Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Oxfam: “La crisis de electricidad en Gaza es un castigo colectivo que ha de terminar inmediatamente”

El responsable de la ONG señaló que el bloqueo terrestre, marítimo y aéreo que ha cumplido hoy su decimoprimer año, no hace sino agravar el problema

La organización Oxfam ha descrito la crisis de electricidad en la Franja de Gaza como un acto ilegal de castigo contra todo un pueblo, y ha incidido en la urgente necesidad de poner  fin a esta crisis.

La Fundación ha dicho en un comunicado de prensa el domingo que “cuatro meses después del comienzo de la crisis de la electricidad, el petróleo, la asistencia sanitaria y los salarios en Gaza, sus habitantes se están ahogando en otra verdadera catástrofe”.

Añadió que el impacto de esta crisis sobre el acceso de la población a los servicios básicos de saneamiento  –como el agua corriente y el tratamiento de las aguas residuales – es peor que el producido por la guerra de Gaza en el año 2014.

Leer: Empujando a Gaza al suicidio: las políticas de la humillación.

El director de la citada fundación en los territorios palestinos ocupados, Chris Ijikmanz, dijo que “la crisis eléctrica en Gaza es una acción de castigo ilegal llevada a cabo contra todo un pueblo que debe terminar de inmediato”. Para a continuación añadir que la Autoridad Nacional Palestina e Israel cargan con la responsabilidad de la situación de los palestinos en Gaza, a la vez que hizo un llamamiento a evitar utilizar a estos ciudadanos como herramienta de negociación por parte de los distintos bandos.

También afirmó Ijikmanz que los palestinos de Gaza soportan mucho sufrimiento y violaciones de sus derechos producidos por el bloqueo, y ha exigido a las partes el reabastecimiento del combustible y el suministro de electricidad a la Franja de Gaza de forma urgente.

Ijikmanz hizo también hincapié en la necesidad de “acabar con esta crisis ahora y socorrer a los habitantes asediados, expuestos ahora de forma intensa a la propagación de enfermedades particulares debido a la casi inexistencia de los servicios sanitarios producida por los cortes de electricidad”.

Ijikmanz explicó que todas las plantas de tratamiento de aguas residuales en Gaza están ahora fuera de funcionamiento, y que de hecho el 50% de estas estaciones no funcionan desde la guerra en la Franja de Gaza en 2014, y que si ya en el mes de agosto del año 2014 novecientas mil personas no podían acceder a los servicios de agua potable y al tratamiento de sus aguas residuales, hoy ese número ha aumentado a dos millones de personas.

Ijikmanz afirmó que los residentes de la Franja de Gaza no disfrutan ahora más que de dos horas de electricidad al día cuando el 80%  de los mismos disfrutaban de cuatro horas de electricidad al día después de la última guerra.

También dijo que “tras el bombardeo de la única estación de producción de electricidad en Gaza en 2006, y la drástica reducción del suministro de electricidad, los hogares y las empresas no reciben más que ocho horas de electricidad al día.”

El responsable de la ONG señaló que el bloqueo terrestre, marítimo y aéreo que ha cumplido hoy su decimoprimer año, no hace sino agravar el problema, y aclaró que la decisión de Israel de recortar el suministro de electricidad a Gaza en un 40%, a petición de la Autoridad Nacional Palestina, ha provocado el agravamiento de este problema y una reducción del suministro a unas dos horas de electricidad diarias.

Leer: Un chico paralítico de Gaza, en riesgo de muerte por los cortes de electricidad

Y añadió el director de Oxfam, “incluso sin cohetes y bombas los palestinos de Gaza se enfrentan a una situación de emergencia humanitaria, y es una vergüenza tanto el permitir que esta crisis haya llegado a este nivel como las restricciones a los dos millones de personas que se asfixian bajo este bloqueo ilegal”, y explicó que todos los proyectos de su organización han sido afectados de forma significativa por los cortes de energía.

Categorías
NoticiasOriente MedioPalestinaRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba