Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

La hambruna sin precedentes del Cuerno de África empuja a los bancos de desarrollo a dar un paso adelante

Una familia de refugiados en uno de los campos de Oxfam para refugiados por la hambruna en el cuerno de África (Oxfam)

Con un récord de 26,5 millones de personas pasando hambre en el Cuerno de África, los bancos de desarrollo están aumentando su financiación humanitaria para llenar la brecha dejada por los donantes tradicionales, dijo el martes una misión humanitaria de alto nivel desplazada en la zona.

Las raciones de alimentos para 7,8 millones de etíopes se agotarán en julio debido a la escasez de fondos, mientras que la vecina Somalia está al borde de su segunda hambruna en seis años.

En una medida sin precedentes, el Banco Mundial dará 50 millones de dólares al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación para distribuir en Somalia alimentos, agua y dinero en efectivo.

“Estamos demostrando no sólo que tenemos en cuenta el tipo de presión a la que Somalia se enfrenta, sino también la importancia de que los actores humanitarios y de desarrollo trabajen juntos”, dijo Mahmoud Mohieldin, un alto funcionario del Banco Mundial.

La reiterada ausencia de lluvia ha llevado a que se produzcan grandes pérdidas de cosechas, perjudicando a los agricultores y ganaderos de la región, muchos de los cuales tienen hambre y están en movimiento en busca de pastoreo, agua y trabajo.

Leer: La diáspora somalí alerta de la hambruna que asola su país

El Banco Africano de Desarrollo (BAD) también ha anunciado 1.100 millones de dólares para combatir la sequía en seis países, principalmente en el Cuerno de África.

Funcionarios de la ONU, del Banco Mundial, del BAD y de la Unión Africana celebraron una conferencia de prensa en Nairobi después de reunirse con personas desplazadas en la región somalí de Etiopía y en la región de Gedo en Somalia.

Etiopía enfrenta las mayores necesidades, donde se prevé que el problema aumentará debido a las malas lluvias de primavera, y en Sudán del Sur, donde 5,5 millones de personas sufren falta de alimentos, con algunas zonas ya en situación de hambruna, según la ONU.

“Tenemos la mayor crisis de inseguridad alimentaria y de desplazados que esta región ha enfrentado”, dijo Dirk-Jan Omtzigt, analista de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU en Nairobi.

Dijo que el número de refugiados y solicitantes de asilo en África oriental casi se ha triplicado a 4,3 millones desde 2011, impulsados por los conflictos, el cambio climático y crisis económicas como la caída de los precios del ganado durante la sequía.

En una “Gran Negociación”, llevada a cabo en la Cumbre Humanitaria Mundial del año pasado, los donantes prometieron hacer más flexibles sus fondos para responder a las crecientes crisis humanitarias en todo el mundo.

El Banco Mundial ha comenzado a financiar a grupos humanitarios para prestar ayuda en países como Somalia y Yemen, donde se necesita una respuesta rápida, pero el conflicto ha debilitado la capacidad de los gobiernos para llegar a las poblaciones necesitadas, dijo Mohieldin.

Leer: Recordando Somalia: armas, pobreza y hospitalidad

Categorías
ÁfricaNoticiasOrganizaciones InternacionalesRegiónSomaliaSudánSudán del SurUNYemen