Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Soldados israelíes se unen a colonos para atacar a palestinos

Un adolescente murió a causa del os ataques de colonos acompañados por soldados
Manifestantes en la frontera de Gaza e Israel vistos en el tercer viernes consecutivo como parte de la 'Gran Marcha del Retorno', el 13 de abril de 2018 [Monitor de Mohammad Asad / Medio Oriente]

Las fuerzas de ocupación israelíes acompañaron a los colonos sionistas durante un asalto contra aldeanos palestinos, luego dispararon y mataron a un adolescente local que no representaba una amenaza para sus vidas.

El incidente, que tuvo lugar el 10 de marzo de este año, fue investigado por el grupo israelí de derechos humanos B’Tselem, que el lunes publicó sus conclusiones condenando a los autores del mismo.

Aproximadamente a las 5.30 pm del día en cuestión, alrededor de una treintena de colonos de Yitzhar, un notorio asentamiento cerca de Nablus, en la ocupada Cisjordania, caminaron hacia Urif, un pueblo palestino cercano.

Algunos colonos “estaban enmascarados, otros iban armados con palos de madera y metal, y al menos dos llevaban armas de fuego”. Según B’Tselem, “tres soldados israelíes armados escoltaron a los colonos”.

En respuesta, los residentes locales palestinos se reunieron para defender su aldea y, en la confrontación “los colonos arrojaron piedras a los palestinos, incluso con tirachinas, y los palestinos lanzaron piedras contra los colonos y soldados”.

Los soldados, sin embargo, “lanzaron granadas de aturdimiento a los palestinos y dispararon gases lacrimógenos, balas de metal recubiertas de goma” e incluso “munición real”.

Después de media hora, los colonos se marcharon, pero los tres soldados israelíes permanecieron en la escena, al igual que algunos de los jóvenes del pueblo, que se refugiaron “detrás de una pequeña colina al lado del embalse y arrojaron desde allí piedras a los soldados”, que se colocaron “a unas decenas de metros de distancia”.

Al abrir fuego, las fuerzas israelíes dispararon contra dos palestinos: uno, un niño de 14 años, resultó herido; otro, Omar Shehadeh, de 19 años, fue herido en el pecho y asesinado.

B’Tselem hizo hincapié en que su investigación muestra cómo “los tres soldados permitieron que docenas de colonos invadieran las tierras del pueblo Urif y luego tomaron parte con los colonos en los enfrentamientos subsiguientes, ofreciéndoles protección y disparando gases lacrimógenos, balas de metal recubiertas de goma y municiones reales contra los palestinos”.

La investigación también confirmó que los soldados dispararon y mataron a Omar, e hirieron al niño, a pesar de que no estaban en peligro de muerte.

“Al igual que en decenas de otros incidentes que han ocurrido y continúan ocurriendo en Cisjordania, los soldados una vez más protegieron a los colonos cuando entraron en tierras que pertenecen a residentes palestinos y arrojaron piedras contra los palestinos”.

declaró B’Tselem.

Esas agresiones son “recibidas con silencio por las autoridades israelíes, quienes sistemáticamente se abstienen de hacer cumplir la ley en el caso de los colonos que atacan a palestinos y soldados que permiten e incluso participan en tales ataques”.

Además, agregó B’Tselem, “la ausencia de aplicación de la ley también es evidente en los casos en que los soldados disparan contra los palestinos, causando la muerte o lesiones”.

“Ningún precio a pagar significa que no hay disuasión, por lo que los ataques violentos, incluido el uso de la fuerza letal, continúan sin ser perturbados. Esta violencia es un componente clave en la capacidad de Israel para mantener su control violento sobre millones de palestinos en los últimos 50 años o más”, concluyó la ONG.

 Leer: Miles de palestinos protestan en la frontera de Gaza con Israel, un muerto

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba