Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Amardín (Pasta de albaricoque), sandía, ensalada halloumi y pescado.

El amardín, una bebida elaborada a base de albaricoques deshidratados, es fundamental en Ramadán. El amardín es básicamente una lámina dulce de fruta producida en Siria y exportada a todo el mundo.

Esta bebida es muy fácil de hacer, pero necesita ser planificada con antelación porque hay que dejarla un rato a remojo. Una vez escurrida, hay que cocerla, enfriarla y disfrutarla… así de fácil es. Si quieres ser un poco caprichoso, puedes espolvorear por encima algunas nueces para darle un toque crujiente.

Lo siguiente es mi sandía y la ensalada halloumi a la parrilla. Esta es mi propia creación y una auténtica oda a los aperitivos tradicionales de Palestina: sandía y queso fresco, habitualmente nablusi o akkawi. Actualmente, vemos sandía y ensaladas de queso feta en el menú de los restaurantes, pero hay algo en tener un queso sabroso más que una crema con sandía que me atrae más. Esta es la perfecta ensalada de verano: es refrescante, apetitosa y cualquiera a quien se la des a probar te pedirá más!

Finalmente, hemos horneado un pescado blanco con patatas y cebolla. He decidido usar todas las especias de Oriente Medio que se usan habitualmente con el pescado para hacer una deliciosa salsa marinera que pegue con cualquier cosa.

He elegido besugo como pescado porque es lo que mi pescadero tenía fresco del día, pero cualquier pescado blanco fresco sirve igual. Asegúrate de que tu pescadero te deje el pescado limpio y sin vísceras, esto te hará el trabajo diez veces más fácil.

Este plato es bueno para Ramadán porque es fresco y alegre y no requiere mucho trabajo. Además, es fácil de hacer para grupos grandes o pequeños de comensales, y es uno de esos platos que simplemente dejas en el horno y te olvidas de él.

Sírvelo con la ensalada y a disfrutar!

****Para asegurarte de que el pescado te sale lo más sabroso posible, haz que se cocinen los dos lados del mismo y cuando lo cubras con la salsa, asegúrate de que ésta impregne el pescado tanto por dentro como por fuera, así como que penetre en cada corte.

Elegí utilizar las patatas para este plato porque son un placer para los comensales y siempre están a mano, pero puedes utilizar la verdura que más te guste o incluso olvidarte de las verduras y servirlo con un tabbouleh o con cualquier otra ensalada.

Amardín

  • 1 paquete de amardín, cortado en cuadrados y dejado a remojar al menos 8 horas o durante toda la noche con agua suficiente como para que la cubra.
  • 500 ml de agua (o al gusto)
  • Almendras para decorar
  1. Batir las láminas de amardín remojadas hasta que se vuelva una mezcla suave y homogénea.
  2. Calentarlo a fuego lento hasta que hierva, asegurándose de ir removiendo de vez en cuando
  3. Quitar del fuego y dejar enfriar
  4. Añadir 500 ml. de agua o cantidad al gusto, dependiendo del tipo de amardín que tengas, algunos son más dulces que otros. Añadir agua hasta alcanzar la consistencia y la dulzura deseadas. Dejar enfriar hasta la hora de servir.
  5. Servir en vasos y cubrir con almendras o frutos secos a tu elección, y !a disfrutar!

Sandía y ensalada halloumi al horno

  • 250g de queso halloumi, en cubos
  • 2 vasos de sandía cortada en cubos
  • 400 g de hojas de espinaca fresca
  • ½ taza de cebollas cortadas en trozos
  • ½ taza de hierbabuena cortada
  • ⅓ de vaso de zumo de limón
  • ½ vaso de aceite de oliva
  •  Sal marina al gusto
  1. En un plato de servir, colocar la espinaca, la sandía, la cebolla y la hierbabuena.
  2. Impregna una bandeja de horno o una sartén con aceite de oliva y dejar el queso Una vez tostado, darle la vuelta hasta que se dore el otro lado.
  3. Reparte el queso por la ensalada.
  4. Espolvorear con aceite de oliva, zumo de limón, sal y a disfrutar!

 

Pescado al horno

Salsa:

  • 2 chiles
  • 4 dientes de ajo
  • 1 manojo de perejil
  • 1 cucharadilla de limón rallado
  • ½ taza de zumo de limón
  • ½ taza de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de cilantro
  • 3 cucharadas de comino
  • Sal y pimienta

 

Pescado

  • 3 besugos (o cualquier tipo de pescado blanco)
  • 3 patatas, cortadas en láminas finas
  • 2 cebollas, cortadas en láminas finas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva para regar por encima
  • 2 cucharadas de comino
  • 2 cucharadas de cilantro
  • 1 limón cortado en láminas finas

 

  1. Poner todos los ingredientes de la salsa, excepto el aceite de oliva, en un robot de cocina y al ataque. Según estás manos a la obra, poco a poco ve añadiendo el aceite de oliva hasta formar una pasta. Dejar a un lado.
  2. Poner las patatas y la mayoría de las cebollas en una bandeja de hornear y cubrirlo todo con la salsa, el cilantro, el comino, la sal y la pimienta. Distribuir también en el fondo de la bandeja.
  3. Asegúrate de que tu pescado está limpio, destripado y partido en dos por el medio. Pon algo de salsa dentro del pescado, junto a algunas láminas de limón y echa algo de la salsa por fuera del pescado también, asegurándote de que penetra por los huecos del mismo.
  4. Pon el pescado encima de las patatas, riégalo con aceite de oliva y cúbrelo con papel de aluminio. Mételo en la nevera al menos una hora para que coja el sabor del adobo.
  5. Hornear a 180ºC durante unos 20 minutos, o hasta que el pescado y las patatas estén cocinados. Luego quita el papel de aluminio y déjalo un poco hasta que la piel se ponga crujiente. !A disfrutar!
Categorías
Sírvase Usted MismoVideos y Fotos Historias