Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Irán publica confesiones de académicos condenados por espiar para Israel

Dr. Ahmadreza Djalali, un académico iraní [Toyin Aimakhu/Facebook]

La televisión estatal iraní informó el domingo por la noche de la existencia de lo que denominó “confesiones” por parte de un profesor universitario iraní condenado a muerte tras ser declarado culpable de espiar para los servicios de inteligencia exterior israelíes, el Mossad.


En un video de 17 minutos de duración preparado por la agencia de contrainteligencia del Ministerio de Inteligencia iraní, el Dr. Ahmad Reza Jalali aparece confirmando que trabajó con una agencia de inteligencia extranjera mientras estudiaba en Europa.


El vídeo incluye, en forma de clips, una "entrevista" con Jalali filmada en un corredor. La misma se interrumpe en ocasiones para mostrar material de archivo acompañado de una voz en off que asegura que el Mossad reclutó a este médico, al que en otro momento del vídeo describe como un "traidor".

Leer: Condenado a muerte un académico iraní por espiar para Israel

Jalali dice en el video que "ofreció a interlocutores extranjeros información sobre dos asesinatos ocurridos en el marco de una serie de crímenes que tuvieron lugar en Teherán entre 2010 y 2012, en el apogeo de la crisis internacional por el programa nuclear de Irán, y en los que murieron diversas personalidades".
Jalali es un "profesor universitario reconocido" y "experto en medicina de emergencia", que "recibió su educación y estudió en Suecia, Bélgica e Italia" y fue arrestado en abril de 2016 durante una visita personal a Irán.

Los medios de comunicación iraníes han informado de que el fiscal general de Teherán, Abbas Jafari Dolatabadi, explicó en una entrevista: “Hemos emitido esta sentencia de muerte contra un agente del Mossad que una de las operaciones que llevó a cabo fue proporcionar a agentes de inteligencia del Mossad información sobre alrededor de 30 personas. Entre las mismas se incluyen expertos investigadores, militares y nucleares, incluidos Shahidan Shahriari y Ali Mohammadi, que llevaron a su asesinato y martirio”.


Abadi añadió: "el espía dijo que la muerte de estos mártires nucleares provocaron un gran sufrimiento en él por razones de conciencia”. También explicó que se había encontrado, en distintas ocasiones, con más de ocho agentes del Mossad a los que había proporcionado información sobre actividades en centros militares y sobre la Organización de la Energía Atómica iraní. Y habría ofrecido otros detalles como la recepción de dinero y su intención de obtener el permiso de residencia en Suecia.

Categorías
IránIsraelNoticiasOriente MedioRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines