Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Simulacro militar turco en la frontera con Irak

Turquía dejó clara ayer martes su oposición al referéndum de independencia kurdo en el norte de Irak, entrenando cañones y lanzacohetes a través de la frontera sur. Además aseguró que la ruptura territorial de sus vecinos podría llevar a un conflicto global
Mapa de Oriente Próximo y Tuquía ( foto de archivo)

El ministro de Defensa, Nurettin Canikli, dijo en Ankara que la votación del próximo lunes representa un riesgo importante y que Turquía tomaría “todos las medidas” necesarias para frustrar cualquier medida similar en el sureste de su país, de mayoría kurda.

Las autoridades kurdo-iraquíes han desafiado la creciente presión internacional para cancelar la votación del referéndum pro-independencia, lo que los vecinos de Irak temen que alimentará el malestar entre sus propias poblaciones kurdas. Los aliados occidentales dicen que podría desviar la atención de la lucha contra el Estado islámico.

“Un cambio que significaría la violación de la integridad territorial de Irak representa un gran riesgo para Turquía”, dijo Canikli. “La perturbación de la integridad territorial de Irak y de Siria encenderá un conflicto global muy grande sin un final claro”.

Los kurdos del norte de Siria, como los de Irak, han capitalizado la agitación en ambos países para consolidar un importante grado de autonomía. Washington ha apoyado a combatientes kurdo-sirios que luchan contra el Estado islámico, a pesar de las protestas turcas.

Leer: El referéndum kurdo no tendrá legitimidad internacional

Tropas turcas pasaron el martes por la frontera sur y apuntaron sus armas al norte de Irak, dirigido por los kurdos.

Los tanques y lanzacohetes montados en vehículos blindados se acercaban a la frontera iraquí, a unos 2 kilómetros de distancia. Las excavadoras mecánicas destruyeron los campos agrícolas para que el ejército se estableciera posiciones claves para el combate.

El simulacro militar durará hasta el 26 de septiembre, según dijeron fuentes militares turcas, un día después del referéndum previsto.

Fuentes de Reuters  reportaron información sobre vehículos blindados portadores de  armas pesadas y soldados en posiciones estratégicas apuntando con sus armas mirando a través de la frontera. Un generador y antena parabólica se podían ver en un lugar.

La manifestación de fuerza refleja la escala de preocupación en Turquía, que tiene la población kurda más grande de la región. La votación podría envalentonar al proscrito PKK kurdo que lleva a cabo una insurgencia en el sureste de Turquía desde 1984.

La fuerza aérea turca ha atacado frecuentemente a las unidades del PKK que operan desde las montañas del norte de Irak y los destacamentos limitados de la infantería turca han hecho incursiones a través de la frontera en el pasado.

Turquía también se ve a sí misma como protectora de la minoría étnica turkmena de Irak, con especial preocupación por Kirkuk, donde los kurdos han extendido su control desde que se apoderó de la ciudad petrolera cuando el Estado islámico aplastó a las fuerzas iraquíes en 2014.

La policía se desplegó durante la noche en Kirkuk para prevenir cualquier brote de violencia étnica, según dijeron los residentes.

El enfrentamiento ha golpeado la lira turca, que se debilitó más allá de 3,5 por dólar el martes por primera vez en cuatro semanas.

“La creciente tensión antes del referéndum en el norte de Irak continúa afectando negativamente a la lira”, dijo Enver Erkan, subdirector de Kapital FX Research.

El comercio transfronterizo, sin embargo, parece no verse afectado. A pesar de las maniobras militares cercanas, una línea de tráfico kilométrica, en su mayoría camiones y trailers, hizo cola para entrar en Irak en la entrada fronteriza de Habour. Los fuertes lazos económicos de Turquía con el Gobierno Regional Kurdo (KRG) pesarán sobre cualquier respuesta de Ankara. El KRG bombea cientos de miles de barriles de petróleo cada día a través de Turquía y ha aprobado planes para que la petrolera rusa Rosneft invierta en gasoductos para exportar gas a Turquía y Europa.

Leer: Mela Bahtiyar insta al gobierno a posponer el referéndum kurdo

Los ejercicios militares se produjeron cuando Turquía, el gobierno central de Bagdad y su vecino, Irán, intensificaron las protestas y las advertencias sobre el referéndum de la independencia en la región semi-autónoma kurda del norte de Irak.

Estados Unidos y otros países occidentales también han expresado su preocupación y pidieron al líder kurdo-iraquí Massoud Barzani que cancele la votación, citando temores de que el referéndum pueda distraer la atención de la lucha contra los militantes del Estado islámico.

Turquía presentó el viernes una reunión de gabinete y una sesión de su Consejo de Seguridad Nacional para considerar posibles acciones.

Categorías
Europa y RusiaIrakNoticiasOriente MedioRegiónTurquía