstein abrió fuego contra los cientos de fieles musulmanes que estaban en la mezquita durante el mes de Ramadán. Volvió a cargar al menos una vez, continuó disparando hasta que pudieron reducirlo, finalmente fue golpeado hasta la muerte. 29 personas fueron asesinadas, y más de un centenar resultaron heridas.

En respuesta, las fuerzas de ocupación israelíes establecieron una “zona militar cerrada” alrededor de la mezquita, restringiendo el acceso de los musulmanes a ella, y “anexionaron” una gran área para uso de los colonos.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba