Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La crisis de electricidad amenaza los servicios sanitarios y de agua en Gaza

La crisis de suministro de electricidad en la Franja de Gaza, que a veces llega a durar 21 horas al día, está teniendo repercusiones en el suministro de agua y saneamiento.
Los niños de Rafah, Gaza, estudian sin electricidad y usan velas para iluminarse debido a la crisis eléctrica en la Franja [foto de archivo]

La crisis de suministro de electricidad en la Franja de Gaza, que a veces llega a durar 21 horas al día, está teniendo repercusiones en el suministro de agua y saneamiento. Ello implica un aumento del sufrimiento y padecimiento de la ciudadanía palestina con el aumento de las olas de calor que se producen en verano.

En una entrevista con Quds Press, Hossam Mustafa, 42 años, que vive en el barrio de Sabra en la ciudad de Gaza, se quejaba de la falta de suministro a su casa desde hace un mes, con excepción de una o dos ocasiones, afirmando que “la situación es extremadamente dura”.

Mustafa añadió también: “Es inconcebible que la casa se quede sin agua durante más de una semana y tengamos que comprar agua y transportarla en los tanques.”

Leer: Oxfam: “La crisis de electricidad en Gaza es un castigo colectivo que ha de terminar inmediatamente”

Mientras, siguen aumentando los llamamientos en las calles de Gaza exigiendo a los organismos oficiales de la franja que encuentren soluciones apropiadas a las crisis de electricidad, agua y saneamiento.

Por su parte, el director general de Agua y Saneamiento en el ayuntamiento, Maher Salem señalaba en un comunicado de prensa emitido el miércoles que las instalaciones municipales esenciales de agua como los pozos, el alcantarillado, y la planta central de saneamiento necesitan un suministro constante de electricidad para poder realizar sus cometidos de extraer agua de los pozos, tratar las aguas residuales, y que sea operativa la planta central de saneamiento situada al sur de la ciudad.

Leer: Empujando a Gaza al suicidio: las políticas de la humillación.

El directivo palestino señaló que el ayuntamiento ha intentado reducir el impacto de la crisis utilizando generadores eléctricos para suministrar electricidad a estas instalaciones, pero que esta medida es insuficiente para suplir las necesidades de electricidad, ya que no se puede operar de forma constante durante todo el día y necesita de grandes cantidades de combustible diésel y de un continuo mantenimiento de los dispositivos mecánicos por causa de su intenso funcionamiento.

Afirmó igualmente que la cantidad de agua extraída de los pozos del municipio durante el mes de julio pasado alcanzó el mismo volumen que el extraído durante el mismo período del año pasado, pero que la crisis de suministro de electricidad ha provocado la falta de suministro de agua en los hogares, especialmente en los bloques de varios pisos, y en aquellas zonas situadas a más altitud que necesitan de bombeo de agua.

Categorías
NoticiasOriente MedioPalestinaRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba