Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel expulsa a un grupo de activistas sudafricanos cristianos

Los partidarios esperan a la activista sudafricana Leigh Ann Naidoo, que estaba a bordo del Zaytouna, que partió hacia Gaza, en el aeropuerto internacional de OR Tambo, en Johannesburgo, Sudáfrica, el 7 de octubre de 2016. Trece mujeres activistas se dirigen a su país tras ser deportadas por Israel. Su intento de romper el bloqueo de Gaza.

Un gran número de cristianos sudafricanos están siendo deportados de Israel por ser críticos con la ocupación israelí de los territorios palestinos, después de que una delegación del Consejo de Iglesias de Sudáfrica (SACC), que acaba de regresar de Palestina, haya criticado fuertemente la ocupación.

Durante la última década, aproximadamente a 20 activistas sudafricanos y voluntarios de varias organizaciones religiosas se les ha negado la entrada a Israel, siendo sometidos a inspecciones corporales y teniendo que permanecer detenidos durante horas antes de ser deportados – pudiendo recibir poca o ninguna asistencia de la Embajada de Sudáfrica en Tel Aviv.

Entre los deportados figuran personajes de renombre internacional como el arzobispo Desmond Tutu y el juez Richard Goldstein, jefe de la misión de investigación de Naciones Unidas que investigaba las violaciones de derechos humanos en el marco del derecho internacional perpetradas en los territorios palestinos en relación con la guerra de Gaza de 2008-2009.

Gadija Davids, periodista de Radio 786, que estaba cubriendo las noticias sobre la Flotilla de la Libertad en 2010, acción con la que se pretendía romper el bloqueo israelí en la Franja de Gaza fue detenida contra su voluntad en una prisión israelí y asaltada e interrogada al tiempo que se le denegó el acceso consular y a un representante legal.

Más recientemente, en los últimos meses, se ha negado la entrada a Israel a un número creciente de voluntarios cristianos con el Programa de Acompañamiento Ecuménico en Israel / Palestina (EAPPI), incluyendo a Siphesihle Dlungwane que recientemente se vio forzado a regresar a Sudáfrica tras ser deportado.

Leer:El vicepresidente de Sudáfrica inicia un huelga de hambre de 24 horas en solidaridad con los presos palestinos

Mientras tanto, la delegación del Consejo de Iglesias de Sudáfrica (SACC), que regresó la semana pasada de una visita a Israel-Palestina, lanzó una declaración particularmente dura, reprobando la ocupación israelí y acusando a Israel de ser un Estado de apartheid.

"En base a la información que tenemos ante nosotros, está claro que Israel está estructurado de manera que encaja e incluso supera ser un Estado de apartheid, que sustrae a los palestinos su ciudadanía y los trata de una manera discriminatoria", según el SACC.

El SACC declaró en un comunicado:

Con nuestra propia experiencia del apartheid que sufrimos en Sudáfrica, el cual fue reconocido por el mundo entero como tal y condenado como un crimen contra la humanidad, somos conscientes de que la situación en la que viven los palestinos es incluso peor que la que nosotros vivimos”.

"Nos preocupa que el mundo que condenó el apartheid haya cerrado los ojos ante el dolor y el sufrimiento de los palestinos".

La delegación de nueve líderes de la iglesia, encabezada por el Presidente del SACC, el Obispo Zipho Siwa, visitó Tel Aviv y Nazaret en Israel, y Hebrón, Jerusalén Este y Belén en Cisjordania, que lleva ocupada desde 1967.

"Nos negamos a tolerar el hecho de que los palestinos hayan estado ocupados durante cincuenta años sin que haya habido ningún signo de poner fin a esta ocupación", declaró el SACC.

Condenamos firmemente esta ilegal e injusta ocupación de la tierra palestina, la violación de sus derechos y la dignidad humana, la destrucción de sus fuentes de vida y la demolición de sus casas y propiedades”.

La delegación declaró además que rechazaba el muro de segregación en Cisjordania, ya que causa la división artificial de territorio y aleja a los palestinos de sus propiedades, privándoles en ocasiones del acceso a las mismas.

Leer: La solidaridad internacional fue determinante para traer la libertad a Sudáfrica y lo será para conseguirla en Palestina”

El bloqueo israelí contra la Franja de Gaza también fue condenado, y el SACC declaró que el territorio costero se había convertido en "la mayor prisión del mundo".

"A medida que experimentamos el apartheid, no queremos que otra gente, y definitivamente no aquellos que viven en Tierra Santa, no dispongan de sus derechos fundamentales debido a factores políticos o culturales externos", declaró el SACC

"Nos preguntamos si la respuesta definitiva no es un solo Estado no racista y laico donde la raza, la etnia y la fe de una persona no determinen el valor humano y la ciudadanía del individuo, y donde todos pueden profesar una religión libremente apreciando la diversidad cultural que enriquece a la sociedad ", concluyó la declaración del SACC.

Extraído de la Agencia Africana de Noticias

Leer: Basta de miedos: sólo un único Estado secular y democrático es posible en Israel-Palestina

 

 

Categorías
ÁfricaIsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegiónSudáfrica

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines